Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inestabilidad y las elecciones abocan a una prórroga de las cuentas canarias

El PP exige rebajas fiscales y el PSOE demanda más gasto social, pero sin tocar los impuestos

La inestabilidad y las elecciones abocan a una prórroga de las cuentas canarias

La inestabilidad y las elecciones abocan a una prórroga de las cuentas canarias

La inestabilidad política en el Estado y en Canarias puede pasar factura al presupuesto de la Comunidad Autónoma de 2019. Tanto el PP como el PSOE, los dos partidos mayoritarios de la oposición, ya ponen sus condiciones al Gobierno de Clavijo si quiere contar con su respaldo en el Parlamento para sacar adelante las cuentas. El hecho de que haya elecciones el próximo año pone más cuesta arriba las negociaciones para el Ejecutivo ya que los populares exigen una bajada de impuestos y los socialistas que se incremente el gasto social sin tocar la presión fiscal.

El anuncio de la Consejería de Hacienda de que no habrá reforma fiscal esta legislatura ha puesto en guardia al PP y a los sectores empresariales, que esperan ahora las explicaciones del Ejecutivo y sus pretensiones en materia impositiva para las cuentas del próximo año. El presidente regional del PP, Asier Antona, ratificó ayer lo dicho ya por la secretaria general del partido, Australia Navarro, es decir, que los populares ponen como condición para negociar y apoyar los presupuestos autonómicos que haya rebajas fiscales, en caso contrario que los nacionalistas busquen otros respaldos en la Cámara.

El cambio de signo político en el Estado pone en mayores dificultades a Coalición Canaria para obtener el respaldo del PP. Los populares están ahora en plena renovación interna, pero la pérdida del poder en el Gobierno central ya no vincula tanto a la formación popular y los nacionalistas canarios no son tan decisivos en el Congreso como antes. Populares y nacionalista tenían un pacto no escrito de apoyo mutuo, de tal forma que CC lograba aquí contar al menos con el respaldo necesario para sacar adelante los últimos presupuestos autonómicos de esta legislatura. Pero la llegada del PSOE a La Moncloa ha trastocado todos los planes y ahora ya no hay tanta seguridad y la minoría de CC en el Parlamento canario se acrecienta aún más.

De esta forma, el PP tiene las manos libres para poner sobre la mesa más exigencias en las negociaciones, entre ellas la bajada de impuestos que fue la piedra en el camino que impidió un pacto CC-PP hace justo un año. Ahora los populares vuelven a demandar una cuestión que los nacionalistas no tienen tan claro ya que el Gobierno de Clavijo se resiste a reducir el IGIC del 7% actual al 5% por las incertidumbres que se mantienen, entre ellas la falta de un nuevo sistema de financiación autonómica.

La opción de que ahora CC negocie con el PSOE para un entendimiento que facilite la aprobación del presupuesto autonómico se presenta llena de dificultades. La portavoz socialista en el Parlamento, Dolores Corujo, advirtió ayer que el PSOE pone sus "líneas rojas" a la hora de negociar el presupuesto canario aunque, eso sí, los socialistas no quieren ni oír hablar de bajar el IGIC. "No es el momento de hablar de reducir el IGIC, se trata de garantizar los servicios públicos porque estamos a la cola de los indicadores sociales", subraya Corujo.

La dirigente socialista recordó que su partido no respaldó las bonificaciones fiscales pactadas entre CC y PP en las cuentas de este año y que cualquier negociación con los nacionalistas para recabar su respaldo pasa por, entre otras cuestiones, incrementar los fondos autonómicos para las pensiones no contributivas, bonificaciones fiscales para el acceso a las viviendas de las familias más desfavorecidas, partidas para la educación de 0 a 3 años o un potente plan de lucha contra la pobreza.

Corujo advierte que cabe la posibilidad de una prórroga presupuestaria en Canarias si CC no logra en el Parlamento los apoyos necesarios para lograr los 31 votos necesarios. La dirigente socialista cree que el anuncio de que no habrá reforma fiscal tiene más que ver con posibles "desavenencias" entre nacionalistas y populares que con los socialistas.

En Coalición Canaria no se ha descartado en ningún momento una posible prórroga en el último presupuesto de esta legislatura, de hecho los nacionalistas trabajan con este escenario debido a la minoría en la que se encuentran en la Cámara. Después de sacar adelante las cuentas de 2017 con el respaldo del PSOE y de 2018 con el del PP, ahora el escenario es complicado porque a las elecciones, ya previstas por los nacionalistas, se une los cambios inesperados en el Estado que tuercen la hoja de ruta que se había pactado con el PP hasta final de legislatura. Una prórroga presupuestaria es algo inusual en la historia autonómica de las Islas y desde luego inédita desde que Coalición Canaria gobierna, hace ahora 25 años, tras la censura a Saavedra en 1993.

Compartir el artículo

stats