Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La desigualdad se incrusta en la sociedad

La pobreza está incrustada en la sociedad isleña. Se trata de un problema estructural que se mantiene al margen de los vaivenes de la actividad económica y así lo reflejan los expertos que han elaborado el informe por encargo del Gobierno regional. Canarias se enfrenta a tasas de pobreza superiores a la media, de las más elevadas en el mapa autonómico y, adicionalmente, es la región donde la desigualdad avanza con mayor intensidad durante la crisis, síntoma del panorama social que se concentra más en los tramos más bajos.

Además de las condiciones económicas y del mercado laboral, los hogares canarios cuentan con unas particularidades sociodemográficas que inciden en que los indicadores de pobreza y desigualdad se incrementen. Entre estos factores se encuentra la menor presencia relativa de hogares con personas de más de 65 años frente a un mayor peso de los jóvenes; la diferencia en los niveles formativos, con más presencia de sustentadores principales con pocos estudios; las altas tasas brutas de divorcios y la mayor presencia de mujeres solteras con hijos a su cargo o la mayor incidencia del desempleo en varios de los miembros del hogar en edad de trabajar.

Desde el punto de vista del impacto de la pobreza por islas, el estudio refleja que, a grandes rasgos, se observan tres patrones: las dos islas capitalinas y las no capitalinas, con notables diferencias entre las occidentales y las orientales. El aumento de la desigualdad se debe, además de al empobrecimiento de la clase media, a que el 10% más pobre ha visto empeorar su situación que, en el caso de Canarias, este patrón es más exagerado que en el resto del país.

En las Islas también se ha agudizado tanto la "feminización" como la "juvenilización" de la pobreza ante las elevadas tasas de paro que afectan a las mujeres y a los jóvenes. Junto a este indicador, los expertos también ponen el acento en el incremento de la pobreza infantil ya que la desigualdad ha crecido notablemente en aquellos hogares con menores dependientes. "España y por supuesto Canarias ha redescubierto la pobreza infantil, lo que reclama también acciones para mitigar los mecanismos de transmisión intergeneracional de la pobreza", afirman los autores del estudio.

No se olvida el informe del fenómeno surgido en los últimos años y es la llamada "pobreza laboral", es decir, la situación de aquellos hogares que, pese a contar con empleo, se mantienen en el umbral de la pobreza debido a la precariedad de los salarios. Por ello, el riesgo de pobreza no se adquiere sólo en función de la entrada y salida del mercado laboral, ya que también se puede estar trabajando con salarios que no dan para fin de mes.

Compartir el artículo

stats