Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de la mitad de los municipios tienen menos cotizantes que antes de la crisis

Hasta 48 localidades de las Islas todavía cuentan con menos afiliados que cuando estalló la recesión. Los mayores pesan cada vez más en el padrón municipal

Más de la mitad de los municipios tienen menos cotizantes que antes de la crisis

Más de la mitad de los municipios tienen menos cotizantes que antes de la crisis

Más de la mitad de los municipios de la Comunidad Autónoma aún tienen menos trabajadores afiliados a la Seguridad Social que antes del estallido de la crisis económica en octubre de 2007. Hasta 48 de las 88 localidades canarias todavía no son capaces de ofrecer las suficientes oportunidades laborales para recuperar la mano de obra con que contaban hace casi 11 años. Hay, por tanto, menos cotizantes. Pero también más pensionistas.

El envejecimiento de la población no es un hecho que haya afectado tanto al Archipiélago como a otras regiones del país, pero también en las Islas se aceleró durante la recesión la pérdida de población activa -trabajadores y personas que quieren trabajar- por el éxodo de mano de obra, fundamentalmente de jóvenes. Los mayores pesan cada vez más en el padrón municipal, hasta el punto de que la mayoría de localidades canarias ha experimentado una disminución de la cifra de afiliados a la Seguridad Social y, en paralelo, un incremento del número de pensionistas. De hecho, solo 40 municipios de la Comunidad Autónoma tienen hoy más cotizantes a la Seguridad Social que en octubre de 2007, cuando tuvo lugar el comienzo de la doble recesión con aquel primer capítulo de las hipotecas subprime o basura. Y entre esos 40 no figuran ni Las Palmas de Gran Canaria ni Santa Cruz de Tenerife, con diferencia los dos municipios que más afiliados aportan al sistema público.

Así que, en conjunto, el Archipiélago tiene todavía camino por delante para llegar a la cantidad de cotizantes de antes de la crisis. Entonces eran 797.323 personas y ahora son 786.978, esto es, 10.345 menos. No es, ni mucho menos, la pérdida más grande del país -a Galicia, por ejemplo, aún le faltan más de 50.000-, pero cobra verdadera importancia si se tiene en cuenta que en el mismo período el crecimiento del número de pensionistas ha sido extraordinario. De 265.148 canarios que cobraban pensiones contributivas o no contributivas de todo tipo -jubilación, orfandad, invalidez, favor familiar...- se ha pasado a 338.875. En consecuencia, hay menos contribuyentes al sistema y más personas que cobran de este. En 2007 había tres afiliados por cada pensionista y hoy hay poco más de dos.

De las cuatro grandes localidades de las Islas, la capital grancanaria perdió 7.159 cotizantes entre octubre de 2007 y junio de este año; la capital tinerfeña perdió 4.678 afiliados; San Cristóbal de La Laguna, otros 4.084; y Telde, 2.650. Entre los municipios de cierto peso que han ganado cotizantes destacan Adeje y San Bartolomé de Lanzarote.

Compartir el artículo

stats