Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC ve lo que une y la 'cobra' de Podemos

Rosa Dávila en su twitter tras el congreso de NC: "Nos unen más cosas de las que nos separan"

Nueva Canarias logró aglutinar ayer en la clausura de su IV congreso a todos los principales partidos políticos del Archipiélago a excepción de Podemos, que, pese a ser invitado, no envió a ningún representante. Algunos hacían cábalas sobre esta ausencia ligándola a lo que viene sucediendo en el Cabildo de Gran Canaria, en cuyo gobierno presidido por Antonio Morales la formación morada se ha roto por la mitad con dos consejeros dentro y dos fuera de las labores de gobierno. Quizá la cúpula oficial de Podemos no perdona a Morales lo sucedido en los últimos meses.

Quien sí estuvo fue un representante de Sí Se Puede, José de León, formación que intenta aglutinar en Gran Canaria a los desencantados y expulsados de Podemos. Las malas lenguas ya dicen que esta presencia no es baladí y que el acercamiento de Morales y de NC a Sí Se Puede es claro tras la ruptura con el sector oficial de Podemos.

Al cónclave de NC acudieron dos miembros significativos de CC pero también del Gobierno canario: el vicepresidente Pablo Rodríguez y la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, además del vicepresidente primero del Parlamento, David de la Hoz. Allí ambos dirigentes se vieron de frente con el expresidente del Ejecutivo, Paulino Rivero, que no estuvo en el reciente congreso nacional de CC pero sí asiste cada vez que puede a las invitaciones que le cursa el también expresidente Román Rodríguez. En su línea habitual desde que salió del Gobierno, Rivero se negó a hacer declaraciones a los periodistas pero las especulaciones se disparan cada vez que se ve a Rodríguez y Rivero juntos, lo que sucede con mucha frecuencia desde que CC marginó al expresidente cuando quiso optar por tercera vez a la Presidencia.

Puntos en común

Román Rodríguez presume de que se lleva bien en lo personal con los principales dirigentes de Coalición Canaria pero en su discurso de clausura del congreso les volvió a recriminar su política del suelo, su política fiscal -competencia directa de Dávila- o su política de austeridad a pesar de que Canarias cumple de sobra con los objetivos de déficit. Dávila y Rodríguez charlaron animadamente antes y después de la clausura con Román Rodríguez, con Pedro Quevedo y con otros dirigentes de NC. Unas horas después Rosa Dávila colgó dos fotos en su twitter del congreso de Nueva Canarias para dar fe de su presencia en el mismo con el siguiente mensaje: "En el congreso nacional de NC con Román Rodríguez y con muchos amigos nacionalistas de Nueva Canarias. Nos unen más cosas de las que nos separan". ¿Una declaración de intenciones? ¿Una puerta abierta para labores compartidas o futuras elecciones? ¿Un tuit para quedar bien? El tiempo lo dirá. A nadie se le esconde que Pablo Rodríguez, próximo líder de CC en Gran Canaria, comparte tareas de gobierno en Telde con NC y que puede haber más puntos en común que con Fernando Bañolas, aunque Román Rodríguez insiste en que con llevarse bien no es suficiente para alcanzar algún tipo de confluencia.

También estuvieron otras formaciones como el PSOE, con José Miguel Rodríguez Fraga al frente; Unidos por Gran Canaria, con José Miguel Bravo de Laguna; Carlos Ester por el PP (y no por el PSOE como le presentó por equivocación la mesa del congreso, lo que provocó la carcajada general); Ciudadanos, con Saúl Ramírez; el senador por Aralar, Jon Iñárritu, y representantes de diversos partidos locales e insulares aliados o cercanos a NC. También estuvieron presentes representantes de una larga lista de organizaciones sociales, sindicales y ONG.

¿Y los más aplaudidos? Pues el expresidente Paulino Rivero y Santiago Pérez, exdirigente del PSOE y ahora en las filas de NC en el Ayuntamiento de La Laguna, al que los delegados de Nueva Canarias le agradecieron con un fuerte aplauso que fuera el artífice de la denuncia del caso Las Teresitas, cuya sentencia se conoció hace unos días.

Compartir el artículo

stats