Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco de Goya se cuela en el hemiciclo

Baltar y Patricia Hernández mantienen un rifirrafe a cuenta de los datos que facilita Sanidad

Nadie lo esperaba, pero también estuvo presente. El célebre pintor Francisco de Goya se coló ayer en la sesión plenaria del Parlamento de Canarias. Y lo hizo a cuenta de la Sanidad y las solicitudes de información que la diputada socialista, Patricia Hernández, ha hecho al departamento que dirige José Manuel Baltar. Un actividad parlamentaria que, según el consejero, "no tiene precedentes" en su área y tiene "sorprendidos" a los funcionarios del área.

"Me gustaría saber cuál es motivo por el que la Consejería obstaculiza mi labor de control al Gobierno como diputada". Así empezó Hernández su intervención al borde de las dos de la tarde. Bajo su punto de vista, el reglamento no ampara a Baltar para decirle que, ante sus peticiones de información sobre el número de personas que han sido derivadas a empresas sanitarias y el coste de las mismas, se desplace para conseguir respuestas.

Ahí fue cuando Baltar recurrió al artista español. De las 55 demandas de lasque la socialista no ha obtenido respuesta, "52 entraron el 2 de mayo". "Diría yo que quería ver un fusilamiento como el de Goya con este consejero, porque si no, no tiene explicación". Una respuesta que enseguida dibujó sonrisas cómplices en el rostro de sus compañeros.

Hernández le había dicho una y otra vez que ella lo único que quiere son datos, "exclusivamente datos", y le había insistido, también en varias ocasiones, que estaba impidiendo su labor fiscalizadora. La diputada recalcó, con el mismo ahínco, que no se iba a desplazar porque su deber era facilitarle la información demandada. "Fíjese lo ridículo que es que yo me desplace para decirle a un funcionario que me dé datos cuando éstos son telemáticos", esgrimió. Porque, además, subrayó, no pide consultar expedientes. "Por eso la Mesa le ha dicho que tiene que venir a dar explicaciones de por qué no me ha contestado", insistía.

Pero por ahí no pasó Baltar, que le espetó que lo pretende es "paralizar". "Haber sido la responsable del 60% de las solicitudes de documentación de la Consejería en menos de dos meses, 104 de 182 de la envergadura de los expedientes, no parece ánimo de control, sino otra cosa", aseveró.

Y no quedó ahí. Baltar le recordó que cuando salió del Ejecutivo regional antes de que el pacto entre CC y PSOE se fuera al traste en diciembre de 2016 dejó sin contestar 229 iniciativa. El consejero, con ironía, le aseguró que no le pedirá para él la misma vara de medir con la que analiza la función que ella llevó a cabo, sino que le insistió, una vez más, que pone la Consejería a su disposición.

Compartir el artículo

stats