Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Anselmo Pestana

"Pedro Sánchez conoce bien las Islas, tiene muchos amigos aquí, y eso ayuda"

"Se están exacerbando el nacionalismo y el populismo de que los emigrantes nos vienen a quitar lo nuestro" asegura el presidente del Cabildo de La Palma

Anselmo Pestana en su despacho, en Santa Cruz de La Palma.

Anselmo Pestana en su despacho, en Santa Cruz de La Palma. LP / DLP

¿Cómo cree que será la agenda del nuevo Ejecutivo central en relación a Canarias?

Pedro [Sánchez] conoce bien las Islas y creo que es una persona bastante comprometida. Tiene muchos amigos aquí en Canarias y eso ayuda, porque conoce la singularidad del Archipiélago. Tendrán las dificultades administrativas propias de cualquier Ejecutivo, pero la voluntad de colaborar está. Lo hemos visto ahora con el trabajo del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que en muy poco tiempo sacó el decreto del descuento del 75% en los billetes a la Península con las complicaciones que había. El Congreso de los Diputados no había consignado partida suficiente al aprobar los presupuestos. Y él tuvo que hacer los movimientos para dotar a la medida de los recursos necesarios. Y todo en cinco días. La rapidez administrativa ha sido brutal.

¿Qué cree que deberían hacer con Ryanair por no aplicar el descuento cuando debía?

No hay justificación tecnológica, porque otras compañías lo han podido hacer. Y era un tema que se había anunciado hace meses, no era una cuestión de tres días. En ese momento todo el mundo empezó a trabajar para que sus plataformas permitieran establecer el descuento. El Estado tiene medidas coercitivas y tendrá que ejercerlas. Han generado una indefensión en gente que tiene el derecho a ese descuento y han estado viajando sin él. La medida es efectiva desde que entró en vigor y cada uno tiene que asumir sus responsabilidades.

¿Qué prioridades trasladó el Cabildo palmero al ministro en su reciente visita a la Isla?

Estuvimos hablando de la vía del Roque de los Muchachos, para la que hay consignados cuatro millones de euros. El año pasado ya nos dieron cuatro y vamos a redactar un proyecto este año para que se haga una inversión importante. Es una carretera de interés insular, pero también nacional o internacional. Hemos arreglado algo con una pequeña aportación del Estado, un millón de euros, pero hay que mejorar curvas y reforzar taludes. El mantenimiento ahora mismo lo hace el Cabildo y es una carretera que tiene más de treinta años. Es una cuestión de seguridad, pero también haría más competitivo El Roque. Nos han preguntado los rusos, los americanos, japoneses, etcétera, si esa carretera se va a mejorar. Y es prioritario por el Observatorio también, porque tenemos una ventaja clara con respecto a otros países y es que el Observatorio está muy cerca de la zona urbana. Esto no ocurre en Chile y tampoco en Hawái.

¿Conversaron también sobre el nuevo modelo energético?

La idea es poder incrementar en los próximos años la incorporación de renovables. Pero ahí tenemos un hándicap. Si no tenemos una red de transportes que distribuya la producción eléctrica por la isla, tenemos un grave problema.

¿Está satisfecho el Cabildo con la entrega del 50% de la anualidad del Fondo de Desarrollo de Canarias?

Realmente ahora es cuando estamos iniciando el programa y, como cualquier otro, tenemos las dificultades administrativas del principio. Esto ha impedido que las cosas salgan más rodadas, pero ya tenemos un nivel de contratación importante. Nosotros siempre hemos sido muy flexibles. Hemos hecho prórrogas hasta de años, porque lo que queremos es ver las cosas ejecutadas. Y si tienes una dificultad, hay que ser generoso y responsable para que no haya que devolver dinero. Eso es lo que le hemos pedido al Gobierno y tenemos de plazo hasta octubre. Y una vez que estén lanzadas todas las obras, como son plurianuales, se acabó la discusión sobre este tema. Y vamos a ver un Fdcan en el que el Cabildo duplica su capacidad de inversión.

27 empresas con sede en La Palma acaban de adherirse a la Red Canaria de Responsabilidad Social. ¿Están realmente implicadas con la sociedad?

En general hay un compromiso y eso nos ayuda a las administraciones públicas. La idea es que la vía no sea siempre la de los servicios sociales, sino que ayudemos a la gente a través de las empresas.

¿Cuáles fueron las conclusiones de la reunión del ministro de Fomento con la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias?

Se habló de la ayuda de diez millones de euros al transporte marítimo. El tema está en agotar esa partida de aquí a final de año para que no se pierda. La complicación es que es un tema de Estado. Hay que tener el informe favorable de la Comisión Europea y no puedes convocar las ayudas sin él. Lo que se está haciendo es tener todo preparado para cuando llegue. De manera que cuando se convoque formalmente, un buen porcentaje del trabajo esté hecho. Asprocan también transmitió al ministro que ayudara al Gobierno a mantener las partidas del Posei. Y es evidente que tienen el apoyo del Ejecutivo central.

¿Qué tendría que hacer el plátano canario para competir con el latinoamericano en Europa?

Es complicado porque son situaciones de rentas muy diferentes. Hay que acentuar el tema de la calidad y de la publicidad. En el imaginario español están los anuncios del plátano de Canarias, y esto hay que reforzarlo y trasladarlo a Europa. También hay que hacer todo lo posible por ahorrar costes. Me consta la tecnificación que han ido incorporando, tanto en empaquetado como en la propia producción, en los riegos, que ya son automáticos, etcétera. Por otro lado, la producción ecológica ha ido a más y tiene unos precios competitivos. Pero sobre todo hay que generar marca.La gente va buscando satisfacción y seguridad y el plátano en el ámbito peninsular lo ha logrado.

¿Se ha avanzado en los últimos años en cuanto al equilibrio interinsular?

Eso siempre estará en discusión. Yo considero que los recursos tienen que llegar adonde está la necesidad, y si está en La Aldea, no en Las Palmas de Gran Canaria, pues se llevan los recursos a La Aldea. ¿Y eso es un desequilibrio dentro de Gran Canaria? Yo creo que no. En las islas capitalinas hay también una doble insularidad, porque hay territorios que están muy alejados, con dificultades muy grandes. Debe haber medidas compensatorias que permitan que esos lugares no mueran. Hay pueblos que se extinguen porque no los habita nadie. Ahí las comunicaciones y los servicios públicos, como la educación, deben estar lo más cerca posible. Esta misma filosofía creo que hay que aplicarla a las islas. Si en Gran Canaria hay una necesidad en vivienda perentoria más grande que la del resto del Archipiélago, pues que la inversión vaya allí. Nosotros tenemos unas necesidades en carreteras y un mercado más pequeño, en el que es más difícil que la gente tenga un proyecto empresarial. Y lo que queremos es que nos ayuden a impulsar la economía para tener un equilibrio de rentas.

¿Qué opinión le merece la política migratoria que ha llevado a cabo el nuevo Ejecutivo?

Es un mundo muy complejo. A mí me parecía increíble lo que estaba pasando con el Aquarius y fue un gesto muy razonable del Gobierno. Creo que mucha gente respiró al ver que dábamos ejemplo ante una imagen patética de Europa. Puertos que se cerraban a gente que necesitaba ayuda. No podías dejarlo como una especie de barco errante en el Mediterráneo en un mundo civilizado. Es absurdo.

¿Cuál sería su propuesta para mitigar los flujos migratorios?

En la época de Zapatero, que llegó una oleada a Canarias, se hizo un trabajo con los países de donde procedían esas embarcaciones, lo que alivió la presión sobre Canarias. Algo de eso tiene que hacer Europa. África está ahí, es una oportunidad para el desarrollo de las empresas europeas. No podemos dar la espalda a un continente que tiene mil millones de habitantes, y que va a más. Tenemos que llevar a cabo un desarrollo que haga que la gente se quiera quedar allí. Y, por otro lado, Europa necesita inmigración porque hay una bajísima natalidad. Tenemos una labor para atraer a gente que se pueda adaptar. Algunos se equivocan con el no. Yo no lo entiendo.

¿Cómo convencería a quienes se niegan a recibir a esos inmigrantes?

Tenemos una necesidad y solo hay que enfocarla bien. El error está en no enviar fondos destinados a la mejora de la educación o de la sanidad. Estamos en un mundo global. Conozco palmeros en Singapur, Japón, China y de nivel formativo alto. Estamos en una aldea global. El no entender eso... ¿Qué van a hacer esos territorios, impedir que vayamos a buscarnos la vida? Parece que se están exacerbando el nacionalismo y el populismo de que nos vienen a quitar lo nuestro. No. Vienen a trabajar y también a garantizar que el modo de vida europeo pueda seguir funcionando. Lo que hay que hacer es racionalizarlo y no puede ser a través de las vallas. Tiene que ser con una inmigración regular. A lo mejor pagamos como sociedad el ir con ese discurso excluyente.

Compartir el artículo

stats