Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a María Jesús Herrera

"Estamos trayendo refugiados y de aquí a final de año habrán llegado 1.548"

"Creemos que la llegada del cayuco a Gran Canaria ha sido circunstancial y no se ha abierto esa ruta", cuenta la jefa de misión de la Organización Internacional para las Migraciones En España (OIM)

María Jesús Herrera, ayer en Casa África en Las Palmas de Gran Canaria.

María Jesús Herrera, ayer en Casa África en Las Palmas de Gran Canaria. ANDRÉS CRUZ

El programa de su Organización que presentó ayer en Casa África se refiere al retorno de los inmigrantes y su reintegración en sus países de origen.

Sí, lo importante es transmitir que el retorno voluntario es una opción migratoria y si una persona no vive con un trabajo y una dignidad adecuada, nosotros ofrecemos un retorno seguro y digno con una serie de características para que vuelvan a sus países. Arreglamos su documentación, les pagamos los billetes más 450 euros por persona con un máximo de 2.000 por familia, y si necesita alguna asistencia médica o llevarse medicinas para algún tiempo, por ejemplo, si es diabético, se las damos, además de asistencia en puntos de salida, transito y llegada. Luego tenemos el programa del retorno productivo.

¿Qué es el retorno productivo?

Es el que lleva un proceso de integración determinado, sean inmigrantes regulares o irregulares. Le damos la ayuda de viaje, los documentos en regla para viajar como en los casos del retorno voluntario, pero en los del retorno productivo le damos una formación de 20 horas para que ellos planifiquen su plan de negocio. Esos planes los mandamos a nuestras oficinas en los países de origen, vemos la viabiblidad de esos negocios, y si la tienen comenzamos los trámites. Para el negocio le damos entre 3.000 y 5.000 euros. Son fundamentalmente personas de América Latina y África. Con estos programas hemos atendido a 11.436 personas en España.

¿Y en Canarias?

En lo que va de año hemos retornado a 32 personas desde Canarias. Suele estar en el 5% del global pero hay que tener en cuenta que son retornos voluntarios. Hemos hecho algún retorno de víctimas de trata de personas, pero casos puntuales, de personas en situación de vulnerabilidad... Hay que tener en cuenta que otras organizaciones también hacen retornos.

¿Qué tipo de negocios ayudan a montar?

En Dakar, por ejemplo, están comprando muchos taxis de segunda mano. También hemos apoyado pequeñas tiendas de comestibles, apoyo a personas con tierra para agricultura ecológica, turismo rural, por ejemplo, en Senegal. Lo que intentamos es darles un plus y la persona que regresa pueda tener algo diferente a lo que podría tener si se hubiera quedado en su país. También negocios para los pescadores, como mejorar sus embarcaciones y hacer una pequeña tienda de comercialización de esa pesca... Los negocios son muy variados.

Le he oído que hace cinco o seis años no se hubiera creído que mucha gente quisiera volver a Senegal y ahora sí lo piden.

Sí. Nos estamos encontrando con muchos casos. Son personas que se mueven en España y tras ocho o diez años no han podido regularizarse, y están muy cansadas porque han venido para mejorar su vida y dicen que están peor de lo que hubieran estado en su país, o bien llevan un cierto tiempo solos porque no han traído a su familia y deciden regresar. Evidentemente hace muchos años cuando alguien venía de un país de África Subsahariana siempre se pensaba que no se daban las condiciones para que volviera, pero en el caso de Senegal el país se está moviendo en positivo, está económicamente mejorando y hay más oportunidades. Y es que tenemos que pensar en el inmigrante como en un agente de desarrollo porque es una persona que lo que ha aprendido lo puede llevar a su país de origen y, en este sentido, piensan que pueden regresar y vivir bien con sus conocimientos y con el dinero que han enviado y que pueden conseguir una vida más digna. Una de las cosas que define a la migración es que es algo vivo. La inmigración es una oportunidad no un problema y estamos trabajando en muchos proyectos de sensibilización para cambiar el discurso de la inmigración y darle un matiz de positividad que hasta ahora no tiene.

¿Ha fallado España en la acogida de refugiados? Los datos no son nada buenos como ha denunciado Amnistía Internacional recientemente. A Canarias solo llegaron dos...

No quiere decir que no estén viniendo. En la OIM nos ocupamos de traer a los refugiados y tenemos un compromiso de traer a 1.449 procedentes de Turquía y de Líbano. Están viniendo a España de dos formas: los que han llegado a Grecia y a Italia y se han reubican dentro de Europa; y los reasentados, que son con los que tenemos el contrato con el Gobierno y que vienen de otros países fuera de Europa. Estamos trayéndolos desde el Líbano y desde Turquía. En este momento han llegado en 2017, 710 y la próxima semana 242. De aquí a final de año van a haber llegado 1.548, más que nuestro compromiso. Nosotros los traemos a España, normalmente al aeropuerto de Madrid, trabajamos con Acnur que hace la selección y nosotros hacemos todos lo trámites del viaje y la parte de orientación cultural para explicarles qué es España, además de exámenes médicos por si tienen problemas de salud. Y el Gobierno con su red atiende a esas personas y las reparte por las comunidades. Evidentemente, las cifras son mucho menores de lo que se preveía, aunque ha venido un numero importante de personas en el sistema de reasentamiento y en el de reubicación. Otro tema muy relevante es que las personas de protección internacional no solo son éstas y ahora mismo hay un número muy importante de venezolanos que están solicitando la protección internacional en España por la situación de su país. Es decir, que hay otros mecanismos distintos a las personas que han huido de la guerra de Siria, pero ahí hay otro tema que la gente debe saber, que es la voluntariedad.

¿Voluntariedad?

Sí, que los refugiados quieran venir y España no es un país demasiado atractivo hasta ahora para los refugiados porque no conocen España. Se piensa que Alemania, Suiza o los países nórdicos son más importantes. Quiero decir que no es tan fácil y hablamos de procesos voluntarios.

Es decir que no se puede culpar tanto al Gobierno.

Aquí no hay culpables sino situaciones. A lo mejor al principio ha ido algo mas lento y ahora está yendo más normal y si comparamos con el resto de Europa España está en un punto intermedio.

¿Está influyendo el terrorismo en esas cifras de refugiados?

Creo que influye en la opinión pública pero no en las autoridades. Las personas que vienen como refugiados pasan unos filtros y están totalmente identificadas. Se ha hablado de que podría pasar pero no se ha demostrado. Un problema que tenemos en las migraciones son las percepciones pero no se identifican con hechos reales, con un número. A ver, ¿cuántos terroristas entran en Europa desde Siria? No ha habido. En el atentado de Barcelona, por ejemplo, son de origen migrante pero españoles y no vienen de esos conflictos, de guerras. Por eso es muy importante trabajar con la gente joven y preguntarnos qué se está haciendo para que personas que han nacido en España no se sientan de aquí y a lo mejor tenemos que trabajar mas la integración, aunque España es un país que no tiene partidos racistas ni xenófobos con lo cual la integración está funcionando. Normalmente, el 99,9% de los que se mueven como emigrantes son personas dignas y sencillas y que necesitan apoyo, que no tienen relación con la violencia sino que están huyendo de ella.

¿El terrorismo implica que vea mal la inmigración?

Si puede ser pero quizás hay que trabajar para que no se vea con mal ojo y que vean que la inmigración es algo positivo, hay que fomentar la inmigración regular porque las personas que trabajan contribuyen a la Seguridad Social y a Hacienda y a nivel poblacional piense que Europa se está envejeciendo y si queremos mantener en un futuro el estado de bienestar vamos a necesitar personas que vengan. Vamos a necesitar a mucha gente joven y dinámica y la mayoría de la gente se va de su país es porque quiere cambiar su vida, es gente con ímpetu y muchos valores positivos porque la persona retraída no se mueve de su sitio.

El pasado lunes llegó un cayuco a Gran Canaria con 95 personas. ¿Se han vuelto a abrir las rutas hacia las Islas?

Las mafias se mueven con mucha más rapidez que los gobiernos. Ahora mismo el tráfico de personas es uno de los tres negocios más importantes del mundo junto con el de armas y el de drogas. Incluso hay expertos que dicen que el tráfico de personas está empezando a estar en el primero de los tres. Se mueven con más rapidez y constantemente están abriendo rutas. Pero en estos momentos no se puede decir que han abierto de nuevo esa ruta. Creemos que es una situación circunstancial.

Compartir el artículo

stats