Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alcaldesa de Arrecife buscará acuerdos puntuales para gobernar

De Anta (PSOE) recabará consenso para las cuentas de 2018 y el Plan General y deja en manos de su partido negociar la nueva mayoría

De izquierda a derecha, Tomás Mesa, Jimena Álvarez, David Duarte, Eva de Anta, Victoria Sande y Manuel Hernández, ayer.

De izquierda a derecha, Tomás Mesa, Jimena Álvarez, David Duarte, Eva de Anta, Victoria Sande y Manuel Hernández, ayer. A.F.

La alcaldesa de Arrecife, la socialista Eva de Anta, aseguró ayer que no teme una moción de censura por parte de los partidos de la oposición, que son mayoría en la corporación con 17 concejales, tras la dimisión el pasado lunes de los cinco ediles de CC del grupo de gobierno, para apartarla de su cargo. Desde entonces el equipo de gobierno tiene ocho ediles (seis del PSOE y dos del PIL).

La regidora manifestó que "cerramos una etapa y abrimos otra en la que continuaremos colocando los intereses generales de Arrecife y de su gente en primer lugar, sin los impedimentos generados por Coalición Canaria. Esa es nuestra obligación y es nuestro compromiso". De Anta añadió que buscará acuerdos puntuales entre los partidos de la oposición para darle estabilidad a la institución y sacar adelante asuntos importantes para el municipio, como la aprobación de los presupuestos de 2018 y la segunda aprobación inicial del nuevo Plan General.

De Anta dejó en manos del comité local de su partido en Arrecife, pendiente de renovación, las conversaciones con las fuerzas políticas de la oposición en el consistorio para que el grupo de gobierno recupere la mayoría absoluta de trece concejales.

Acusó al responsable de Economía y Hacienda hasta el pasado lunes, el nacionalista Samuel Martín, de "incapacidad e irresponsabilidad por marcharse sin dejar hecho ni el primer borrador del presupuesto de 2018". Martín respondió al respecto que "no tenemos el borrador final por la incapacidad de sus compañeros del PSOE, a los que el 25 de septiembre pasado les pedí, como al resto de concejales, por correo electrónico el Capítulo I (personal) para cerrar el presupuesto y sigo sin recibir respuesta".

CC abandonó el grupo de gobierno "después de avisos, distintas advertencias, amenazas y declaraciones públicas en las que mostraban sus ganas de marcharse", afirmó la alcaldesa. Aunque reconoció que no deseaba esa ruptura, sin embargo, consideró que "la ciudadanía no puede estar continuamente presenciando el espectáculo que se ha dado en cada uno de los momentos y que ha tenido como protagonista el escenario que han montado en vez de la gestión y de los problemas que hemos ido solucionando".

En opinión de De Anta, "el conflicto que ha generado CC es artificial, estéril y, sobre todo, con una estrategia partidista clara".

Los seis concejales del PSOE se reparten las áreas que dejaron los nacionalistas (Urbanismo, Economía y Hacienda, Turismo, Cultura, Obras y Servicios, Playas, Deportes, Juventud, Sanidad, Medio Ambiente, Espacios Públicos y Parques y Jardines), mientras que los dos representantes del PIL continúan con las mismas responsabilidades que tienen hasta ahora. No obstante, De Anta mostró su predisposición a cederles, si así lo consideran, áreas que han asumido los socialistas.

Por otro lado, la regidora dijo que conocía "las intenciones del PP de tratar de armar una alternativa desde la oposición, al igual que CC ha tratado desde hace bastante tiempo de sumarse a esa alternativa y lo seguirán haciendo hasta final de legislatura, pero no vamos a perder ni un minuto en ningún tipo de distracciones, por lo que el Ayuntamiento no se va a paralizar".

Compartir el artículo

stats