Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Ignacio Álvarez-Ossorio

"Los atentados yihadistas han venido para quedarse"

"España es un objetivo prioritario; en los mapas del ISIS aparece Al Ándalus como un territorio a recuperar", afirma el profesor de Estudios Árabes

"Los atentados yihadistas han venido para quedarse"

Auge y declive del Estado Islámico en Siria e Irak fue el título de su conferencia del pasado jueves en la Real Sociedad Económica Amigos del País de Gran Canaria.

Sí, trataba de analizar la situación de Oriente Medio utilizando como vehículo la situación de inestabilidad que había en la región y los motivos que llevaron a que surgiera el ISIS, el autoproclamado como Estado Islámico, y cómo un grupo de esas características se afianzó en el terreno y creó un califato prácticamente de la nada. En su día llegó a controlar, nada más y nada menos, que nueve provincias, con ocho millones de habitantes, y hoy en día prácticamente ha sido barrido del mapa debido a que ha surgido una gran coalición a nivel internacional, pero también a nivel local, y todos lo han considerado como el enemigo a batir y tan rápido como nació ese califato ha sido destruido, ha sido expulsado de Siria e Irak. Han sido expulsados hacia zonas desérticas, donde no controlan ni recursos ni petróleo ni población, con lo cual aunque no han sido derrotados por completo están en una situación muy delicada y, probablemente, no puedan volver a reagruparse y no puedan volver a resucitar ese espejismo de califato que llegaron a construir durante dos años y medio.

¿La coalición internacional actuó tarde?

Cuando surge el ISIS y se expande tan rápidamente por tanto territorio es por la falta de reacción tanto de las autoridades locales como de las potencias internacionales. Hay un vacío político que lo llena rápidamente ante el inmovilismo de Occidente que reacciona cuando es atacado. Pueden extraerse lecciones de cara a un futuro. Antes de que un grupo se convierta en una amenaza que controla el territorio, recursos y que se financia a través del petróleo lo que hay que hacer es actuar antes de que sea demasiado tarde; impedir que un grupo yihadista, con similares planteamientos, en un futuro vuelva a representar una amenaza tan grande para los países árabes y también para Occidente.

Hablamos de Al Qaeda también...

Al Qaeda es un actor clave que está emparentado con el ISIS. Es un hijo descarriado del ISIS porque va mucho más allá y golpea contra objetivos externos, contra lo que llaman el enemigo exterior que son los países occidentales, con golpes muy mediáticos. El ISIS centra su acción dentro de los países árabes para asentar su califato y eliminar a las minorías de la zona por medio de operaciones básicamente de limpieza étnica o confesional .

¿Puede una coalición internacional acabar con los gru-pos radicales que hacen los atentados?

La coalición internacional se concentra en operaciones contra el terrorismo y el gran problema es que no se puede derrotar a los grupos yihadistas solo con operaciones contra el terrorismo porque lo que hacen esas operaciones es devastar el territorio. Todas las ciudades que han sido recuperadas, como Mossul u otras, han quedado prácticamente devastadas, la población ha huido, se han convertido en desplazados internos y en refugiados en los países del entorno, y hay que ofrecer algo más que operaciones contra terroristas, hay que ofrecer a la población local una esperanza.

¿Cómo que?

Como un proceso de reconstrucción integral de estos países, inversiones... Hablamos de un nuevo Plan Marshall. No pueden simplemente devastarlos para aniquilar a Al Qaeda y al ISIS sin dejar nada en esos territorios, porque eso es el caldo de cultivo para que luego vuelva a resurgir otra organización a lo mejor con diferente nombre pero con idénticos objetivos.

Y eso no se ha hecho.

No, porque en la mayor parte de esas poblaciones, una vez que esos grupos son derrotados o expulsados y esas ciudades caen, la coalición no tiene un plan para el día después. Las ciudades son esqueletos, parecen Hiroshima o Nagasaki, parece que han sufrido una bomba nuclear pero no hay un proyecto para reconstruirlas, para hacer inversiones, para atraer capital, para darles un futuro a las poblaciones locales, y el abandono y el resentimiento es el caldo de cultivo para los extremismos.

¿Qué va a ocurrir en Siria tras la guerra?

Es otra de las grandes incógnitas porque el régimen carece de recursos en esas ciudades. ¿Quiénes van a invertir? Está claro que no van a estar EE UU y la UE porque ambas son declarados enemigos de Bachar el Asad, porque no quieren su continuidad en la presidencia. Va gobernar gracias a la ayuda de Rusia e Irán , que son sus principales aliados con intereses económicos porque se han repartido el pastel y cada uno, de acuerdo al esfuerzo bélico que han hecho para evitar que cayera Bachar el Asad, van a sacar una importante tajada del asunto. Rusia de ha quedado con la explotación del petróleo durante los próximos 25 años e Irán con la explotación de los fosfatos y la reconstrucción del país o con la telefonía móvil...

¿ Y Estados Unidos?

EE UU la estrategia que tiene tampoco es demasiado constructiva porque allá donde ha intervenido en lugar de estabilizar los países ha creado más inestabilidad. Ahí tenemos el caso de Irak, en lugar de una crear una gran democracia como dijeron, lo que hicieron fue lo contrario, destruir un país y expandir la inestabilidad por el conjunto de la región. No olvidemos que la desestabilización provoca un negocio muy pingüe porque, entre otras cosas, vende armamento y en los último años la venta de armamento a los países del Golfo, que son sus aliados, se ha disparado.

¿Se van a poder controlar los atentados yihadistas?

Los atentados yihadistas han venido para quedarse, porque lo que pretenden estos grupos con ellos es hacer una demostración de fuerza, que tienen capacidad para golpear a Occidente y, además, también es un excelente medio propagandístico y para captar futuros yihadistas. En muchos de los casos son jóvenes radicalizados que simpatizan con los planteamientos de estos grupos y buscan su momento de gloria.

¿Es España un objetivo?

Es prioritario porque ha sufrido varios atentados, Madrid en 2004 y Barcelona en 2017, pero es prioritario también, entre otras cosas, por la presencia que tuvieron los musulmanes en España y siempre dentro de los mapas del ISIS aparece Al Ándalus como uno de los territorios a recuperar para restablecer el califato y tiene un valor simbólico muy importante.

¿Canarias puede ser un ob-jetivo ?

Canarias no es un lugar estratégico para ellos porque los árabes nunca estuvieron en Canarias y porque la migración magrebí se concentra sobre todo en la zona de Levante, Cataluña, Madrid y, sobre todo, en Ceuta y Melilla y todas la detenciones y grupos desarticulados han tenido lugar en esos lugares.

¿Con los atentados se está disparando la islamofobia?

No se puede confundir el Islam con el terrorista o el yihadista. España, con los atentados de Madrid y de Barcelona, ha reaccionado con madurez y ha dado una lección al no registrarse actos de xenofobia.

Compartir el artículo

stats