La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Ornella Chacón, y el Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, han conseguido limar asperezas y desbloquear la mejora de las carreteras de la isla. El presidente del Ejecutivo autónomo, Fernando Clavijo, asumió ayer el papel de moderador para suavizar el conflicto que existe entre ambas a cuenta del desarrollo viario y, según fuentes consultadas, parece que han logrado dar pasos en este sentido.

Los acuerdos alcanzados en esta reunión marcan los primeros puntos de una hoja de ruta que tiene como objetivo cerrar el Anillo insular y aca-bar con las colas en las autopistas del Norte y del Sur. Para esta última en diez días se aprobará el proyecto del enlace de Las Chafiras, con un coste de 32 millones.