Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza un nuevo curso político Movimientos de los partidos

Una moción de censura fantasma

Antona rechaza que el PP lidere el desalojo de Coalición del Gobierno

Una moción de censura fantasma

Una moción de censura fantasma

El Partido Popular descarta presentar una moción de censura para expulsar a CC del Gobierno. El presidente del PP en las Islas, Asier Antona, sólo apoyaría desbancar a Fernando Clavijo del poder si otros partidos de la oposición presentan tal iniciativa parlamentaria para hacer al dirigente popular jefe del Ejecutivo. Ésta es una operación un tanto extraña, una quimera porque la dirección socialista no está dispuesta a aupar a Antona como presidente. De hecho, Ferraz sigue remisa a pactar con los populares en la Comunidad Autónoma.

La comisión gestora federal del PSOE sigue sin verlo claro, y menos aún en las nuevas condiciones que plantea el PP. Si la dirección provisional socialista nunca se mostró convencida de gestionar una moción de censura en Canarias junto a los populares para echar a CC, el órdago de Antona para convertirse en el centro de la operación le parece aún más inoportuna. Con todo, no hay una decisión adoptada y se sigue de cerca la situación originada tras la salida de los cuatro consejeros socialistas del Gobierno regional, en contacto directo con la propia gestora del partido en las Islas.

La idea de la moción de censura para gobernar junto al PP no ha ganado muchos adeptos en la dirección federal pese a la expulsión de los socialistas por parte de Clavijo. En el actual contexto nacional, el escenario de participar en un gobierno con el PP como socio no le gusta nada a la gestora que dirige el asturiano Javier Fernández, que ya frenó un intento en este sentido hace un mes en los momentos más críticos del pacto entre CC y el PSOE antes de la ruptura definitiva de su alianza el 23 de diciembre.

"Acuerdo anómalo"

En aquella ocasión, el portavoz de la gestora y responsable de Organización, Mario Jiménez, aseguró: "No vamos a formar Gobierno con el PP de Canarias", aunque sí reconoció que había estado en conversaciones con el PP sobre la situación en las Islas. Ayer, el equipo de Jiménez reiteró este mensaje y mantiene que "un gobierno con el PP sería algo muy anómalo que no contemplamos", aunque se remitía en su caso a los debates que al respecto se produzcan en el PSOE canario, donde el sector crítico, en principio, no ve con malos ojos apoyar a los populares y negociar consejerías de peso, como asumir Hacienda, a cambio de ceder la Presidencia del Ejecutivo.

Los díscolos siguen culpando a la exvicepresidenta regional, Patricia Hernández, de la salida de los socialistas del Ejecutivo y su "torpeza" para gestionar la crisis con los nacionalistas. Por eso plantean que no es una interlocutora válida en un hipotético acuerdo con el PP.

Por su parte, los populares rechazan liderar iniciativas parlamentarias para echar a Clavijo, que este lunes presentó a su nuevo equipo. "No vamos a presentar una moción de censura, aquellos partidos que la quieren presentar que lo hagan y, si quieren contar con el PP, tienen que articularla en torno al programa y las líneas estratégicas" de esta fuerza política, condicionó Antona.

"El PP no tiene estrategia alguna para presionar a nadie", apostilló el dirigente palmero que abogó por la estabilidad e instó a los otros partidos del arco parlamentario a que, si "no están por la labor" de aceptar el planteamiento del PP, "se queden ya callados, dejen de hablar de una moción de censura y hagan una oposición constructiva".

El PP sugiere que sean otras formaciones las que presenten la moción y ésta pivote en torno a su liderazgo, algo que la gestora socialista en las Islas describe como "ciencia ficción" y sostiene que si Antona quiere ser presidente debe impulsar y firmar la moción.

Es más, el artículo 21. 2 del Estatuto de Autonomía de Canarias señala que toda moción de este cariz debe incluir el nombre del candidato a la Presidencia, por lo que la gestora del PSOE ven una utopía convertir a Antona en jefe del Ejecutivo si él no estampa su firma en el documento. Consideran ilógico que el PP aspire a presidir Canarias cuando es el tercer partido en escaños y segundo en número de votos. Añaden que el PSOE, que concitó más apoyos en las elecciones de 2015, no se conformaría de nuevo con la Vicepresidencia "sólo por desplazar a Clavijo". La gestora interpreta que Antona está en una posición de fuerza ante la debilidad del gobierno en minoría de CC y está jugando sus cartas, coincidiendo, asimismo, con la proximidad del congreso del PP en el que aspira a ser ratificado presidente.

Los tiras y aflojas entre populares y socialistas barruntan una moción de censura fantasma.

Compartir el artículo

stats