Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No soy la mano de madera de Meri Pita, tengo mis propias ideas y siempre he luchado"

"Quiero que podemos sea un proyecto coral, con más coordinación con los círculos, de abajo hacia arriba", explica la candidata a la Secretaría General de Podemos

¿Por qué da este paso cuando dos de sus compañeros en el Parlamento canario, Noemí Santana y Juan Márquez, ya lo han hecho?

Porque muchos compañeros en los últimos días me han llamado y me lo han pedido porque creían en mi perfil por el trabajo que he desarrollado en Podemos Canarias. Antes era secretaria de Organización y cuando di el paso a ser diputada regional dimití y asumió el cargo Conchi Moreno. He seguido en el Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) y desde hace menos de un año soy la secretaria de Relaciones Institucionales.

Dicen algunos de sus compañeros que es la candidata de Meri Pita y va a ser continuista.

Respeto las opiniones de esos compañeros pero quien diga que soy como Meri Pita es que no me conoce en absoluto. Respeto mucho a Meri Pita, que ha batallado en la lucha sindical como yo lo he hecho. Hemos estado en el sindicato co.bas y antes en CC OO. Hemos luchado mucho por el derecho de los trabajadores y hemos coincidido en muchas batallas y también en este proyecto, porque era necesario Podemos para que se tambalearan los cimientos de las políticas y partidos que estaban en el establishment, y ahora toca reforzar y construir Podemos. Han habido muchos errores y habrá que rectificarlos y, sobre todo, hay que hacer un equipo de trabajo en el que no haya una figura sola, es decir, la Secretaría General es un figura porque organizativamente existe pero queremos un Consejo Ciudadano Autonómico que sea colectivo, más coral, con más coordinación con los círculos, con las instituciones, de abajo a arriba.

Entonces, ¿Meri Pita no va a estar dirigiendo la formación detrás de usted?

No, no, no... Yo no soy una mano de madera de Meri Pita, tengo mis propias ideas y en todas las facetas de mi vida he sido una persona muy luchadora que he trabajado siempre por lo social y se me revuelven las tripas cuando veo cosas injustas. No soy una persona de protagonismo y trabajaré en equipo. Hasta ahora he llevado la coordinación del grupo parlamentario.

¿Que le diferenciará del trabajo que ha hecho la actual secretaria general?

Simplemente por el perfil somos personas distintas en las formas de hacer las cosas aunque en el fondo seamos parecidas. También tengo muchos puntos de encuentro con Noemí Santana y con Juan Márquez, los otros dos aspirantes hasta ahora, porque al final somos personas de izquierdas que hemos venido a cambiar las cosas. Y en el caso de Meri, tengo un perfil muy distinto. Se que a Meri le achacan que es totalitarista, pero no es eso, es que tiene un carácter fuerte y duro. Desde la creación de Podemos la mayoría de las secretarías generales han dimitido en todos los territorios, no han aguantado la presión mediática y los ataques internos que han sido incluso más duros de sufrir y, sin embargo, Meri ha sido una persona capaz de aguantar por este proyecto.

¿Va a ser mas abierta que la actual dirección?

Al final, lo que va a ocurrir es que se va a renovar el CCA, aunque creo que hay personas indispensables que conocen muchísimo el partido. Conchi Moreno, por ejemplo. Me parece una persona muy valiosa que también ha tenido muchas críticas. Dentro de ese paquete de ataques a Podemos las cabezas visibles han sido Conchi Moreno y Meri Pita, para mi injustamente, porque han hecho un trabajo extraordinario.

Noemí Santana y Juan Márquez quieren darle un giro y que la dirección sea más participativa. Y usted dice lo mismo...

Sí, realmente estamos en el mismo partido y en un proceso democrático y abierto. Las diferencias no pueden ser abismales sino en los perfiles y las formas. Yo creo que puedo estar más cerca del proyecto de Noemí y en el Juan más alejada en su forma de ver las cosas, peros estamos iniciando este debate de primarias y en su momento veremos qué queremos plasmar en los documentos que se tratarán en la asamblea y serán los inscritos los que decidan.

¿Teme que haya enfrentamientos entre ustedes y se resienta la relación en el Parlamento?

Espero que no, tenemos una buenas relaciones personales. Respeto mucho a los compañeros y no somos adversarios. Lo que intentamos es hacer a Podemos Canarias más fuerte, cohesionada y autónoma. Podemos Canarias ha estado muy detenida en lo de adentro, en los problemas internos, y tenemos que trabajar hacia la calle, con un CCA con 34 personas para que el trabajo se reparta colectivamente. Por tanto, espero que no se deterioren las relaciones en el grupo parlamentario.

Compartir el artículo

stats