Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro años de interinidad

Los recortes y la falta de personal reducen la actividad del CES - El Ejecutivo hace caso omiso de los cambios que se le han solicitado

El Ejecutivo ha hecho poco caso al CES en los últimos años. Los ajustes presupuestarios han provocado que el órgano consultivo en materia económica y social de la Comunidad Autónoma haya reducido su actividad a la mínima expresión. Antes se encargaba de realizar barómetros de opinión sobre asuntos de interés, informes mensuales de coyuntura, estudios monográficos, dictámenes y los informes anuales. Ante la falta de fondos y de personal el CES ha reducido su actividad a la elaboración del informe anual sobre la situación económica, social y laboral de Canarias. La emisión de informes sobre leyes del Ejecutivo también se ha visto reducida de forma significativa.

Pero lo que más critican los miembros consultados del CES es la interinidad con la que funciona el órgano desde hace varios años. Fernando Redondo lleva más de cuatro años desde que expiró su mandato y tanto las organizaciones empresariales como las sindicales han comunicado al Gobierno cambios en sus representantes y hasta el momento el Ejecutivo ha sido incapaz de publicarlos en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), lo que supone que hay varios miembros del CES que ya no representan a las organizaciones de las que formaban parte y siguen figurando como parte del pleno.

Esta apatía del Ejecutivo a la hora de ratificar a los nuevos miembros del pleno del CES hace creer a las fuentes consultadas del organismo que el actual Gabinete de Fernando Clavijo pretende cambiar los dos puestos a los que tiene derecho para designar a un nuevo presidente en sustitución de Fernando Redondo, que quiere irse pero, a la vez, sigue teniendo el respaldo de empresarios y sindicatos, que conforman la mayoría del pleno.

Fuentes cercanas al CES advierten que el Gobierno no puede imponer unilateralmente a un nuevo presidente porque es el pleno del órgano el competente para los nombramientos, lo que supone que el Ejecutivo tendrá que negociar si quiere sustituir a Redondo en la presidencia.

Compartir el artículo

stats