Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias afea la insensibilidad de parte de Europa hacia los inmigrantes ilegales

Fernando Clavijo tildó de "indignante e indecente" la postura de Italia

Canarias afea la insensibilidad de parte de Europa hacia los inmigrantes ilegales

Canarias afea la insensibilidad de parte de Europa hacia los inmigrantes ilegales

Canarias afeó ayer la insensibilidad que parte de Europa muestra a la llegada de inmigrantes. El Archipiélago mira con preocupación el repunte que experimenta la llegada de inmigración irregular, por lo que busca canales de diálogo en los marcos estatal y europeo para dar respuesta a quienes arriesgan sus vidas en el Mediterráneo y el Atlántico para buscar un futuro mejor. El presidente del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, insistió ayer en la Cámara regional que su voluntad es actuar con transparencia y rigor en el tratamiento de esta materia. Un labor para la que, según apuntó, es fundamental la coordinación.

Los grupos parlamentarios coincidieron ayer en priorizar la crisis humanitaria. En lo que va de año, han llegado al Archipiélago 440 inmigrantes, 129 de ellos en un cayuco el pasado domingo. Clavijo recordó que en la zona de África Occidental hay desplegados efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado colaborando con agentes marroquíes, senegaleses y mauritanos "para saber cómo se pueden mover los flujos migratorios". El jefe del Ejecutivo regional advirtió, no obstante, que hay que "estar atentos" ante los últimos movimientos, pues a su juicio "no corren buenos tiempos en Europa" por la falta de consenso de los países de la UE a la hora de abordar esta situación. No solo se refirió a la "indignante e indecente" postura del Gobierno italiano, sino también a las actitudes "populistas" que surgen en Europa para "enfrentar a ciudadanos con ciudadanos". Por ello, recalcó, Canarias debe dar ejemplo de transparencia y solidaridad. Clavijo aseguró que es primordial atender de forma "digna" a quienes llegan a las costas canarias, contar con los recursos adecuados para ello -las consejerías de Sanidad y Servicios Sociales se han puesto ya manos a la obra- y abrir los canales de información pertinentes con el nuevo Gobierno central y Europa.

Los grupos parlamentarios coincidieron también en la necesidad de abordar con sensibilidad esta situación, si bien el presidente del Grupo Popular, Asier Antona, recalcó que Canarias, pese a ser "tierra de acogida, tiene "limitaciones". Una circunstancia que obliga, según explicó, a actuar con "previsión y responsabilidad" en este campo. Si bien Antona aclaró que no quiere hablar de cambio de tendencia o de efecto llamada, demandó a Clavijo que no deje espacio a la improvisación. El también presidente de los populares canarios sostuvo que la inmigración ilegal "es un problema humanitario que no deben afrontarse con "decisiones unilaterales".

El PSOE, por su parte, afeó la "política del miedo" que, a juicio de su portavoz parlamentaria, Dolores Corujo, promueve el PP. Corujo no solo puso en valor la decisión de Pero Sánchez de tender la mano a los 630 migrantes del Aquarius, sino que también instó a gestionar de "manera humanitaria y constructiva", y sin recurrir al miedo o al escándalo, la llegada de sin papeles.

La portavoz de Podemos en la Cámara canaria, Noemí Santana, celebró que el nuevo Gobierno estatal tenga "apertura de miras" en la atención a los migrantes porque "traen más ventajas que desventajas". Por eso espera que el Ejecutivo canario no cometa ningún "traspiés" como el que, bajo su punto de vista, cometió Clavijo al dudar de la idoneidad del cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros de Fuerteventura. Casimiro Curbelo, presidente de Agrupación Socialista Gomera, cree que la respuesta dada tanto por el Estado como por Canarias es la "correcta, pero llamó a "teorizar menos y hacer más".

Compartir el artículo

stats