Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parlamento Intento de consenso

Los grupos reconducen 'in extremis' el pacto para los órganos de control

Paridad y aptitud de los candidatos son los criterios que se comprometen a cumplir

Los grupos reconducen 'in extremis' el pacto para los órganos de control

Los grupos reconducen 'in extremis' el pacto para los órganos de control

La frustrada renovación de los órganos dependientes del Parlamento de Canarias -Diputado del Común, Consejo Consultivo y Audiencia de Cuentas- no ha escrito aún su último capítulo. Ayer se abrió una nueva negociación con presencia de todos los grupos de la Cámara regional y también todos aseguraron estar dispuestos a ceder y a procurar no quedarse esta vez en el mero intento. No obstante, la portavoz socialista, Dolores Corujo, estimó que tras esta nueva ronda abierta de manera sorpresiva se esconde el deseo de Coalición Canaria (CC) de obtener una representatividad mayor de la que le corresponderá tras los comicios autonómicos del año próximo.

El acuerdo a tres bandas entre Coalición Canaria (CC), Partido Popular (PP) y Partido Socialista Canario (PSOE) saltó por los aires en marzo, cuando los últimos supieron que Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y socialista, tenía los días contados en la institución. El manifiesto enfado lo concretó el secretario regional del PSOE, Ángel Víctor Torres, dando por roto el pacto y relegando para la siguiente legislatura las entradas y salidas en los mencionados órganos.

A no ser, y así lo expuso Torres, que nacionalistas y populares fueran capaces de hallar en otros grupos los apoyos necesarios. Y a eso se pusieron desde Coalición con una llamada a la portavoz de Podemos, Noemí Santana, quien advirtió de que solo la iban a encontrar si en la mesa negociadora estaban todos los partidos con representación. Esa conversación cristalizó ayer en un discreto encuentro celebrado a primera hora de la tarde en la propia sede parlamentaria.

No hay líneas rojas a priori. La paridad -ausente en el acuerdo fallido- y la valía de los candidatos son los únicos criterios a poner sobre la mesa. No obstante ese buen ambiente inicial, Corujo se preguntó por qué CC no aplica igual intensidad a estos "cambios en órganos que influyen en el trabajo del Gobierno" y a la reforma del sistema electoral canario.

Empezar de cero

La clave está en dar por olvidado el desencuentro en pos de un consenso en el que las aspiraciones de todos puedan tener cabida. "Es un nuevo tiempo", afirmó el portavoz de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, quien recordó que tanto su formación como Podemos han mantenido siempre que "estas instituciones son de todos y no de los tres partidos que tienen mayor número de escaños".

Su homólogo en el grupo Nacionalista, José Miguel Ruano, estimó la conveniencia de "conservar los procedimientos" ya consumados. Es decir, evitar tener que pasar trámites de idoneidad para lo que se mantendrían candidatos que ya estuvieron en la anterior negociación. La cuestión a determinar es cuántos, porque ahora hay que hacer sitio a los que propongan quienes no estaban en el diálogo anterior.

"Es un nuevo tiempo para la búsqueda del consenso, unánime si es posible", enfatizó el portavoz del grupo Mixto, Casimiro Curbelo. Lo cierto es que los socialistas tampoco podrían descolgarse de un acuerdo mayoritario. En ese caso se quedarían con nula representación, ya que bastarían -y hasta sobrarían- los diputados del resto de grupos para llevarlo adelante.

El buen ambiente reinante en el primer encuentro de ayer se escenificó con el nombramiento de Noemí Santana, portavoz de Podemos, como representante de todos para atender a los medios. "Ha pesado la imagen que estamos dando a la ciudadanía", explicó sobre el descalabro continuado a la hora de llegar a un entendimiento. Desde el grupo Popular, Australia Navarro, anticipó que consideraría "un fracaso" no alcanzarlo tampoco ahora.

Hoy vuelven a sentarse todos. La intención es llegar rápidamente a un acuerdo e, incluso, votarlo en el próximo pleno, que se celebra en dos semanas.

Compartir el artículo

stats