20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día de la Constitución Acto oficial de conmemoración en el Congreso de los Diputados

Clavijo sitúa tras los comicios catalanes el inicio del cambio de la Constitución

El presidente de Canarias ve necesaria la revisión de la Carta Magna y reclama un mejor encaje del Archipiélago en el Estado

73

Acto en Delegación del Gobierno por el Día de la Constitución

La situación política que surja de las elecciones catalanas debe impulsar en el corto plazo un proceso real para actualizar y adaptar la Constitución 39 años después de ser aprobada. También para revisar el modelo territorial, "acabar con las tiranteces" e incorporar todas las singularidades de forma que todos los españoles se sientan "lo más cómodos posible". Esa fue la reflexión que hizo ayer el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, en el acto celebrado en el Congreso de los Diputados.

El jefe del Ejecutivo autonómico cree que esos comicios del 21D y la formación de un nuevo gobierno "no van a solucionar el problema" catalán, pero son un "punto de inflexión" que debe culminar también con un nuevo encaje de Canarias en el Estado. El reconocimiento de la condición de región ultraperiférica y la consolidación del Régimen Económico y Fiscal (REF) en el sistema constitucional español son los grandes objetivos.

El embrión debe constituirlo la comisión de evaluación del modelo territorial que pretende abrirse en el Congreso. "Después de las elecciones catalanas, con un nuevo gobierno en Cataluña, se tienen que dar esas circunstancias. No podemos seguir anclados en el conflicto ni, de manera irresponsable, seguir en el enfrentamiento, porque con las elecciones del 21D el problema no se va a solucionar", afirmó el presidente canario.

A su juicio, la incertidumbre del resultado obliga a mirar hacia el problema con voluntad de proponer soluciones a través del diálogo que debe abrirse en esa comisión, y no sólo por la necesidad de reformar lo relativo al modelo territorial. "Tras la crisis catalana era necesario ese punto de inflexión para poder sentarnos en una mesa para tratar asuntos tan importantes como las pensiones, el sistema de financiación, qué servicios públicos básicos y esenciales queremos, cuáles nos podemos permitir, y ese debate no se puede seguir posponiendo por dificultades o por una crisis política", recalcó Clavijo, que insistió en "la responsabilidad de todos" para propiciar "esa sentada".

Clavijo subrayó que con esta Constitución, "Canarias, como toda España, ha gozado de tranquilidad, prosperidad y a pesar de crisis cíclicas, el país es muy distinto del de 1978. El balance ha sido de un rotundo éxito para España y para Canarias. Es cierto que la sociedad ya no es la misma y por eso hay que retocarla, adaptarla y revisarla". Señaló que la conmemoración de la Carta Magna "es un día importante para todos los demócratas" a los que les "gusta vivir y convivir con las reglas de juego", pero inmediatamente reconoció una "crisis política" y un "debate sobre el futuro modelo de convivencia" que deben resolverse a través de la reforma. "Casi 40 años después tenemos que redefinirnos, porque la sociedad de entonces no es la de ahora, y nosotros siempre hemos abogado por la modificación del texto", afirmó. Ahora bien, matizó que la necesaria reforma no debe entenderse como un "proceso constituyente" que suponga un cambio de modelo de sociedad, "sino una revisión y actualización" que permitan adaptarse "a una sociedad más moderna, con otras necesidades".

En este marco, Clavijo consideró que Canarias tiene planteamientos importantes que hacer para mejorar su encaje en el Estado y el reconocimiento de sus singularidades. "Canarias tiene que aprovechar esa reforma para poder anclar elementos como el REF. Estamos en un proceso de reforma del Estatuto de Autonomía y hay determinadas singularidades que tenemos como Archipiélago, como es la condición de región ultraperiférica que nos gustaría tener recogida igual que en el texto de la Constitución Europea", resumió el presidente regional. Según él, tendrá que ser una Constitución donde todas las comunidades autónomas se sientan cómodas y reconocidas dentro del Estado sin perder "capacidad de autogobierno".

El dirigente nacionalista resaltó que en el contexto del debate territorial Canaria tiene abierta y en desarrollo una importante agenda de asuntos que se negocian con el Estado que irán adaptándose también en el medio y largo plazo a los cambios generales que se produzcan en el marco general. Así, recalcó que, "por un lado los Presupuestos y por otro lado el REF económico, y la reforma del Estatuto" marcan una hoja de ruta específica para Canarias que es la que los nacionalistas, en viurtud del peso de su apoyo parlamentario, pusieron sobre la mesa para apoyar la investidura de Rajoy".

"Vamos a seguir con ella porque las cosas se tienen que hacer y lo otro lo iremos viendo paralelamente. Si sale la modificación de la Constitución, pues evidentemente modificaremos esa hoja de ruta a los efectos de tener el REF mejor posible y tratar anclarlo en el texto constitucional", remarcó Clavijo. "Si se abre el debate de la reforma, lo tendremos que hacer y nos gustaría acceder en igualdad con las condiciones de otras comunidades autónomas que tienen estatutos de primera generación".

"Vamos a ir adaptándonos, pero no vamos a dejar de hacer nada de lo que nos hemos marcado haya o no reforma constitucional", insistió antes de recordar que al inicio de la legislatura se tenía el objetivo de mejorar la financiación canaria en el próximo sistema, todavía por negociar, pero que "de camino" surgió la negociación de los Presupuestos estatales de 2017 y se lograron sacar ya del sistema aún en vigor los recursos del REF.

"No estaba previsto porque no sabíamos que se iban a dar las circunstancias, pero surgió y fruto de eso tenemos un presupuesto (canario) de 2018 con casi 1.000 millones más de financiación", resaltó.

Fernando Clavijo acudió ayer por segunda vez desde que ocupa la Presidencia de Canarias al tradicional acto de homenaje a la Constitución que se celebra en el Congreso, en un contexto de crisis política por la situación en Cataluña y en el que quiso ofrecer apoyo directo al Gobierno central y sumarse a las fuerzas constitucionalistas. La anterior vez que asistió a fue en 2015, justo cuando se inició el procés catalán tras las elecciones catalanas de aquel año. Como la primera vez que acudió a la cita, volvió a ser el único presidente nacionalista presente. Ni el lendakari, Íñigo Urkullu, ni la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, acudieron ayer ni en ninguna de las ediciones anteriores.

Fernando Clavijo apenas se demoró unos minutos en abandonar las dependencias del Congreso una vez concluido el discurso de su presidenta, Ana Pastor. Eso sí, antes de iniciarse formalmente el acto, ya había tenido ocasión de hablar por separado tanto con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, como con los titulares de Fomento, Íñigo de la Serna, y de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, para abordar algunas de las cuestiones pendientes entre Canarias y esos departamentos, especialmente la próxima tramitación de la reforma del Estatuto de Autonomía, la de los aspectos económicos del REF, y la firma del convenio de carreteras.

Compartir el artículo

stats