Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morales acusa al Ejecutivo de usar el Fdcan y CC lo tilda de "bronquista"

El presidente del Cabildo se enfrenta de nuevo a Clavijo y afirma que el reparto del ITE es para reconstruir Coalición y comprar a Curbelo

Morales acusa al Ejecutivo de usar el Fdcan y CC lo tilda de "bronquista"

Morales acusa al Ejecutivo de usar el Fdcan y CC lo tilda de "bronquista"

Las fricciones entre el presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales, y el jefe del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, a cuenta del reparto del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), se agudizan día a día. Ayer Morales acusó a Clavijo de utilizar los recursos del extinto Impuesto sobre el Tráfico de Empresas (ITE), que nutren el Fdcan, para "reconstruir" las estructuras de Coalición Canaria en las diferentes islas y para "comprar" el apoyo el presidente de La Gomera, Casimiro Curbelo, en el Parlamento regional.

Clavijo consideró, por su parte, que Morales es quien "tiene que responder" ante los ciudadanos de Gran Canaria por su actitud beligerante con el reparto del Fdcan, por el que la Isla recibirá 167 millones de euros en cuatro años. El pasado viernes fue el único dirigente insular que no suscribió la transferencia del fondo, aunque el Cabildo de Gran Canaria estuvo representado en el acto de firma por su consejero Carmelo Ramírez, de Nueva Canarias (NC), que, según indicó, fue por imperativo legal y para no perder los fondos, aunque no descarta llevar el reparto a los tribunales.

Para Clavijo, la postura de Antonio Morales responde "más a una estrategia personal que a un sentimiento de los ciudadanos grancanarios". El presidente recordó que el fondo fue suscrito por todas las instituciones insulares y locales y, por lo tanto, "será él el que tenga que responder más allá de toda la polémica", expuso en una entrevista en Cope. Sobre la amenaza de Morales de llevar el Fdcan a los tribunales, Clavijo afirmó que no se siente preocupado por ello, pues "la ciudadanía de Gran Canaria está esperando a que solucionemos sus problemas de empleo y la competitividad de la isla".

Por su parte, Morales explicó que decidió no asistir a la firma de los convenios de transferencia de recursos del Fondo de Desarrollo de Canarias a los cabildos porque, en su opinión, ese acto era "un paripé", "una ópera bufa", que no podía contribuir con su presencia a que tuviera "apariencia" de consenso y normalidad.

Puro clientelismo

A juicio del presidente grancanario el reparto del Fdcan es arbitrario, quiebra las reglas que se aceptaron por todos cuando el Estado condonó la otra mitad del ITE e introduce en la distribución de fondos un principio que cree muy injusto, el equilibrio de la triple paridad.

El resultado de ese criterio de reparto es que van a quedar desatendidos los problemas de las mayoría de los ciudadanos y las necesidades de las "grandes bolsas de pobreza" que se concentran en las dos islas más pobladas, Tenerife y Gran Canaria, y todo ello por razones "clientelares", asegura el presidente del Cabildo.

"Estos fondos se están utilizando para hacer partido, para reconstruir las antiguas AIC (Agrupaciones Independientes de Canarias, gérmenes de la actual CC), para comprar voluntades de ayuntamientos y cabildos y para hacer puro clientelismo político desde Coalición Canaria. Y para comprar también la voluntad del presidente del Cabildo de La Gomera y garantizar un Gobierno estable", denuncia.

Por ello, rechaza que se tilde de "insularista" la postura de Gran Canaria, ya que, a su juicio, la que está practicando el insularismo y poniendo en cuestión "la cohesión de Canarias" es CC, con iniciativas como el Fdcan o la reforma de la Ley del Suelo.

Además, califica de "falta de respeto" que el Gobierno de Clavijo o los dirigentes de CC le señalen a él como responsable de lo que ha ocurrido con el Fdcan, cuando todo el Cabildo de Gran Canaria, menos el único consejero de CC, y 18 de los 21 ayuntamientos se han pronunciado en contra del reparto aprobado. Por ello, insiste en que el Cabildo de Gran Canaria piensa llevar a los tribunales el reparto del Fdcan si sus servicios jurídicos lo consideran viable, porque reconoce que los cambios introducidos con la enmienda del PP "han vestido de cierta legitimidad a las acciones del Gobierno", informa Efe.

Morales sostiene que habría que haber repartido el cien por cien de los recursos del Fdcan conforme al criterio del REF, no solo el 58% y alega que, en ese caso, Gran Canaria habría recibido unos 60 millones de euros anuales.

A estas críticas también respondió el diputado grancanario de CC, Pablo Rodríguez. "Como grancanario me avergüenzo de la postura antisolidaria y bronquista" de Morales, pues el Fdcan, asegura, fue suscrito por todas las administraciones, incluso por el propio Cabildo grancanario. Para Pablo Rodríguez, con su comportamiento Morales se "aísla políticamente". Asegura que, además, mientras el Cabildo de Tenerife va a cofinanciar el 50% de los proyectos presentados por los ayuntamientos de la Isla, el Cabildo de Gran Canaria "carga" a los propios municipios ese porcentaje en sus proyectos, por lo que cuestiona la solidaridad y la defensa que Morales hace de Gran Canaria en el reparto.

En este sentido, el Gobierno de Canarias reitera que el Cabildo de Gran Canaria recibirá 167,45 millones de euros para financiar el programa de cuatro años que ha presentado al Fondo de Desarrollo Regional, de los que 81 millones corresponden a las dos primeras anualidades (2016 y 2017).

El Ejecutivo de Fernando Clavijo recuerda que, en este caso, los recursos del Fdcan servirán para apoyar una inversión de 334,9 millones de euros en Gran Canaria, ya que tanto su Cabildo como el de Tenerife tienen que aportar una cantidad igual a la que reciben, de acuerdo con las normas de este fondo.

El reparto anual del dinero asignado para el programa presentado por el Cabildo de Gran Cana-ria y la mayoría de los ayuntamientos de la Isla (todos salvo Mogán, Firgas y San Mateo) es de 47,8 millones de euros para 2016; 34,17 millones para 2017; 42,7 millones para 2018; y 42,7 millones para 2019.

Esos fondos de desarrollo deben emplearse en tres áreas: inversión en infraestructuras (un 75%), políticas activas de empleo (un 20 %) e iniciativas de apoyo a la I+D+i (un 5 %).

Compartir el artículo

stats