Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los diputados desenmarcan sus títulos

Parlamentarios de PSOE y Podemos están dispuestos a acreditar ante la Cámara regional sus méritos académicos para distanciarse de Asier Antona "Debería hacerse ya, tanto aquí como para los diputados de toda España", afirma Matos

Asier Antona, en su escaño durante un pleno del Parlamento de Canarias.

Asier Antona, en su escaño durante un pleno del Parlamento de Canarias. LP / DLP

"Yo estoy dispuesto a ser el primero; si hace falta, llevo mis títulos mañana mismo". Así se expresó ayer el portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista, Gustavo Matos, sobre la conveniencia de que los diputados acrediten los méritos académicos que publican en el sitio web del Parlamento de Canarias. Máxime tras destaparse que el presidente del Partido Popular (PP) en la Comunidad Autónoma, Asier Antona, lucía un Diploma de Estudios Avanzado (DEA) que en realidad no tiene.

Un caso que se ha sumado al escándalo a que ha dado lugar el máster de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos y que ha desembocado en una mezcla de incredulidad con un punto de indignación entre los parlamentarios que no solo publican sus títulos en el portal de transparencia de la Cámara, sino que, además, no tienen inconveniente en acreditarlos. De hecho, ya ayer había quien aseguraba -y precisamente desde la bancada del PP- haber mandado desenmarcar su título universitario con la intención de presentarlo motu proprio en el Parlamento, para tratar así de evitar que la estela del inexistente DEA de Antona termine por sembrar la duda en los méritos académicos de los restantes diputados. Y no es el único caso, ni en la Cámara ni tampoco en las filas populares.

Aunque las normas de transparencia a las que la primera institución del Archipiélago somete a sus representantes no exigen la acreditación de los méritos académicos -en la práctica cada diputado publica o transmite la información sobre sus títulos sin que, por tanto, medie una comprobación o al menos una declaración jurada-, el descubrimiento de que Antona había tergiversado su currículum ha llevado a que haya parlamentarios que hayan decidido dar un paso al frente y desmarcarse de lo sucedido. Matos es licenciado en Derecho y posee un máster -entre otros méritos- y ayer no solo insistió en que está dispuesto a acreditar toda su información académica con independencia de que las normas del Parlamento no lo obliguen a ello, sino que también apostó públicamente por establecer la obligación de que así sea. "Debería hacerse ya, tanto aquí como para los diputados de toda España; yo no solo no veo ningún problema, sino todo lo contrario, si por mí fuera, deberíamos presentarlos [los títulos] mañana mismo", argumentó el portavoz adjunto del PSOE en la Cámara.

Desde el grupo de Podemos ya han elevado a la Mesa del Parlamento -el órgano de gobierno de la institución- un escrito en el que solicitan que se estudie poner en práctica los "mecanismos" necesarios para que la información sobre los méritos académicos de los diputados tenga garantías de veracidad. En la formación morada van a aguardar a que la Mesa dé curso a su petición y decida de qué forma acreditar los títulos, pero desde el grupo parlamentario aseguraron que "todos" sus diputados tienen sus certificados de estudio "en perfecto estado de revista". Uno de ellos, Juan Márquez -licenciado en Música en los Países Bajos y con un posgrado en la prestigiosa Royal Academy of Music londinense-, es otro de los que está dispuesto a llevar sus títulos ante el órgano de la Cámara que se decida, y a hacerlo "mañana mismo". Márquez confía, eso sí, en que el gobierno de la institución que preside Carolina Darias sepa encontrar una fórmula para que se haga "ordenadamente". "Debe establecerse un criterio, pero yo soy de los que están dispuestos a descolgar los títulos mañana mismo", expone el representante de Podemos.

Es más, incluso en la bancada del PP había quien ayer adelantaba que llevaría sus títulos al Parlamento en los próximos días por más que la Mesa aún no se haya pronunciado a raíz de la solicitud de Podemos. Una solicitud que, cuando menos en principio, no debería encontrar obstáculos para prosperar. Aunque la fuerza política morada no tiene representación en la Mesa, los tres partidos que sí la tienen -Coalición Canaria (CC), PSOE y PP- han avanzado que no se opondrían a que se obligase a acreditar los títulos que se publiquen en la web institucional. La reflexión compartida estos días es que oponerse a ello supondría quedar en evidencia ante los ciudadanos, y máxime después del patinazo de Antona, de ahí que todos hayan asumido que antes o después se tendrá que buscar una fórmula para evitar situaciones que en definitiva redundan en perjuicio de todos los parlamentarios.

La portavoz de CC en la Cámara, Guadalupe González Taño, adelantó que los nacionalistas no se opondrán a que se imponga acreditar los méritos académicos, como tampoco la Agrupación Socialista Gomera (ASG) de Casimiro Curbelo, que no cree que sea una solución para evitar casos como los que han salido a la luz pero que tampoco rechazaría adoptar medidas. Podemos tiene clara su postura y desde el PSOE y hasta el PP han apuntado su disposición para que haya mayor control.

Compartir el artículo

stats