Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Rosana

"Cada disco es un mundo aparte en el que manda lo que estoy viviendo"

"Me puse a componer y al contar las canciones llevaba 50", confiesa la cantante

"Cada disco es un mundo aparte en el que manda lo  que estoy viviendo"

"Cada disco es un mundo aparte en el que manda lo que estoy viviendo"

La cantante y compositora lanzaroteña Rosana Arbelo tiene en el mercado nuevo trabajo discográfico, En la memoria de la piel (Warner, 2016), su primera colección de nuevas canciones desde ¡Buenos días Mundo! (2011). La artista se encuentra estos días de promoción, y el próximo lunes 14 estará firmando discos en Carrefour Tenerife y el martes 15 en El Corte Inglés de Mesa y López, a partir de las 19.00 horas. En esta entrevista, Rosana descubre el fundamento de La memoria de la piel.

Han pasado cinco años sin tener canciones nuevas de Rosana desde el último álbum de estudio, ¡Buenos dias mundo! (2011) sin contar el homenaje coral en 8 Lunas (2013).

Lo que pasa es que con este último disco hicimos gira y como el promedio nuestro de gira es de dos años y medio, la secuencia con los últimos trabajos se ha mantenido.

La memoria en la piel tiene el sello característico de Rosana. Once temas elegidos entre unos 50 que se han compuesto en este tiempo.

La jugada es que cuando terminamos la gira de 8 Lunas a finales de junio del pasado año y nos volvimos a casa, me puse a componer desde julio hasta la primera semana de enero de este año, y ya fue cuando me dije que no tenía nada mñas que contar y decir, no salía nada diferente, empecé a contar las canciones que llevaba y era casi 50. La realidad es que siempre me siento y compongo hasta lo úlñtimo que me salga. Y esta vez llegue a los 50.

Todo lo contrario respecto a otros artistas que tardan varios años en componer diez temas.

Ya, pero las canciones que descarto ya las dejo fuera. Cada vez que hago un disco nuevo, la necesidad mía es de entregar material que tenga que ver conmigo en ese momento, y es como funciona cada vez que presento disco nuevo, Ahí están las 31 canciones sobrantes que en cualquier caso quien dice que si no cantadas porque no tengan ya sentido, igual si lo tienen en un libro por el interés a nivel literario.

Cada disco corresponde a un tiempo de su vida. ¿Cuál es el estado vital actual de Rosana para que La memoria de la piel tenga este tono?

La verdad es que la familia y los amigos eligen un poco el repertorio, al menos en una primera tanda hasta que quedan al menos en unos 20 temas. Voy quedando con diferentes amigos y familia en momentos distintos, y dejo que escuchen pedacitos no muy extensos de las canciones porque cantar las 50 canciones todos los días es imposible y exagerado. Con estos trocitos deciden cuáles son las que más gustan. Y con todo esto voy descartando hasta que dejo una veintena que es cuando meto a la familia profesional, y entre todos vamos organizando y armando el trabajo. Hay una peculiaridad en esta última escucha que hicimos entre 15 y 20 personas, y es que ocho de las canciones que van en este álbum fueron las más votadas por todos los grupos y en todos los días. Y eso lo ponía fácil a la hora de saber que por lo menos esas ocho tenían que salir si o asi.

El disco tiene un carácter optimista y con un ritmo muy personal, el que marca la artista.

Totalmente. Es algo que tiene que ver conmigo. Y por otro lado, el disco está en un mismo punto que yo, como muy enérgico, con ganas de un momento determinado apostar por otro tipo de paisajes musicales, como así suena de hecho con una producción que está hecha a partes iguales; sigue mandando la parte orgánica, de instrumentos y demás, pero está en un porcentaje similar entre ese pulso orgánico y la parte de las programaciones. Esa mezcla creo que da esa parte más enérgica. Las canciones y el sonido del disco tienen sentido con la historia que se está contando. En el momento en que la cosa se desmadra se va demasiado de la otra historia, y lo que hemos intentado todo el tiempo entre los músicos, los técnicos y yo es buscar ese equilibrio en el que la que ganaba realmente todo el tiempo era la canción más allá de quien la cante o quien la haya compuesto.

El primer single El cielo que me das es una canción que alumbra el camino y da pistas al oyente de lo que se va encontrar en el nuevo repertorio de Rosana.

Si, y no tuve nada que ver en la elección del single. Normalmente yo no me entero en esas cosas porque no se por qué una es primero que otra, para mi todas las canciones hubieran servido. Pero es verdad que cuando mi equipo me propuso que esa era el single, e intentando salirme y siendo un poco objetiva, que uno no lo termina de ser nunca, te das cuenta de que El cielo que me das es un pellizquito de todo lo que se desarrolla como canciones, y me pareció un buen resumen y un acierto. Es una canción que está calando mucho, sobre todo en los niños, es algo muy bonito.

Con una carrera que suma más de décadas, ¿a Rosana le afecta el fantasma de la repetición?

Sabes lo que pasa, que yo me exijo siempre emocionarme con lo me está saliendo, mucho más que buscar hacer algo distinto o no. Cada disco mío es un mundo aparte porque siempre dejo que mande la realidad de lo que me pasa y la que estoy viviendo. No se hacer canciones por oficio, no sabría sentarme y hacer una canción que se parezca con esta o con la otra. Es curioso algo que está pasando, que no deja de sorprenderme y es mayoritario como que la gente me dice que "este disco es como recuperarte, esto suena como el primer disco". Lo que si me pasa es cada vez que empiezo a componer hay una semana o dos siempre que llego a casa y le digo mi gente que ya no me sale nada, ese momento del papel en blanco. Según digo esto me miran con mucha paciencia y cuando termino me recuerdan que eso me pasa en cada disco y me invitan a que me vaya a componer un ratito. Y desde luego ni vértigo ni fantasmas.

El tema Con una hora menos es un guiño a Canarias con el timple de protagonista.

La realidad es que salió de manera natural al igual que el resto de las canciones, y de repente me di cuenta que estaba haciendo una canción a mi gente, a mi tierra y a mi origen. Y no me corté un pelo en este sentido, aunque en algún momento me dije si todo el mundo iba a entender determinadas expresiones como "del tingo al tango", o "no quiero fandango" o "me voy de belingo" y esas cosas. Cuando la hice también pensaba que si alguien quería entenderlo, lo buscará y lo entenderá. Y fíjate que es una de las canciones que están llegando al público de una forma más directa y hasta tal punto que alguien me decía: "seguro que esto en tu tierra será un himno, pero yo que soy de Burgos también lo siento".

La próxima semana estará en las dos capitales canarias firmando discos y supongo que lo más inmediato será armar la gira. El álbum se ha editado en más de 30 países y desconozco si las previsiones de directo satisfacerán a toda esta audiencia y superar el reto de la última gira.

Seguro que si. Y es una pasada, Esta primera parte es más de promoción, y a partir de enero queda organizar toda la parte de ensayos con los músicos, que ya ellos en paralelo están empezando. Y la gira empieza a finales de febrero, con cosas sueltas, e iremos por toda España, Latinoamérica y por supuesto Canarias, que es algo deseado, querido y un montón de cosas más, No están las fechas pero en un par de semanas empezaran a salir en las redes sociales y en la página web, y lo que si sabemos es que este disco nos llevará a muchas partes del mundo.

Compartir el artículo

stats