Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Festival de Música negocia ya la programación de 2018 pese al fracaso

El director provisional contacta con la Filarmónica de Gran Canaria y la Sinfónica de Tenerife para la próxima temporada

El Festival de Música negocia ya la programación de 2018 pese al fracaso

La dirección provisional del Festival de Música de Canarias, bajo la batuta del cuestionado músico y compositor lanzaroteño, Nino Díaz, está ya negociando la programación de la próxima edición, pese al fracaso en ingresos por venta de entradas y en la participación de público de esta temporada, celebrada entre el 7 de enero y el 4 de febrero. El lunes se reúne por primera vez la Comisión Asesora de este evento, desde que se renovaron a algunos de sus miembros el pasado diciembre. En esta reunión se aprobará el reglamento que regula a este órgano asesor, que entre sus principales cometidos está el de asesorar a Canarias Cultura en Red, sociedad pública a la que la Consejería de Cultura le encomienda la organización del evento musical, "en la elaboración de la programación del Festival Internacional de Música de Canarias".

A pesar de ello, del fiasco de la 33 edición, que se clausuró el sábado 4 de febrero, y a que Nino Díaz asumía la coordinación transitoria solo para la temporada que acaba de finalizar tras el repentino cese el pasado abril de Candelaria Rodríguez, la anterior directora artística, la programación para 2018 ya está en marcha y, de hecho, ya están cerrando participación, aunque sin concretar programa.

A la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria se le ha pedido su disponibilidad para realizar cuatro conciertos, uno más que en esta edición, en las islas de Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote, a partir del 25 de enero del próximo año. No obstante, no están aún cuadrados ni repertorios ni directores, según informa el Cabildo grancanario.

Concurso público

Desde el Cabildo de Gran Canaria, que forma parte del nuevo órgano asesor con un representante como el resto de instituciones insulares, pues se incorporan los cinco cabildos no capitalinos, se está a la espera de ver qué ocurre el lunes en la primera reunión que mantendrán tras los cambios, y donde la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, Mariate Lorenzo, y Nino Díaz, van a realizar una valoración de la 33 edición del festival.

Además, en el orden del día figura que se definirán las bases que han de regir el concurso público para la designación del nuevo director o directora del Festival de Música de Canarias, al que no va a concurrir el actual coordinador. A este encuentro acudirá el consejero de Cultura del Cabildo grancanario, Carlos Ruiz, y a partir de ahí se determinará la participación de la orquesta filarmónica.

Por su parte, José Luis Rivero, director insular de Educación, Cultura y Unidades Artísticas del Cabildo de Tenerife y director artístico de Auditorio de Tenerife Adán Martín, expuso ayer que aunque no aún no tienen contratos firmados "sí es verdad que el actual coordinador del Festival, Nino Díaz, nos comunicó su intención de contar más con las orquestas canarias para la próxima edición". En este sentido, el festival se ha puesto en contacto con la Orquesta Sinfónica de Tenerife para el próximo año y actualmente están "analizando las posibilidades del calendario".

Rivero indica que, en el caso de que se convoque este año el puesto de director artístico para el festival, "parece coherente que, si la plaza se va a resolver a mediados de 2017, se empiece a trabajar ya en la edición de 2018. Sería injusto para la persona que entre como nuevo director o directora que solo tuviera seis meses para montar un festival como se quiere que éste sea".

Mariate Lorenzo confirmó el pasado viernes, durante el primer balance ante los medios de comunicación del 33 Festival de Música de Canarias, junto a Nino Díaz, que la nueva Comisión Asesora va a sacar el concurso público la plaza, aunque no supo precisar cuándo será designado el nuevo regidor artístico, si bien espera que sea lo antes posible. No obstante, admitió que ya se está trabajando desde la consejería, y bajo la dirección de Nino Díaz, en la programación de la edición del festival de 2018 y, por supuesto, "cuando se incorpore el nuevo director podrá hacer sus aportaciones".

Lorenzo afirmó que las programaciones se han cerrado en los últimos años entre julio y septiembre "pero lo deseable es hacerla cuanto antes y estamos trabajando intensamente". Su compromiso inicial, hace siete meses, fue que el coordinador provisional de la 33 edición solo se encargaría de la programación de este año y sacaría esta plaza a concurso público sin demora. Esto lo expresó el pasado julio, cuando Nino Díaz y la consejera dieron a conocer la programación de esta temporada, como respuesta a la polémica que se produjo por la merma en la calidad del festival derivada de la inexistencia de grandes orquestas internacionales.

Esta confrontación se evidenció en la reunión de la anterior Comisión Asesora, antes de ser renovada, y que se celebró ese mismo mes, donde algunos de sus miembros que aún continúan, como Jerónimo Saavedra, Diputado del Común, advertía del fracaso que podría suponer cambios tan drásticos en la programación.

Tanto Nino Díaz como Mariate Lorenzo, ambos de Lanzarote, han defendido la necesidad de dar un giro a este festival y extenderlo a todas las islas, con más conciertos -88 frente a los 48 de la pasada edición- y con más participación de músicos canarios, entre otros, al objeto de captar más público y más joven.

Pero lo cierto es que los resultados no han sido los esperados y ha habido una reducción del 44% de los ingresos en venta de entradas y del 29% de la asistencia media a conciertos con respecto a la edición de 2016.

Reprobación

Mariate Lorenzo se enfrenta hoy a su primera comparecencia parlamentaria en la Comisión de Cultura para informar sobre este evento musical y su futuro, a petición de Podemos, una de las pocas formaciones de la oposición que se ha mostrado favorable a los cambios en la programación. De hecho, el Partido Popular y el PSOE ya están preparando la reprobación de la consejera de Cultura en el Parlamento regional por el fracaso en la gestión del festival, a través de una moción a la que Nueva Canarias valora sumarse, con lo que tendrían mayoría en la Cámara frente a CC, partido que sustenta el Gobierno en minoría, aunque contase con el apoyo de la Agrupación Socialista Gomera y de Podemos.

Compartir el artículo

stats