Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NC acusa a Clavijo y Rajoy de bloquear la ficha canaria en los Presupuestos

La enmienda de Quevedo para devolver las cuentas advierte que los gobiernos regional y central dan "carácter definitivo" a los acuerdos alcanzados entre ellos

Arriba, primera página de las once de la enmienda de Quevedo.

Arriba, primera página de las once de la enmienda de Quevedo. LP/DLP

Nueva Canarias registró ayer en el Congreso la enmienda de devolución de los Presupuestos Generales del Estado para este año y con ello da comienzo al proceso que considera todavía abierto para tratar de mejorar la ficha canaria en el proyecto que la próxima semana se debatirá en el Congreso, en la que sin embargo acusa a los Ejecutivos central y canario de dar "carácter definitivo" a los acuerdos alcanzados entre ellos.

La formación nacionalista de izquierdas mantiene en un denso y prolijo texto de once folios un discurso muy crítico con las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy en relación con Canarias y su tratamiento en las cuentas estatales para el 2017, aunque pone el énfasis en que la nueva realidad parlamentaria en Madrid y la necesidad del Ejecutivo del PP de contar con el apoyo de otras formaciones "genera una oportunidad" a NC para, desde su "limitada representación", tratar de influir y mejorar la ficha canaria. Por ello muestra su "predisposición a entablar negociaciones para explorar posibles puntos de encuentro".

En estos términos se expresa NC pese a terminar pidiendo, como es obligado en las enmiendas de totalidad a los Presupuestos, la retirada del proyecto, en una pirueta política que se alimenta del hecho de que el voto de su diputado, Pedro Quevedo, no es imprescindible para evitar que decaigan las cuentas en la votación del próximo jueves, pero sí para que superen la tramitación posterior y puedan ser aprobada definitivamente.

El propio texto señala en su parte final que "este proceso" de negociación "solo puede darse, vistas las circunstancias, en el posterior proceso de debate de enmiendas parciales", lo que no ocurriría si, como reclama la enmienda, se devuelven los Presupuestos al Gobierno.

Esta situación de posterior negociación sólo será posible si finalmente el PP (137 diputados) logra sumar los cinco escaños del PNV, al apoyo ya avanzado por Ciudadanos (32 escaños) y CC (1 escaño), hasta alcanzar los 175 votos necesarios que evitarían la retirada del proyecto en una hipotética tercera votación de empate con el resto de formaciones del Congreso, que rechazan el proyecto y que ayer registraron sus respectivas enmiendas de devolución.

En todo caso, NC plantea en su argumentación que los avances y mejoras para Canarias incluidos en el proyecto de cuentas estatales no compensan el retroceso que las partidas para las Islas han experimentado durante los cinco presupuestos anteriores del Gobierno de Rajoy, y mantienen a las Islas por debajo de la media estatal en inversión por habitante. Por ello, critica y rechaza el "triunfalismo" con el que tanto el Gobierno de Canarias como el del Estado interpretan el proyecto ahora a debate, y observa la "necesidad de corregir esta propuesta de Presupuestos por ser determinantes para comenzar a revertir la dura realidad que sufren Canarias".

Según NC, ese triunfalismo sobre la supuesta mejoría del tratamiento a las Islas que ven en los Ejecutivos central y canario tiene una finalidad concreta, la de darle "carácter definitivo" a los acuerdos alcanzados entre Clavijo y Rajoy sobre las Islas y, en consecuencia, "cerrar el paso a cualquier otra negociación" y negar a la propia formación nacionalista de izquierdas la capacidad de ampliar la ficha isleña.

El texto señala en este sentido que "hay una distorsión a la hora de abordar el debate riguroso para interpretar si, en realidad, este proyecto de Presupuestos, es una respuesta satisfactoria a las necesidades del Archipiélago".

NC plantea por otro lado otros elementos de carácter político que formarán parte del proceso de negociación que se prevé a partir de la próxima semana: la reforma del Estatuto de Canarias y la corrección del "injusto sistema electoral canario". Aunque en la enmienda se limita a señalar que ambos asuntos "coinciden en el tiempo" en el Congreso y no lo plantea como una condición para un posible futuro acuerdo sobre las cuentas estatales. Con todo, tanto Quevedo como el líder de la formación, Román Rodríguez, han advertido claramente que ese sí acabará siendo un elemento central de la negociación con el PP.

La formación nacionalista reconoce como positivo en el proyecto presupuestario la desvinculación de los recursos del REF del sistema de financiación y del cálculo de participación del Fondo de Competitividad por parte de Canarias, así como el hecho de que en un contexto de reducción del 22,2% del capítulo de inversiones en el conjunto del Estado, Canarias haya crecido un 2,5 % respecto al 2016. Aunque advierte que estas partidas "están muy lejos de resolver el déficit inversor acumulado desde el 2011". Pone como ejemplo que la partida de 175 millones para el convenio de carreteras, frente a los 164 del 2016 y los 54 de años anteriores, no alcanza siquiera los 226 millones que estaban comprometidos para 2017.

Por otro lado, NC insiste en otros puntos de política económica incluidos en el proyecto de los que discrepa y señala que en él se consolida la filosofía presupuestaria de congelar las pensiones y deteriorar el poder adquisitivo de los salarios públicos.

Compartir el artículo

stats