Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baltar: "El reto es bajar las listas de espera, con una sanidad pública y sostenible"

El nuevo consejero de Sanidad contará con "todos los profesionales sanitarios" de las Islas, públicos y privados, para mejorar la salud y que se cumplan los plazos

José Manuel Baltar, nuevo consejero de Sanidad.

José Manuel Baltar, nuevo consejero de Sanidad. LP / DLP

José Manuel Baltar, nuevo consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, se propone como objetivo básico rebajar las listas de espera quirúrgicas a menos de seis meses y conseguir "el mayor nivel de salud posible para la población canaria, a base de prestar una asistencia sanitaria pública que sea, sobre todo, sostenible en el tiempo". Para ello, el ya exdirector de Operaciones del Grupo Hospitales San Roque, contará "con todos los profesionales sanitarios de las Islas", tanto del sector público como del privado, para que la sanidad pública ponga como centro al paciente, cumpliendo "plazos" y de forma "sostenible". Baltar defiende conjugar los servicios públicos con la concertación hospitalaria privada, y "con todos los profesionales al frente".

El nuevo consejero eludió ayer ser más explícito sobre sus planes para el área de Sanidad, a la espera de que tome posesión del cargo el próximo lunes, aunque sí señaló que ya esta buscando al equipo que lo acompañará en su nueva tarea, y recordó que él estuvo en cargos públicos y conoce la "casa", si bien lleva veinte años fuera en la gestión privada.

Este matemático, con máster en Economía de la Salud y Gestión Sanitaria, y treinta años de profesión en el ámbito público y privado, tiene como una de sus principales metas, por tanto, mejorar la planificación y organización del sistema sanitario con un objetivo básico, como es rebajar las listas de espera y, especialmente las quirúrgicas, algo que, según dijo el pasado septiembre en una entrevista en Cadena SER, siendo aún gerente del hospital San Roque, se puede hacer con sólo 16 millones de euros de presupuesto público en conciertos con hospitales privados. El presupuesto para sanidad aumenta el año próximo en 75 millones de euros.

Baltar explicó el pasado septiembre que desde el grupo San Roque se había cuantificado que reducir las listas de espera quirúrgicas de más de seis meses costaría entre seis a ocho millones por cada provincia canaria. Según los últimos datos oficiales, 32.698 personas tienen una demora media de seis meses. Expuso entonces que uno de los problemas del sistema sanitario público es que "se pierde de vista al paciente y se van mirando -entre otras- cuestiones salariales".

Añadió que para su grupo lo importante es que el paciente "no espere" y su gestión es "supereficiente", con lo que criticaba los recortes que la Consejería de Sanidad, dirigida por el médico socialista, Jesús Morera -destituido por el presidente Fernando Clavijo el pasado 23 de diciembre junto al resto de consejeros del PSOE-, recortara el presupuesto de los conciertos con los hospitales privados, que son una vía para aligerar el peso de las asistencias sanitarias.

"Soy un firme convencido de que hay que aprovechar lo mejor de lo público y lo privado para poder resolver los problemas de la sanidad", dijo en septiembre. Jesús Morera tildó entonces las declaraciones del que se convertiría en su sustituto al frente de Sanidad como una "frivolidad" y señaló que en 2016 se presupuestaron "23 millones para Gran Canaria y otros 23 para Tenerife", y aún así "las listas de espera han crecido".

Críticas

El nuevo consejero no quiso responder a las críticas que ha suscitado su nombramiento, relativas a que se teme que incremente la privatización en detrimento de la sanidad pública. Quien sí habló sobre este asunto fue el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, que asume "con deportividad" las críticas sobre la designación de los cuatro consejeros que sustituyen a los socialistas y, especialmente, sobre José Manuel Baltar. Clavijo expuso que este profesional, independiente, "decide volver a lo público porque le gusta el proyecto y entiende que se pueden hacer las cosas de manera mejor".

Según Clavijo, "la reacción iba a ser más que previsible para aquellos que están anclados en los viejos esquemas" y argumentó, en declaraciones en 7.7 Radio, que al frente de Sanidad ha buscado "un perfil de un gestor, que es lo que necesita la sanidad canaria pública".

"Tenemos un grave problema de gestión en la sanidad canaria pública", y "los que no lo vean, no quieren que cambien las cosas", añadió el presidente, a quien le preocupa que "los recursos se utilicen bien, para que bajen las listas de espera y la gente sea atendida como debe".

A su juicio, Baltar "tiene una experiencia contrastada" y "realmente conoce el sistema público y privado". De hecho, fue gerente del Materno Insular de Gran Canaria desde 1990 a1994 y subdirector provincial Económico-Administrativo de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de 1994 a 1996.

Sobre la dimisión en bloque de la dirección del Hospital Universitario de Canarias (HUC), Clavijo manifestó que "es un gesto más de cómo no se deben hacer las cosas" pues "si el problemas eran los presupuestos, tenían que haber dimitido antes", pero "no dejar el hospital sin dirección". "Me parece irresponsable e inconcebible y demuestra cómo se equivocó el anterior consejero", criticó.

Compartir el artículo

stats