Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

"ATI es un cliché del pasado que intentan colocar para desacreditar a Coalición"

"Hay líderes en NC que escenifican el distanciamiento con CC para mantener un área de supervivencia", señala Pablo Rodríguez

Pablo Rodríguez, ayer antes de la entrevista en Las Palmas de Gran Canaria.

Pablo Rodríguez, ayer antes de la entrevista en Las Palmas de Gran Canaria. JOSÉ CARLOS GUERRA

Su acceso a la secretaría insular supone la salida de Fernando Bañolas tras años de liderazgo. ¿Este relevo generacional se puede entender como una llamada de atención a la vieja política?

No podemos simplificar la elección de la nueva dirección con un cambio de estampa, es mucho más profundo. Hacemos una renovación más integral porque damos la oportunidad a personas que nunca han ocupado cargos en el ámbito insular, a gente que no estaba en CC, y a quienes vuelven al partido.

La ruptura del partido en 2005 marcó un antes y un después en la formación y usted apuesta por adoptar a los que ha calificado como nacionalistas huérfanos.

Lo que sucedió en 2005 ya debe quedar en el pasado. Hay que diseñar una estrategia y ser atractivos para todos esos nacionalistas que hay en Gran Canaria que no se ven reflejados en un partido y pueden ver un referente en CC.

Los retrocesos electorales desde la escisión de NC han sido importantes, ¿cómo piensa levantar al partido?

Nuestra hoja de ruta es generar ilusión en el área metropolitana y tener candidaturas en los 21 municipios en los comicios de 2019. ¿Cómo se consigue eso? Estudiando bien cada municipio y buscando a los mejores equipos. Ahí también entran las alianzas estratégicas desde el punto de vista electoral y las que tienen un mayor recorrido. En eso tenemos que tener la mente abierta para ser capaces de llegar a acuerdos.

En Las Palmas de Gran Canaria llevan seis años sin contar con un concejal y buscan tener presencia en todos los municipios, ¿no es una utopía?

Soy muy pragmático a la hora de plantear los escenarios. En Telde partíamos de una situación negativa y la cambiamos con trabajo y equipo. Estoy convencido de que es posible tener 21 candidaturas en las mejores garantías para avanzar en los resultados electorales.

Francis Candil, exmiembro de NC, está en su equipo. ¿Lo ha recuperado para que sea el candidato en la capital en 2019?

No estamos definiendo ahora mismo quiénes van a ser los candidatos. Para mí es importante el trabajo previo porque tenemos que volver a conectar con la ciudadanía con un proyecto de isla. El papel que va a jugar Candil va a ser fundamental porque es una persona que está muy bien conectada con la capital. Sea o no el candidato, va a aportar mucho al trabajo que haremos en el área metropolitana.

Sus intenciones no convencen a todos. El comité local de Agüimes critica que su forma de actuar es similar a la de la vieja política y considera que existe falta de comunicación.

Yo no soy responsable de la dirección del partido actual, lo seré a partir de mañana [hoy para el lector]. Los congresos se hacen precisamente para que las ideas se contrapongan, pero sí lamento que no den la oportunidad a un proyecto de mayoría, que no es el de Pablo Rodríguez, sino de CC de Gran Canaria que va mucho más allá de mis aspiraciones personales. Se ha hecho un equipo pensando en cada perfil por las responsabilidades que van a asumir y no de dónde provengan. Eso es un cambio y habrá gente que le coja a contrapié.

¿En la falta de liderazgo del partido en la Isla, qué parte de culpa tiene que el presidente del Gobierno de Canarias de los últimos años sea de Tenerife?

Está claro que ha influido algo, pero en Gran Canaria no hace falta que tengamos un líder, sino muchos. Más allá de eso, creo que lo importante es cómo se hagan las políticas independientemente de donde se haya nacido. Si crece Canarias, crecemos todo. Gran Canaria tiene enormes potencialidades, lo que tenemos que hacer es fijar objetivos claros para no perder ningún solo recurso en el crecimiento de esta isla.

La sombra de ATI es alargada.

Cuando mencionan a ATI es como si entrara un fantasma en la sala. La última vez que se presentó ATI a unas elecciones yo tenía 10 años, imagínese lo que significa eso. Es un cliché del pasado que nos intentan colocar para desacreditar nuestra posición. Creo en Canarias y en su cohesión. Y para que Canarias tenga un crecimiento igualitario y que todos los canarios tengamos las mismas oportunidades y derechos, Gran Canaria tiene que ser fuerte.

¿Qué pasó con la generación baby boom , fue solo marketing?

El baby boom fue solo una propuesta vinculada a unas elecciones, pero tiene continuidad en el sentido de que hay un grupo que ha dado un paso al frente. Como todas las ideas, tiene sus cosas buenas y malas. Me quedo con la parte de que personas, de sectores y movimientos distintos, dan un paso para afrontar el proyecto más importante que ha tenido Canarias en los últimos 20 años y que en Gran Canaria tiene un reto mayúsculo que es lograr reforzar su posición política.

¿Cómo?

Gran Canaria no tiene un rumbo fijado. Tendremos que fijar una agenda intensa con toda la sociedad civil para hacer un pacto por Gran Canaria que refleje los objetivos para la próxima década.

¿Cuáles son esos objetivos?

Sacar la máxima rentabilidad y eficacia a nuestras fortalezas, como el Puerto, y tratar de afrontar las debilidades. El diagnóstico es sencillo. Hemos perdido competitividad en la última década. En las zonas turísticas hay espacios públicos que siguen siendo un absoluto desastre y existen retos en el sector energético o en el papel que juegan las zonas de medianías y cumbre para ser un complemento del desarrollo económico de Gran Canaria.

¿Piensa en ser el próximo candidato de CC en el Cabildo?

Siempre he estado a disposición de la militancia para afrontar los retos electorales cuando han venido buenas y malas. Pero ahora no pienso en eso porque es más importante el trabajo previo. Al final de ese camino, estoy convencido de que tendremos uno o dos candidatos por institución.

¿Cree que los logros de CC y NC en las cuentas estatales es una prueba de que el nacionalismo debe estar unido?

Tengo excelente relación con muchísimos militantes y cargos públicos de NC. No es solo una relación personal, sino que compartimos ideología y criterios. Pero hay determinados líderes políticos en NC que escenifican el distanciamiento con CC para mantener un espacio de supervivencia. Nos alegramos que NC se sumara a esa aprobación de los presupuestos y además de que los mejorara. Esa es la evidencia de que la unidad nacionalista es absolutamente necesaria y fundamental.

¿Le causa resquemor, como consejero de Obras Públicas y Transportes, que NC se anote el tanto del aumento del descuento a residentes en los billetes de avión y barco?

El tanto se lo apunta Canarias. Es decir, todo lo que sea bueno para el Archipiélago es bueno para nosotros. Es un asunto que yo llevo trabajando desde que tomé posesión. Ahora este incremento hay que vincularlo para que tenga una permanencia en el tiempo y eso se hace a través de la modificación del REF que está en tramitación. Es decir, hay trabajo que hacer todavía y estamos en esa línea.

El PP toca a las puertas del Gobierno, ¿cuántos días cree que le restan como vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes?

No me lo planteo. Cuando tomé posesión tenía claro que esto no es para siempre. Sigo trabajando con las mismas ganas y no estoy preocupado en las quinielas sobre mi consejería.

Compartir el artículo

stats