Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los promotores plantean un "cheque vivienda" para los compradores

Los promotores canarios defienden que el futuro Plan Canario de Vivienda 2019-2022 proteja al que compra la casa a través de un "cheque vivienda" y dejar que sea el mercado el que provea inmuebles asequibles, sin protegerlos.

Éste es uno de los ejes fundamentales en los que se debe sustentar dicho plan, según la presidenta de la Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de la Provincia de Las Palmas (AECP), Salud Gil, que sostiene que toca desburocratizar los planes y empezar a proteger a los compradores. Criticó que cuando se construyen viviendas de protección oficial los empresarios están sujetos a una normativa que es "de la época franquista".

A su juicio, es "absurdo" establecer parámetros de la vivienda protegida porque lo que hace es segregar y obligar a la gente a concentrarse en determinadas zonas que, de alguna manera, supone la creación de guetos en la población. "Eso se tiene que acabar, es trasnochado ya", advirtió Gil. Una solución para evitar este problema sería que el Gobierno regional lance un "cheque vivienda".

Los requisitos para acceder a viviendas sociales ya están contemplados en la normativa estatal. La organización empresarial alega que se debe proteger a las familias que tienen derecho a percibir esas subvenciones, de tal manera que se acojan a un "cheque vivienda" y salgan al mercado para comprar.

Además de este mecanismo, ahora mismo la Sareb, el banco malo, y los promotores tienen suelo que se podría poner a disposición del mercado para que el Ejecutivo regional promueva el alquiler protegido en esos terrenos.

Respecto a la idea de la consejera de Vivienda, Cristina Valido, de comprar casas vacías en manos de los bancos, la sectorial cree que la propuesta "es eficiente, pero eso no significa que no haya que producir nuevas viviendas", que conlleva creación de empleo. "La sostenibilidad está garantizada", adujo Gil.

Compartir el artículo

stats