Crecimiento y desarrollo gracias a una "oportunidad única". Y no solo para Agaete, sino para todo el norte de Gran Canaria. El Ejecutivo regional defendió así la ampliación del Puerto de Las Nieves, una obra que arrancará antes del final de este año y que llevará a cabo la UTE formada por Sato Trabajos y Obras y Hermanos García Álamo por un importe de 44,6 millones de euros. El vicepresidente del Gobierno canario y consejero de Obras Públicas y Transportes, Pablo Rodríguez, defendió ayer que el proyecto busca conseguir tres objetivos claros: ganar espacio para la actividad pesquera, aumentar la zona de playa y baño -que además queda libre del aceite que pierden los ferris y de las olas que generan los mismos al zarpar o atracar- y posibilitar que operen con seguridad dos compañías en el recinto portuario.

La consecución de estos tres elementos no solo jugará a favor del desarrollo económico y social de Agaete, sino que, a juicio de Rodríguez, constituye una oportunidad para estimular el crecimiento del Norte y, además, una ocasión para buscar un reequilibrio entre esa zona de la Isla y el Sur.

PSOE y Podemos trasladaron hasta el hemiciclo las reticencias que ha generado el proyecto de ampliación del muelle, por lo que solicitaron al Gobierno que desistiera en su intención de llevar a cabo la obra, principalmente por el impacto medioambiental que puede generar la ampliación del recinto portuario. En concreto, la socialista Nayra Alemán pidió al Ejecutivo que autorice una consulta a los habitantes del municipio -una acción que también demandan Nueva Canarias (NC) y Podemos- antes de llevar a cabo las obras. Alemán demandó que se explore todas las opciones posibles, incluso la suspensión del proyecto. "Vamos a aprender de nuestros errores. Ya perdimos el Sur, no perdamos el Norte", recalcó.

El diputado de la formación morada, Antonio Déniz, criticó, por su parte, la apuesta por el "desarrollismo absurdo" del Ejecutivo liderado por Clavijo e indicó que el 81% de la población del municipio se muestra en contra. La portavoz del grupo, Noemí Santana, no tomó la palabra en este debate, pero mostró su rechazo a la ampliación del Puerto de las Nieves al acudir al hemiciclo con una camiseta en la que denunciaba el macromuelle, la misma que lucieron parte de los manifestantes que mostraron su oposición a la obra el pasado domingo en la capital grancanaria.

Rodríguez recordó que la declaración de impacto medioambiental solo está condicionada a la actualización de una serie de elementos -como el estado de los fondos marinos- antes del inicio de obra y que no es desfavorable. Al mismo tiempo, hizo hincapié en la importancia de que se conozca bien el proyecto. En el debate sobre esta cuestión -que contó con la presencia del alcalde de Agaete, Juan Ramón Martín, y de la edil de Patrimonio del mismo municipio, Isabel del Rosario-, Rodríguez también hizo hincapié en que todos los grupos parlamentarios, salvo Podemos, instaron hace unos meses al Gobierno a ampliar el muelle de Agaete.

Y no solo CC presentó una propuesta de resolución a favor de este proyecto, sino que NC y PSOE hicieron lo propio en el último Debate de la Nacionalidad. Asimismo, negó que en el proyecto se incorporen 235 atraques para puerto deportivo o que la compañía actual que opera en el muelle tenga un 23% de ocupación -tal y como indicó Déniz-, pues en el pasado año se ha producido un incremento del 35% en el tráfico marítimo.