Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carta a un militar español

La canaria Carla Merino, sexto puesto nacional en un concurso del Ministerio de Defensa

Carta a un militar español

Carta a un militar español

"Todo por la patria" era la frase que más intriga suscitaba a Carla Merino, hija de militar, cuando aún no levantaba dos palmos del suelo. Y no fue hasta que cruzó la puerta del Regimiento de Infantería Canarias 50, en la que figuraban esas cuatro palabras, cuando descubrió su verdadero significado. Así lo plasma en su redacción, que acaba de llevarse el primer premio en la provincia de Las Palmas, y el sexto, de 52, a nivel nacional, en el concurso convocado por el Ministerio de Defensa, Carta a un militar español, que este año celebró su quinta edición. "Escribí mis vivencias, lo que sentía como hija de un militar", relata Merino en el momento de recibir el diploma en una ceremonia de conmemoración del establecimiento de la Delegación de Defensa en Canarias, el 19 de junio de 1995.

El acto, presidido por el coronel del Ejército del Aire Luis Salvador Gómez-Guillamón, sirvió también para recordar a José Luis León Socorro y Eynar Esau Mina Lozano, "los dos héroes que entregaron todo sin pedir nada", fallecidos en plenas maniobras, en el campo de tiro de Pájara, el pasado 1 de junio. Además, se llevó a cabo el reconocimiento a seis condecorados, "unos en razón de una larga vida dedicada al servicio al Ejército de España y otros en atención a sus méritos personales y labor continuada", en palabras de Gómez-Guillamón.

Asistió al evento el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, quien afirmó que la Delegación de Defensa "es una de las grandes desconocidas por la ciudadanía, pero con una función imprescindible para el funcionamiento de la seguridad". Opinó lo mismo el coronel, para quien la presencia de esta institución militar en la Isla es "necesaria", pues "cerca de 11.000 personas demandaron sus trámites in situ en 2017". En este sentido, el coronel informó de que el pasado año, la Delegación "realizó la gestión administrativa de más de seis mil personas, más de cien propiedades del Ministerio de Defensa y 270 viviendas o locales". También participa activamente en los procesos de selección y son el cauce administrativo para la ciudadanía interesada en ingresar en las Fuerzas Armadas.

Durante el acto, le fue impuesta la medalla al mérito militar con distintivo blanco al funcionario Luis Abdón García Cabrera; se entregó una placa de la Real Militar Orden de San Hermenegildo al subteniente del Ejército de Tierras José Luis Serrano Mateos, por la Brigada del Ejército de Tierra, y la Encomienda de la Real Militar Orden de San Hermenegildo a José Francisco Martínez Rivas. Asimismo, se llevó a cabo la entrega de diplomas de empleo y distinciones, al teniente reservista voluntario del Cuerpo Militar de Sanidad y Farmacia, Arturo Aragonés Miranda, y al alférez reservista voluntario del Cuerpo Militar de Sanidad y Veterinaria, Jesús Forga Martel, como reservista del año de la Subdelegación de Las Palmas de Gran Canaria. Igualmente ha sido merecedora de una distinción el Destacamento de la Dirección Personal del Ejército, Junta de Información del Ejército en Las Palmas, cuyo reconocimiento lo recogió el brigada del Ejército Germán Andrés Cabrejas Hernández.

La Delegación de Defensa en Canarias celebrará en 2020 el cuarto de siglo desde su creación, unos años en los que la institución ha dado a conocer a la sociedad canaria "la necesidad, utilidad, misiones y valores de las Fuerzas Armadas", y lo ha hecho, como narra Merino, dando "toda su vida y estando orgullosos de ello".

Compartir el artículo

stats