Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La dirección regional de Podemos asegura que trabaja con el respaldo de Echenique

El partido tomará medidas "orgánicas y políticas" tras la dimisión del Consejo tinerfeño

Meri Pita.

Meri Pita. LP/DLP

La dirección regional de Podemos en Canarias rechaza las acusaciones vertidas contra sus responsables por el Consejo Ciudadano de Tenerife, que dimitió en bloque el pasado jueves, y asegura que tienen el apoyo de la dirección estatal porque siempre ha actuado conforme a los "procedimientos" con que se ha dotado el partido y en base a las reglas internas del juego que rigen en toda la organización. Tanto la secretaria general de Podemos Canarias, Meri Pita, como la secretaria de Organización, Conchi Moreno, destinatarias de las críticas de los dimisionarios en Tenerife, hablaron ayer con algunos de los máximos responsables estatales del partido, entre ellos con su número dos , Pablo Echenique, con quien han abierto un cauce de análisis y valoración interna sobre esas dimisiones, pero del que aseguran tener "pleno apoyo". "Echenique respalda todo lo que se haya hecho respetando los procedimientos aprobados por la organización en sus órganos correspondientes, que no son precisamente salir en la prensa", afirmó Moreno, quien reprocha a sus críticos la forma en cómo están gestionando este conflicto, según ella de cara a la opinión pública y sin plantearlo en los órganos internos. "Todo lo que tiene que ver con cuestiones organizativas las comunicamos inmediatamente al secretario de organización estatal y obviamente hemos comunicado esta situación. Hay una dimisión de un órgano y esto tiene que tener una respuesta orgánica y política siguiendo los procedimientos que tenemos", afirma Conchi Moreno. Señaló que la dirección regional y la estatal están ahora "en el momento de la valoración", y que "transmitiremos pronto las decisiones que haya que tomar con este tipo de declaraciones, que son muy duras", en relación a las acusaciones vertidas por Podemos Tenerife hacia Meri Pita y la secretaria de Organización regional.

En el escrito remitido a Echenique por los 14 miembros que dimitieron el jueves del Consejo Ciudadano de Tenerife, de los 18 que quedaban aún en ese órgano, se acusaba a las máximas responsables del partido en lslas de haber "desplegado una labor de invisibilidad y boicot de los órganos colegiados insulares", y de llevar a cabo un estilo de dirección "autoritario y arbitrario" hasta convertir el Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) en un "mero órgano" al que se informa de las resoluciones del Consejo estatal y de algunas decisiones que se adoptan en Canarias de forma "vertical y jerárquica".

Moreno reconoce que, esta nueva crisis perjudica aún más la imagen del partido ya dañada por los conflictos internos en distintos ámbitos de las Islas, entre ellos el que enfrentan en Gran Canaria al sector de Pita con el del Juan Manuel Brito, vicepresidente del cabildo, que no tienen un origen ideológico o estratégico respecto a los objetivos del Podemos, sino que son consecuencia de las circunstancias de nacimiento y crecimiento de la organización en un tiempo récord. "Somos una organización joven, abierta y al amparo de ello muchas personas se presentaron con muchas expectativas viniendo de diferentes sensibilidades y orígenes políticos", afirma esta dirigentes.

La clave, asegura, es que la tras su creación, el partido llevó a cabo una fase de primarias para los órganos internos "en un momento muy de inicio" que necesita tiempo ahora para "reasentarse".

Compartir el artículo

stats