Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno pagará la mitad del alquiler a los mayores de 65 años

El nuevo Plan de Vivienda prevé cubrir hasta el 50% de la renta mensual para mayores y jóvenes

El Gobierno pagará la mitad del alquiler a los mayores de 65 años

El Gobierno pagará la mitad del alquiler a los mayores de 65 años

El Plan de Vivienda de Canarias 2019-2022 potenciará el alquiler y la adquisición de casas no sólo entre los jóvenes menores de 35 años, sino también habrá líneas específicas de ayudas dirigidas a mayores de 65 años. Junto a estos aspectos, el primer borrador del plan contempla la reactivación de la construcción de viviendas protegidas después de años sin edificar nuevos inmuebles con fondos de la Comunidad Autónoma, la regeneración y renovación del parque público -formado por unos 20.000 pisos- y retomar los incentivos a los promotores para que edifiquen casas protegidas de promoción privada.

El programa de ayuda al alquiler de vivienda contempla la concesión a los beneficiarios de una ayuda de hasta el 40% de la renta mensual, porcentaje que puede subir hasta el 50% para los mayores de 65 años. El objetivo es facilitar el alquiler a sectores de la población con escasos medios económicos.

El primer borrador del plan también contempla un programa específico dirigido a los jóvenes menores de 35 años donde figura tanto las ayudas para el alquiler como también subvenciones para adquirir la vivienda habitual y permanente pero en municipios de pequeño tamaño, con el fin de frenar el despoblamiento de estos núcleos con precios más asequibles de los inmuebles frente a la carestía y las aglomeraciones de las grandes urbes de las Islas.

Por otro lado, se pondrá en marcha un programa de fomento de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad en régimen de alquiler o cesión en uso por un plazo de al menos 40 años. La financiación que se prevé para esta actuación es por parte del Ministerio de Fomento, la Comunidad Autónoma y los ayuntamientos correspondientes. En este caso los promotores puede acogerse a ayudas directas proporcionales a la superficie útil de las casas.

El Plan Canario de Vivienda 2019-2022 será el primer documento de estas características que se someterá a la participación ciudadana. La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, presentó ayer la iniciativa con el objetivo de que todos los sectores implicados puedan aportar sugerencias para el borrador que confeccionará el Instituto Canario de la Vivienda. El proceso se abrió ayer y se extenderá hasta el próximo 31 de agosto a través del portal construyamosvecindad.org.

La directora del Instituto Canario de la Vivienda, María del Pino León, explica que podrán participar en este proceso desde demandantes de viviendas y colectivos sociales a profesionales, constructores y promotores. Una vez finalice el plazo de consulta pública se redactará el borrador con los informes correspondientes, con la intención de que el documento definitivo esté preparado para final de año o primer trimestre de 2019. León puntualizó que el nuevo plan tendrá su ficha financiera, con lo que ya para los presupuestos autonómicos del próximo año habrá fondos para los distintos programas, además de las partidas que vienen del Plan Estatal de Vivienda.

Después de varios años sin plan de vivienda, el Gobierno canario retoma algunas actuaciones que se paralizaron por la crisis y los recortes y reactiva otras que hasta ahora no han resultado lo eficaces que se esperaba. Por un lado se pretende agilizar la búsqueda de suelo cedido por los ayuntamientos para construir nuevas viviendas públicas ante una demanda que ronda las 12.000 familias peticionarias de una casa protegida. Por otro lado, se sigue negociando con los grandes tenedores de viviendas la creación de una bolsa de pisos para buscar una solución urgente a las familias que son desahuciadas. Ya se han firmado acuerdos con la Sareb y varias entidades financieras con el fin de tener disponibilidad de viviendas.

Asimismo, se pondrá en marcha un programa de vivienda vacía para incentivar a los propietarios a destinar al alquiler sus casas desocupadas con ayudas específicas.

Compartir el artículo

stats