Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Melodie Mendoza: "No me gustaría morir sin ver a una mujer como presidenta de España"

La diputada regional por de la Agrupación Socialista Gomera señala que el Parlamento de Canarias, en esta legislatura, es bastante paritario

Los sillones del poder siguen dominados por los hombres ¿qué opinión le merece?

Me parece del todo injusto, pero no por una cuestión de cuotas, sino porque creo firmemente que se pierden muchos buenos valores y capacidades. No se puede negar lo innegable: Las mujeres tenemos que seguir luchando para conseguir la igualdad que merecemos. Por suerte el Parlamento de Canarias en esta legislatura es bastante paritario.

¿Por qué decidió dar el paso de presentarse a diputada?

Muchos nos quejamos de la realidad política y pocos llegamos a implicarnos socialmente. Esta reflexión me llevó a aceptar la posibilidad de formar parte de un proyecto nuevo e ilusionante para mi isla y para Canarias como es la Agrupación Socialista Gomera. Estamos en un momento en el que se requiere combinar experiencia y savia joven porque asistimos a la construcción de un nuevo modelo social.

Es la mujer más joven del Parlamento ¿le tratan con mimo?

Si por mimos entendemos un buen trato, me siento muy bien tratada por todos mis compañeros. Sin embargo, esto no me quita ni una sola responsabilidad, ni marca diferencias con el resto de diputados. Al contrario, como pertenezco a un grupo pequeño se multiplican mis tareas.

¿Se cuestiona más la cualificación de una mujer con cargo público o responsabilidad alta en el sector privado?

Desgraciadamente, la mujer sigue teniendo que demostrar su valía mucho más que un hombre tanto en lo público como lo privado. Es cierto que los partidos políticos han evolucionado y hoy se están imponiendo las populares listas cremallera, con las que se trata de dar mayor participación a las mujeres, eso es un avance, pues nos permite tener más oportunidades.

¿Están más vigiladas las decisiones adoptadas por mujeres al frente de instituciones?

No creo, pero sí es cierto que los juicios de valor son diferentes. Una mujer suele estar más cuestionada.

¿Algún día habrá una mujer presidenta del Gobierno de Canarias? ¿Y en España?

No me gustaría morir sin que esta buena idea se haya hecho realidad.

¿Tardará mucho en que una mujer alcance estos puestos?

La verdad es que ha habido grandes avances y las mujeres cada vez tenemos más oportunidades, pero sigue existiendo obstáculos. Aún así, me gusta pensar que no tardará mucho en llegar ese día.

La sociedad percibe que mujeres como Esperanza Aguirre o Angela Merkel tienen un carácter autoritario, pero no se cuestiona tanto la personalidad de otros políticos varones ¿tiene esa sensación?

Tradicionalmente se ha asignado a la mujer un rol más sensible y al mismo tiempo se ha inculcado que dejar al descubierto nuestra sensibilidad equivale a debilidad. El resultado es que muchas veces las mujeres nos vemos obligadas a adoptar una personalidad que realmente no se corresponde al 100% con nuestro verdadero yo. No creo que Angela Merkel sea tan fría y tan dura como se ha llegado a afirmar en los medios.

¿A qué tiene que renunciar una mujer si quiere dedicarse a la política que no se plantea un hombre?

Hoy en día no tenemos que renunciar a nada, pero sí está claro que la vida política obliga a muchos sacrificios familiares, tanto a hombres como a mujeres. Lo que pasa es que el cuidado de los hijos y el hogar están siempre más asociados a tareas femeninas. Por mucha igualdad que hayamos alcanzado, todavía son muchos los entornos en los que se habla de que el hombre debe ayudar en el hogar y no de que debe asumir el reparto igualitario de tareas.

¿La mujer tiene otra sensibilidad para gobernar o debe tenerla?

Somos distintas. La igualdad es una cuestión de derechos y capacidades, no de similitudes.

¿Ha notado sexismo en política?

Sí, pero tengo la suerte de trabajar en un grupo político que confía en mí y desde la Agrupación Socialista Gomera aportaré todo lo que esté en mi mano para cambiar esa realidad.

¿Renunciaría a un cargo público por responsabilidades familiares o personales?

Me lo plantearé cuando llegue el momento, pero sí, tengo claro cuáles son las prioridades en mi vida. Para mí, ningún cargo público o privado está por encima de la familia.

¿Qué opina de la participación equilibrada de mujeres y hombres en las listas electorales?

Que está mal y está bien. Mal, porque defiendo que se valore a las personas por sus capacidades, no por su sexo. Pero también está bien, porque la igualad real no existe. No partimos de la igualad de oportunidades y, por tanto, es necesario adoptar este tipo de medidas.

Por primera vez en el Parlamento de Canarias hay más mujeres (32) que hombres (28) ¿en qué se va a notar este avance en esta novena legislatura?

Existe equilibrio, pero los avances deben venir desde el trabajo realizado y sin tener en cuenta esta o aquella condición sexual.

Han tenido que pasar 32 años para que una mujer presida el Parlamento de Canarias ¿tarde?

Más vale tarde que nunca. Me parece triste que sea noticia, porque defiendo las capacidades. Sin embargo, me gusta que se resalte para que toda la sociedad se dé cuenta de que una mujer también puede presidir la primera institución de Canarias y hacerlo muy bien como lo está haciendo Carolina Darias.

Compartir el artículo

stats