Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiscalidad y medio ambiente La eliminación del impuesto a los vehículos sostenibles

La patronal apoya el IGIC ecológico pero pide aplicarlo a todos los coches 'limpios'

Hay automóviles de gasolina de última generación que contaminan menos que los híbridos. Las 'rent a car' exhortan a los cabildos a instalar puntos de recarga

30

Fernando Clavijo visita una explotación de ganado caprino en Punta Hidalgo

La patronal del sector del automóvil se mostró ayer favorable a la supresión del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) en las compras de vehículos híbridos y eléctricos, lo que en los concesionarios de las Islas ya hay quienes han bautizado como IGIC ecológico. Sin embargo, los empresarios quieren que el Gobierno vaya un paso más allá y elimine el tributo en las adquisiciones de todo tipo de automóvil limpio y no solamente en los casos de los vehículos enchufables. No en vano -advierten- hay coches híbridos, es decir, que combinan un motor eléctrico y uno de combustión, más contaminantes que modelos de gasolina de última generación. Incluso hay turismos eléctricos que también pueden resultar menos respetuosos con el medio ambiente que determinados turismos convencionales, agregan.

"En el sector estamos a favor de esta medida, y la promoción de vehículos alternativos sin duda ayuda a conseguir un parque móvil más sostenible, con lo que nos parece una medida correcta", explicó ayer el presidente de la Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica), Rafael Pombriego. "Pero", puntualizó a renglón seguido el representante de la patronal, "habría que mirar no tanto la tecnología como las emisiones" de cada vehículo. ¿Por qué? Porque una determinada tecnología, en este caso las de los coches híbridos y eléctricos, no necesariamente tiene menos repercusiones negativas en el medio ambiente, esto es, no necesariamente contamina menos que un coche moderno que se mueva gracias a un motor convencional, argumentó Pombriego. En esta línea, el presidente de Fredica propone al Ejecutivo autonómico que a la hora de eximir a un determinado automóvil de la carga del IGIC no se tenga en cuenta si es o no híbrido, eléctrico o de gasolina, sino que efectivamente sea respetuoso con el medio.

De momento, en la federación empresarial están a la espera de que la Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias les envíe el texto de la proposición de ley que tendrá que ver el Parlamento. La idea es aprovechar el trámite en la Cámara para hacer ver a los grupos parlamentarios que, por ejemplo, hay coches con motores de gasolina o diésel que emiten menos y hasta mucho menos de 150 gramos de dióxido de carbono por kilómetro -que es el máximo de emisiones para que la compra de un híbrido pueda acogerse al IGIC ecológico o IGIC cero- y que, sin embargo, no tendrán rebaja fiscal por más que sean tan limpios como un híbrido. Pombriego insiste así en que si lo que se persigue es reducir las emisiones y combatir los efectos del cambio climático, hay que considerar precisamente las cifras de emisiones de cada vehículo y no la tecnología, ya que ni siquiera el automóvil eléctrico, contrariamente a la opinión generalizada, es la panacea: "No es totalmente limpio, ni mucho menos". De hecho, si bien es cierto que las emisiones contaminantes por el uso en carretera de los híbridos y eléctricos son en general bajas y hasta muy bajas, es igualmente cierto que en todo su ciclo de vida dejan tras de sí una considerable huella de carbono -el total de gases de efecto invernadero-, según demostró un reciente estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el afamado MIT.

Desde Fredica pusieron énfasis en que el verdadero problema está en el envejecimiento del parque móvil de Canarias, que con una media de unos 13 años de vida es el segundo más vetusto del país, solo por detrás del de Extremadura. Si se incluyen en la exención del IGIC todos los vehículos sostenibles con independencia de su tecnología -"nunca se habla, por ejemplo, del hidrógeno", precisó el presidente de la patronal-, se contribuiría en mayor medida a renovar el parque móvil, creen en el sector.

Alquiler

La proposición de ley del Gobierno alcanza también al alquiler de coches híbridos, para el que el impuesto se quedará en el 7% desde el 13,5% actual, y eléctricos, para el que se aplicará el tipo cero. La Asociación Profesional de Coches de Alquiler de Canarias (Apeca) valoró ayer la medida y su presidente, Juan Antonio Jiménez, adelantó que las empresas de rent a car "pronto" podrán "empezar a ofrecer alternativas más ecológicas al cliente". Eso sí, el representante de Apeca subrayó que ahora les toca "dar el paso" a los cabildos insulares en lo relacionado con la instalación de los suficientes puntos de recarga -hoy solo hay 58- para que el potencial comprador de un vehículo nuevo o el turista que alquile uno no opten por un modelo de gasolina por falta de estas instalaciones.

Compartir el artículo

stats