Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mil euros para él... un biquini para ella

Una iniciativa de la senadora López Santana fuerza reformas legales para obligar que los premios deportivos sean igualitarios

María José López. LP / DLP

El Senado se hace útil. La Cámara alta aprobó ayer por unanimidad una iniciativa de la senadora de NC por Gran Canaria, María José López Santana, que no se limita a reclamar o instar al Gobierno o a los poderes públicos medidas sobre determinadas materias, sino que va a forzar cambios legislativos concretos con efectos prácticos en el ámbito social. López Santana logró el apoyo entusiasta (y con aplausos) de todos los grupos parlamentarios a una Proposición de Ley sobre igualdad de género en el deporte que ahora se remite al Congreso para que inicie su tramitación en la cámara que tiene competencia para ello.

Es la primera vez que una iniciativa de este tipo presentada por un senador o senadora de las Islas vaya a tener reflejo en un texto legal, en este caso a través de una modificación de la llamada Ley de Igualdad de 2007 para obligar que los premios deportivos con participación, financiación, subvención o patrocinio de las administraciones públicas sean iguales para mujeres que para los hombres que participen en dichas competiciones cuando se trate de la misma disciplina, modalidad y categoría. Es decir, dar carpetazo a la discriminación por sexo en la remuneración económica en los premios deportivos. El cambio 'igualitario' afectaría tanto a las competiciones profesionales como de aficionados.

El debate parlamentario se produjo con la presencia en la tribuna de invitados de Daida e Iballa Ruano Moreno, dos deportistas canarias que suman 28 campeonatos del mundo de windsurf y dos abanderadas en la lucha por la igualdad de retribución en su disciplina. Tal como explicó la senadora en su intervención, gracias a la lucha de estas dos campeonas canarias se logró este año que el campeonato del mundo de windsurf celebrado en Gran Canaria igualara por primera vez los premios deportivos entre mujeres y hombres. Antes ellos ganaban 35.000 euros y ellas 20.000 menos solo por el hecho de ser mujer. La propuesta legal será remitida ahora al Congreso, donde dependerá de la urgencia que quieran darle los grupos parlamentarios para llevarlo a la vida real.

López Santana pone sobre la mesa datos que sacan los colores a cualquiera. En todo el territorio nacional se celebran eventos deportivos vinculados a las administraciones públicas en los que la diferencia en la remuneración es la norma habitual y que la Cámara alta consideró ayer inasumible. "Torneo de paddle, 500 euros para el ganador y 300 para la ganadora; maratón, 800 euros para ellos, 400 para ellas; remo, 2.500 euros frente a 1.000", fueron algunos ejemplos expuestos antes de referirse a la vergonzosa guinda final, un campeonato de surf con un premio de 1.000 euros para el ganador... y un biquini para la ganadora. Un ejemplo "igual de indignante, pero especialmente humillante", señaló.

"Las mujeres en el arte, la ciencia, en la justicia, la política o la literatura tenemos que pelear para acceder, luego trabajar el doble para demostrar que merecemos estar, y luego luchar para recibir los mismos derechos y retribuciones que los hombres, palmo a palo, metro a metro. El deporte tampoco es una acepción", expuso la canaria ante la cámara.

Considera que los argumentos con los que se justifica esta situación son "arbitrarios, indignantes e inconsistentes". Uno de ellos es que a las mujeres se le exijan los mismos estándares competitivos que a los hombres, lo que la senadora rechaza porque "las mujeres tenemos unas características anatomopatológicas distintas, las mujeres compiten con otras mujeres y poner las condiciones de los hombres como medida y penalizar a las mujeres por no llegar a donde la naturaleza no les permite, es una manera segura de perpetuar la desigualdad". "Ya es hora de que el hombre deje de ser el baremo de todas las cosas y que dejemos de entender la diferencia como inferioridad, porque ser diferente no es ser inferior", recalcó la senadora canaria.

López recalcó ante el pleno del Senado que "la discriminación es más grave cuando una administración pública la legitima y la practica". Y subraya al respecto el contrasentido que supone que si bien en los últimos cinco años el deporte femenino ha dado sus mejores resultados, de las 163 medallas de oro al mérito deportivo otorgadas por el Gobierno 132 fueron para hombres y solo 31 para mujeres.

"O se cree en la igualdad, o no, pero no se puede defender un poquito la igualdad. Si en la final de una maratón a una mujer se le paga 10 veces menos por el mismo esfuerzo que a un hombre, el mensaje que recibe ella es que vale menos, y que tiene derecho a menos", recalcó la senadora de NC.

La mayoría de los portavoces de los grupos felicitaron a López Santana por la iniciativa y todos se sumaron a la misma. "Es indecente estar hablando de estas cosas en 2018", destacó la senadora del PNV María Eugenia Iparaguirre. "El deporte es un territorio hostil a la igualad", sostuvo María Freixanet, de Podemos, quien pidió invertir en "deporte inclusivo". El herreño Pablo Rodríguez, de CC, y la gomera Yaiza Castillo, de ASG, respaldaron la propuesta y defendieron su tramitación, mientras que los socialistas reconocieron el deporte como "un pilar fundamental de la sociedad al que se debe acceder en condiciones de igualdad", y los populares pidieron "ser más ambiciosos" y reclamaron una Ley del Deporte que incida en la igualdad entre hombres y mujeres. La votación culminó con el aplauso cerrado de los 249 senadores y senadoras que respaldaron la iniciativa.

Compartir el artículo

stats