Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Armas: "Lo primero es definir qué estado del bienestar queremos"

El viceconsejero de Hacienda insiste en incluir la dependencia entre las prestaciones a incorporar en el nuevo sistema

El viceconsejero de Hacienda de Canarias, Javier Armas, considera que lo primero que se tiene que aclarar en las negociaciones para la aprobación de un nuevo sistema de financiación autonómica es el tipo de estado del bienestar que se persigue y, por tanto, qué gasto se necesita para mantenerlo, y cómo se proyecta ese objetivo en los fondos que deben crearse y en la aportación tributaria de cada comunidad autónoma. Armas, que es representante canario en el comité técnico que prepara una propuesta para su discusión en el CPFF, resalta que Canarias apuesta por incluir la dependencia entre las prestaciones a incorporar en el sistema, y así lo defenderá en la reunión de este grupo el jueves en Madrid.

"Antes de empezar a hablar de la fiscalidad, es importante definir cuál es el estado del bienestar que queremos, qué modelo de financiación queremos y cuál va a ser el impacto de lo que va a acoger el sistema", afirma el viceconsejero. "Ahora acoge todos los recursos derivados de las transferencias del Estado a las comunidades autónomas, educación, sanidad y servicios sociales, y nosotros apostamos que ha de entrar la dependencia como un apartado de los servicios sociales y hay un compromiso legal de compartir su financiación", aclara.

En relación al sistema fiscal que debe sostener ese nuevo modelo, recalca que Canarias asume la esencia del documento del comité de expertos que se presentó en verano, es decir, la creación de varios fondos de distintos niveles cuyo resultado práctico debe ser que el coste de la prestación de los servicios sea homogéneo y que todos los ciudadanos disfruten de las mismas prestaciones independientemente del lugar donde residan.

En cuanto al modelo tributario que se apruebe como mecanismo de financiación, Armas mantiene un sistema paritario para la recaudación del IRPF, mientras que para los tributos especiales el Ejecutivo está abierto a discutir, pero bajo la premisa de que los tributos del REF no computen como ingresos que deban ir a la bolsa común.

Compartir el artículo

stats