Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IU descarta ya la ayuda de Nueva Canarias

El escaño de NC no aporta a la formación de Alberto Garzón el porcentaje de votos necesario para formar grupo parlamentario en el Congreso

Izquierda Unida ha descartado por completo la posibilidad de contar con el apoyo del diputado electo por Las Palmas Pedro Quevedo para completar el número de diputados que necesita para formar un grupo parlamentario propio en el Congreso. La formación de izquierdas, que sólo ha logrado dos diputados, ambos por Madrid, agradece la disposición del diputado canario y de su formación política, Nueva Canarias, pero asegura que "no nos sirve esta opción porque no nos aporta el porcentaje de voto que necesitamos para alcanzar el 5 % que establece el Reglamento del Congreso", según explicó ayer José Luis Centella, uno de los responsables de las negociaciones.

La posibilidad de que Quevedo, electo como número dos en la lista del PSOE por Las Palmas, pudiera integrarse inicialmente en un grupo junto a los dos diputados de IU, Alberto Garzón y Sol Sánchez, surgió como hipótesis la semana pasada tras el anunció de esta formación de intentar mantenerlo mediante el préstamo temporal de algunos diputados de otras formaciones. Pese a que en un primer momento algunos dirigentes de IU pensaran para ello en la diputada electa de CC, Ana Oramas, la formación nunca llegó a plantearlo seriamente al considerar que las discrepancias ideológicas profundas con CC pesaban más que la buena sintonía personal con la diputada tinerfeña. Con Quevedo la afinidad política es mucho mayor pero IU ha desechado definitivamente el acuerdo por inoperante.

Alberto Garzón explicó ayer que continúa sus contactos con todos los partidos que supuestamente van a estar representados en la Mesa del Congreso porque de su interpretación del Reglamento va a depender que puedan lograr su objetivo. "Se necesita que haya pluralidad en el Parlamento y que se visualice el casi millón de votos que conseguimos en las urnas", afirmó. La alternativa más viable es la cesión o integración en la propia IU de los tres militantes de la formación que han sido electos en otras tantas circunscripciones dentro de las coaliciones o mareas con Podemos. Esto va a depender de que la formación de Pablo Iglesias pueda o no tener finalmente los cuatro grupos que desea conformar. Si lo logra, esa cesión de diputados a IU sería bastante improbable porque cada uno de esos grupos necesita el porcentaje de votos de cada uno de sus diputados.

En todo caso, todos los partidos están aún pendientes de la constitución del Congreso el próximo día 13 y la elección de su órgano de Gobierno. A partir de entonces, los partidos disponen de cinco días para constituir los grupos parlamentarios, y los diputados que no formen parte de ninguno de ellos quedarán integrados automáticamente en el Grupo Mixto. Quevedo se mantenía ayer dispuesto aún a "hablar y a escuchar a todo el mundo" , pero insistiendo en su objetivo final de pasarse al mixto de forma inmediata porque es en ahí donde él y su partido tendrán "una mayor visibilidad".

Pese a ir integrado en la lista electoral del PSOE "nuestra intención siempre ha sido la de no diluirnos con el grupo socialista, y eso lo mantenemos", subrayó. Con todo, tratando de evitar que se interprete como una desconsideración, asegura que "escucharemos si el PSOE tiene alguna propuesta que hacer y decidiremos en consecuencia".

El interés de Quevedo de que IU obtuviera grupo propio estriba en restar efectivos al Grupo Mixto para obtener así mayor dotación económica del reparto que se hace por grupo, y disponer de más tiempo en los debates parlamentarios. En estos momentos, además de los dos diputados de IU, Quevedo y Oramas, completarían el Mixto los dos parlamentarios de Bildu, los tres que han ido en coalición con el PP en distintos territorios (dos de UPN en Navarra, y uno de Foro en Asturias), y el comisionista diputado electo por Segovia Pedro Gómez de la Serna que el PP ha expulsado del partido.

Con todo, desde NC se considera que hay muchas probabilidades de que haya nuevas elecciones por el actual bloqueo político.

Compartir el artículo

stats