Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Óscar López

"La gente no entiende que los partidos de la nueva política bloqueen el gobierno"

"En Canarias se demuestra que el PSOE es el único que puede hablar con partidos de distinto signo", asegura el portavoz del PSOE en el Senado

Óscar López, ayer durante la entrevista en la sede regional del PSOE.

Óscar López, ayer durante la entrevista en la sede regional del PSOE. J. C. GUERRA

¿Es optimista o pesimista sobre un acuerdo para formar gobierno?

No se trata de ser optimista ni pesimista sino de trabajar para que el cambio sea posible. A mí no me gustaría que mucha gente que ha votado cambio, sobre todo los que han votado por la llamada nueva política, acaben descubriendo que hay un bloqueo para que no haya gobierno por los partidos que dicen representar a esa nueva política.

Desde el 20-D se ha hablado mucho de líneas rojas y de posiciones maximalistas ¿El PSOE está cediendo mucho para que haya gobierno o son los demás los que no ceden nada?

No hay ni mayoría numérica ni mayoría ideológica, por lo que hacen falta acuerdos transversales, algo difícil porque no ha pasado nunca en la democracia española. Nosotros estamos negociando con varios partidos pero con unas premisas claras: que no íbamos a pactar nunca con el PP porque no sería cambio, que no vamos a pactar el Gobierno de España con los independentistas catalanes y que dábamos un paso al frente después de que Rajoy saliera corriendo. La mayoría de cambio ya se está viendo en el Congreso con las últimas votaciones sobre políticas concretas, por lo que las elecciones han cambiado el Parlamento pero el Parlamento no ha cambiado al Gobierno.

¿No cree que el PP está esperando a que se queme

El PP ha actuado como es Rajoy en estado puro, es decir, fumándose un puro en su casa mientras los demás trabajan. No creo que los ciudadanos vayan a premiar a un partido que está asediado por la corrupción y con un señor al frente que no hace nada y espera a que los problemas se resuelvan solos.

Las encuestas reflejan lo contrario, es decir, que el PP sigue teniendo ventaja si hubiese elecciones en junio.

Respeto las encuestas y los sondeos pero sí digo que cada vez es más difícil hacer encuestas en este país porque hay un cambio claro en las tendencias del electorado, es más volátil porque hay mucho voto que se decide a última hora. En todo caso las urnas dirán si es que vamos hacia elecciones, pero de lo que sí estoy seguro es que la mayoría de los ciudadanos quiere que haya un gobierno en España antes que acudir de nuevo a las urnas.

¿Se enfrenta el PSOE a una encrucijada con este panorama político y con el debate interno que se ha generado tras los resultados electorales?

El Partido Socialista es un partido vivo y con debate interno pero somos democráticos porque votan todos los militantes tanto al candidato, como al secretario general o al acuerdo con Ciudadanos. Las futuras decisiones dentro del partido las haremos también votando porque la democracia nos refuerza.

Otra cosa es cómo trasladar a la ciudadanía que se está haciendo lo posible para formar gobierno y evitar el desgaste interno que esto conlleva.

Desde luego lo que noto en la ciudadanía y lo que leo en las encuestas es que se ha reforzado la figura de Pedro Sánchez porque la gente ha entendido que ha dado un paso al frente, que ha sido valiente y que no ha renunciado a sus principios por intentar resolver una situación que no es fácil. No creo que la gente premie más a alguien como el señor Rajoy que sale huyendo y no es capaz de entenderse con nadie que alguien que se arremanga y se pone a trabajar sin renunciar a sus principios como es Pedro Sánchez.

¿Es más fácil llegar a un acuerdo con un partido de centro derecha que con uno de izquierdas con el que se tiene más coincidencias programáticas?

No, al revés. Lo que pasa es que es más fácil llegar a acuerdos con quien se queda sentado en la mesa para seguir trabajando que con quien se levanta. Dicho de otra forma, está claro que hay más puntos de coincidencia con Podemos que con Ciudadanos pero para llegar a acuerdos hay que negociar y Podemos se levantó de la mesa. Insisto en que ya la mayoría de cambio está funcionando en el Congreso con los votaciones que se han realizado hasta el momento.

Usted es portavoz de su partido en el Senado ¿hasta qué punto la mayoría absoluta del PP puede frenar la labor de un Gobierno de signo distinto con mayoría en el Congreso?

Ya hubo experiencia sobre eso entre 2008 y 2011 con el Gobierno de Zapatero y no fue obstáculo para que trabajara durante los cuatro años. Evidentemente si son cuestiones como la reforma de la Constitución sí hay que contar con el PP aunque no tenga mayoría absoluta en el Senado. La inmensa mayoría de las leyes normales las aprueba en última medida el Congreso.

Llevamos 40 años de democracia, señor López, y el Senado sigue sin reformarse ¿nos podemos creer que ahora sí se hará?

Lo que usted dice lo piensa mucha gente porque es verdad y por eso déjeme que le dé un argumento para intentar convencerle. Entre 2004 y 2011 el expresidente Zapatero planteó una reforma de la Constitución y el Senado entraba en los cambios propuestos. Sin embargo, el PP la paralizó porque nunca ha querido reformar la Carta Magna. Así que no nos engañemos: para poder reformar el Senado hace falta que el PP se convenza de que hay que cambiar la Constitución. Ahora no sólo lo pide el PSOE sino el resto de los partidos, por lo que crece la demanda política y social en tal sentido.

En Canarias el PSOE tiene experiencia de pacto con Podemos en las corporaciones locales pero, sin embargo, a nivel autonómico el acuerdo es con Coalición Canaria ¿cómo lo valora?

Tengo una valoración positiva porque el acuerdo del PSOE con CC ha evitado que los recortes impuestos por el PP sean mayores en Canarias. No creo que sea incompatible este pacto con las mayorías de cambio en ayuntamientos y cabildos. Desde luego respeto la autonomía del partido en Canarias y esas soluciones que se han encontrado son positivas porque a nivel nacional también somos los únicos que hablamos con partidos distintos.

¿No cree que perjudica al partido en las Islas la bicefalia existente porque el secretario general no está en el Gobierno?

Cuando toque el partido tomará las decisiones oportunas pero a la actual vicepresidenta la eligieron los militantes en primarias y eso es sagrado para el partido. Hay experiencias sobre este tipo de bicefalia y deben ser los militantes los que elijan en última instancia.

Compartir el artículo

stats