Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Venancio Aguado de Diego

"La presencia de España en Líbano no es fuente de problemas terroristas"

"La sociedad libanesa considera a los boinas azules como un elemento más del paisaje", declara el jefe de la Brigada Canarias XVI

El general Venancio Aguado de Diego, jefe de la Brigada Canarias XVI, ayer.

El general Venancio Aguado de Diego, jefe de la Brigada Canarias XVI, ayer. J. CASTRO

Hace ya algo más de un año que la Brigada Canarias XVI se desplazó a Líbano para tomar por primera vez el mando de una misión de la ONU. ¿Sirven para algo ese tipo de misiones?

Desde 1976, Líbano está en guerra civil. Ha tenido conflictos hasta 2006 y desde ese año hasta ahora es el periodo seguido de mayor estabilidad, seguridad y paz que ha tenido el país. Lo que corresponde a esta misión es la integración o el incremento de las capacidades de las Fuerzas Armadas libanesas. Se está consiguiendo y no hay ninguna duda de que poco a poco el país se está estabilizando. Si no fuera por Unifil, este periodo tan largo de paz no habría existido.

¿Qué fue lo más complicado de estar al frente?

Es un plus de responsabilidad y por tanto de orgullo. España manda en el sector este, que tiene integrada fuerzas que estaban desde 1978 como India, Nepal o Indonesia. Son países que tienen una alta tradición de participar en las misiones de la ONU. La integración de esos contingentes no es algo que llega de la noche a la mañana. Está muy consolidada y además es muy enriquecedora culturalmente.

¿En qué han mejorado las tropas libanesas?

Cuando la sociedad libanesa estaba en conflicto interno, el Ejército de ese país también estaba fracturado. Las Fuerzas Armadas libanesas son en este momento el referente de la sociedad. Es una sociedad muy vertebrada alrededor de las confesiones religiosas y digamos que las Fuerzas Armadas son el núcleo que aglutina a toda la sociedad. El Ejército, además de estar mejorando su instrucción y adiestramiento, está siendo dotado de material por países donantes como EEUU, Italia, Alemania, Japón... Y está trabajando codo con codo con Unifil, cada vez más integrado y asumiendo más misiones operativas en el sur del Líbano, que es nuestra zona de acción.

¿La realidad que se encontraron allí se ajustaba a la preconcebida o ésta les superó?

Sí, sin ninguna duda. La preparación de las unidades no es de la noche a la mañana. En los seis meses previos dedicados única y exclusivamente a la preparación del contingente se tiene como referencia no solo el marco general, sino las lecciones aprendidas de los anteriores contingentes. Además hay un hito fundamental en esta preparación que es lo que denominamos reconocimiento de zona en el que los elemento claves del contingente, desde el general jefe hasta los jefes de unidad, vamos al Líbano y estamos durante dos semanas con el contingente desplegado en ese momento y vemos sobre el terreno lo que se hace de verdad. Por eso no ha habido ninguna sorpresa ni algo que no estuviese preparado. Uno de los elementos clave para el éxito de las misiones es el ciclo que tenemos de preparación, que logra que las unidades vayan perfectamente preparadas y que desde le primer día podamos empezar a ser operativos.

¿Cuánto tiempo de preparación se necesita para tener todo bien atado para este tipo de misiones?

Seis meses es el tiempo que hemos determinado en nuestro ciclo de preparación. Es suficiente para que cualquier unidad pueda desplegarse en el exterior con garantías de éxito. Llevamos ya mucho tiempo utilizando este procedimiento. Y lo que da buen resultado, ¿para qué vamos a moverlo? Todo lo que es bueno y funciona, no lo toquemos.

¿Qué actividades con la sociedad libanesa lleva aparejadas esta misión?

El Programa Cervantes para la enseñanza del español a la sociedad. Son clases a las que la población asiste de forma voluntaria. También realizamos proyectos que facilitan o mejoran la vida cotidiana de las localidades. En este caso han sido fundamentalmente ayudas a la electricidad. Se les apoya con generadores eléctricos de entidad para poder mantener el suministro las 24 horas. También existen programas de ayuda al desarrollo de labores ganaderas y mejora de las instalaciones educativas. Es decir, se hace una labor de ayuda que nos sirve para integrarnos y que esa sociedad nos mire con buenos ojos. Así es como nos deben mirar porque lo que vamos a hacer es ayudar a la sociedad en su conjunto.

Antes comentó que el Ejército libanés era un eje central en el país, ¿pero cómo recibe la sociedad a las tropas de otros países?

Esa zona, por desgracia, vive en una situación de conflicto de forma local o general desde 1948. Unifil se desplegó por primera vez en el sur del Líbano en 1978. Son ya 40 años. España se integró a esa misión en 2006. Es una zona que ha convivido permanentemente en el siglo XX y a principios del XXI con los boinas azules. Nos consideran un elemento más del paisaje.

¿En algún momento dejarán de serlo?

Quién sabe. En estas cuestiones y más en conflictos de tanto tiempo, lo mejor es pensar en qué va a suceder mañana. Creo que la misión de la ONU, y más en concreto de Unifil, es ir paso a paso. Ahora mismo sigue siendo necesaria la misión. Uno de los objetivos fundamentales es que las Fuerzas Armadas libanesas sean capaces de hacerse con la responsabilidad que cualquier Ejército tiene en una sociedad. En este momento las actividades que pueden hacer en el sur no llegan a un 15%. Otra de las misiones que tiene UNIFIL es el control de lo que se denomina Blue Line, que es una línea que separa Líbano de Israel. Es fácil entender que hasta que esa frontera no sea legalmente reconocida, siempre podrá ser una fuente de inestabilidad. Unifil tiene también el objetivo de comprobar e informar a la ONU de las violaciones que puedan existir por ambas partes, tanto por la parte sur como por la norte de esa línea.

¿La presencia de España en esa zona la convierte en objetivo de ataques terroristas?

No. La presencia de España en esta misión de la ONU no puede ser fuente de problemas terroristas en nuestro territorio. Como digo, todos los elementos de la sociedad libanesa son conocedores de nuestro papel. No hay nadie que critique nuestra permanencia en la zona. Es más, a algunas localidades que no se encuentran dentro de la zona de responsabilidad de Naciones Unidas les gustaría que la ONU aumentara su despliegue para también entrar.

¿Qué importancia e incidencia tienen las misiones de la ONU para buscar la estabilidad?

Las misiones en el exterior de las Fuerzas Armadas tienen como finalidad acudir a la zona donde es necesaria nuestra presencia y también tienen un objetivo de política de acción exterior del Estado. El prestigio de las Fuerzas Armadas españolas es la conclusión que dimana de estas dos. Y no solo en el exterior. Nuestra institución es una de las mejor valoradas por la población española. Ese prestigio se gana con el esfuerzo callado y sacrificado.

¿En qué otras misiones de la ONU tienen previsto participar?

España, como contingente importante, en la única misión de Naciones Unidas es en la que está es en la del Líbano y ahí seguiremos. Estamos en otras misiones y según los ciclos y disponibilidades ya se verá. Este año ya no está previsto. Ya veremos en 2019. Estamos esperando las órdenes que emanan de nuestro jefe del Estado Mayor del Ejército para ver si nuestra Brigada despliega en otros escenarios. Es posible que sí, pero a día de hoy no está determinado con exactitud nada. Sé que se escucha algún que otro escenario.

Mali e Irak.

Como general jefe de la Brigada lo que le puedo decir es que aún no he recibido la orden oficial de despliegue en Irak o Mali.

En cualquier caso, están formándose porque de ser así, son unas de las zonas más peligrosas.

Siempre tenemos que prepararnos de una forma dura y exigente para poder responder a lo que en un momento determinado la sociedad nos demanda. Por tanto, la preparación debe ser continua. Hoy hablamos de esas misiones, pero en este mundo globalizado, confuso y complicado puede surgir de la noche a la mañana otro escenario y debemos de ser capaces de responder.

¿Qué implica la certificación de la Brigada Canarias XVI como Brigada de Respuesta Inmediata (BRI)?

El 1 de julio podremos decir que ya se ha pasado esa certificación y que, tras la evaluación correspondiente, hemos cumplido los requerimientos solicitados para tener esa disponibilidad. El Ejército debe tener unidades alistadas para poder ser desplegadas en escenarios que no están previstos.

Compartir el artículo

stats