Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias quiere capitalizar la nueva estrategia española en África

Clavijo reclama para las Islas la cumbre de líderes africanos que prepara Exteriores

Canarias quiere capitalizar la nueva estrategia española en África

Las Palmas de Gran Canaria podría convertirse a finales de año o a principios de 2018 en la sede de la primera gran cumbre España-África que el Gobierno central está tratando de organizar para dar cauce a su nueva estrategia de relaciones con el continente. La capital grancanaria es firme candidata para acoger un encuentro que, por las intenciones del ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, concentraría durante algunos días a decenas de jefes líderes africanos, tanto magrebíes como subsaharianos, y que supondría la piedra de toque del nuevo enfoque que el Gobierno del PP pretender dar a la diplomacia en esta parte del mundo. Sobre este fondo, el Gobierno de Canarias ha reaccionado con reflejos y pretende capitalizar esta iniciativa del nuevo ministro reclamándole un enfoque canario a este impulso de las relaciones con África.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, presentó al nuevo jefe de la diplomacia española, Alfonso Dastis, en su primera entrevista el pasado día 2, la opción canaria para la sede de esa cumbre, aprovechando además el hecho de que este año se cumple el décimo aniversario de la creación de Casa África, con sede en la capital grancanaria, y que podría ser el gran catalizador de los debates. La propuesta fue "muy bien acogida" por el ministerio, según Clavijo, pero según distintas fuentes es algo que el Gobierno central tendrá que valorar más detenidamente antes de empezar los primeros preparativos. De hecho, desde distintas instancias que deberían implicarse en la organización se reconoce que una cumbre de este tipo "hay que prepararla a muchos meses vista", por lo que ven complicado que pueda celebrarse a lo largo de 2017. Además, recuerdan que para finales de año también esta prevista la V Cumbre EU-África, un foro de encuentro que se celebra cada tres años y que también movilizada a los líderes de ambas partes.

Punto de vista isleño

En todo caso, el Gobierno de Canarias quiere que cualquier paso que dé el Ministerio en este sentido tenga ya como punto de referencia la propuesta para que se celebre en la capital grancanaria y, además, para que la agenda del encuentro incluya un potente punto de vista canario, es decir, que las relaciones con los distintos países del continente puedan aprovecharse ya de la privilegiada posición del Archipiélago en ese contexto, y que, al mismo tiempo, la acción diplomática, política, económica y de cooperación que lleve a cabo el Estado al respecto tenga en cuenta los intereses estratégicos de que Canarias como región especialmente afectada del devenir africano.

El director general de Relaciones con África del Gobierno de Canarias, Pablo Martín Carbajal, asegura en este sentido que "Canarias tiene mucho que decir y ofrecer en todo lo que tenga que ver con las relaciones con África y podemos ser la punta de lanza de la política española en el continente". Destaca la estrategia desarrollada por el Ejecutivo regional para convertir el Archipiélago en un hub de penetración de negocios en los países de la zona, la importante presencia de las empresas canarias en el territorio africano, la creciente conectividad aérea y marítima con puntos de los países cercanos, o el potencial de Canarias para promover la cooperación a través del programa e la UE para identificar proyectos a realizar con las RUP con Mauritania, Senegal y Cabo Verde, entre otros, dotado con 110 millones de euros.

Martín Carbajal no se aventura a poner fecha a la cumbre, y resalta que la agenda y el nivel de representación lo decidirá el Ejecutivo central, pero destaca la predisposición del ministro a contar con el Gobierno canario. "Queremos poner en valor todo lo que nos une al continente y toda nuestra historia de relaciones a distintos niveles con muchos de los países que acudirían a la cumbre", resume. Resalta en este sentido el interés mostrado por Dastis en dar un impulso a las relaciones con África y el hecho de que Clavijo haya sido el primer presidente autonómico en mantener una reunión con el nuevo ministro, apenas unas semanas después de que éste tomara posesión.

Estrategia

Sólo unos días antes de ese encuentro, Dastis había dejado claro en su primera comparecencia en el Congreso para explicar su política al frente del departamento que "es el momento de definir una nueva estrategia con África", un continente en el que reconoció que "todavía queda mucho por hacer". El "nuevo enfoque" tendría como uno de sus primeros pasos la organización de "una primera cumbre España-África que cuente con la asistencia de los grandes líderes africanos", un foro que "sirva de catalizador de nuestra relación con el continente". El ministro cree que hay dos realidades que coexiten en África y que ambas conciernen a España, "la que está enfrentada a los retos del desarrollo y la pobreza, de los conflictos y la deficiente gobernanza", pero también la de un "imparable dinamismo económico y demográfico, con sistema políticos más abiertos y democráticos". En ambos planos Canarias se ve afectada y sobre ambos la cumbre puede ofrecer respuestas. En el primero, por el peligro de que los conflictos en el Sahel conviertan a las Islas en puente de entrada de yihadistas hacia Europa.

El ministro destaca la "contribución española a la paz y estabilidad de países como los del Sahel, República Centroafricana o Somalia" a través del envío de diversos contingentes militares a esos países. De hecho, muchos consideran que el enfoque dado por el Gobierno de Rajoy en los últimos años ha sido exclusivamente militar, y daba la vuelta al doble Plan África de desarrollo y cooperación con el continente 2006-2008 y 2009-2012 que aprobó el entonces ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. El último de aquellos planes de respuesta a la crisis humanitaria de los cayucos en 2006 fue suspendido por Rajoy nada más llegar a La Moncloa. Algunas de las acciones previstas podrían recuperarse ahora.

La cumbre España-África pretende también dar un impulso a las relaciones comerciales y de presencia empresarial, económica e inversora en el continente a la vista de la creciente presencia de otros países como son los casos de China, Rusia, Alemania, Brasil o India, en las zonas de mayor dinamismo como es la de África Occidental, la más cercana a Canarias. "España debe acompañar al África que crece e innova a través de nuestros actores económicos que cada vez crecen más, comercian a invierten allí", recalca el ministro.

Compartir el artículo

stats