Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parlamento de Canarias | Tributo a Juan Carlos Alemán en el segundo aniversario de su fallecimiento

Homenaje a un político "leal", "transigente" y "buena persona"

Representantes de todas las formaciones alaban la trayectoria de Juan Carlos Alemán y lo echan en falta en estos tiempos convulsos

42

Homenaje a Juan Carlos Alemán

En marzo del año 2009, cuando Juan Carlos Alemán formaba parte de la Mesa del Parlamento de Canarias, los periodistas lo llamaron para preguntarle por los graves deterioros que sufría la sede de la Cámara en la chicharrera calle Teobaldo Power y el proyecto para resolverlos. Alemán, con el primer informe técnico en la mano, contestó: "En realidad, no hay ninguna novedad. El informe dice que hay termitas en el Parlamento".

Era su lado humorístico, esa ironía socarrona que tanto lo caracterizaba y que tanto usaba para quitar tensión. Pero Juan Carlos Alemán será recordado, por encima de todo, por su compromiso con la democracia, la libertad y el diálogo, esa capacidad de transigir, pese a una defensa a ultranza de sus convicciones progresistas, que ha hecho que dos años después de su muerte -y seguramente hasta la eternidad- todos los políticos, incluidos sus rivales, lo sigan admirando.

Ayer quedó patente en un acto institucional en su homenaje, celebrado en esa misma sede del Parlamento de Canarias que gracias a él se quedó sin termitas y pudo someterse a una profunda renovación... de su mobiliario. Y quedó patente sobre todo por las palabras de elogio que le brindaron desde todos los partidos políticos, especialmente desde el suyo de siempre, el PSOE. Aparte, la sala en la que se celebró el acto estaba abarrotada de representantes de todas las formaciones, especialmente del partido de la rosa.

"Te echamos de menos. Hasta siempre amigo". Fueron las últimas palabras del discurso de la presidenta del Parlamento, Carolina Darias, compañera de andanzas socialistas. Fue posiblemente la interviniente a la que más le costó contener la emoción. "Era el maestro de transar, siempre en busca de soluciones, por muy complicadas que estas fueran. Era un estratega de la adversidad, siempre educado y cordial, elegante pero fajador en la tribuna parlamentaria, y bromista, muy bromista. Porque a Juan Carlos le gustaba mucho el humor", apuntó Carolina Darias leyendo con concentración para que la nostalgia no interrumpiera su relato.

Fue la tónica general de un acto sencillo, a la altura del personaje, que comenzó con un vídeo dedicado a él y realizado por los servicios de comunicación del propio Parlamento. En esas imágenes se aprecia la diversidad de halagos hacia la trayectoria del político, grancanario de nacimiento aunque afincado desde sus tiempos de estudiante universitario en Tenerife. Por la pantalla desfilaron Cristina Tavío (PP), que aseguró que Alemán "dejó una huella muy profunda en todos los partidos, sin perder nunca la cercanía con las personas"; Antonio Castro Cordobez (CC), quien ensalzó su dimensión "universalista, abierta, dialogante" y su amor "por su familia, por el trabajo, por el entendimiento"; o José Miguel Pérez (PSOE), quien lo recordó como "una persona generosa, comprensiva, afectuosa...". "Qué bien nos habría venido Juan Carlos Alemán en estos momentos convulsos", concluyó el exsecretario general de los socialistas canarios.

Tal día como hoy hace dos años fallecía Juan Carlos Alemán a los 64 años tras una larga y destacada trayectoria política en el PSOE como concejal, consejero y diputado regional. El PSOE canario perdía así a uno de sus líderes más emblemáticos, el que dirigió al partido en el cambio de siglo, entre los años 1997 y 2007, un largo periodo entre las etapas de Jerónimo Saavedra y de Juan Fernando López Aguilar. Político educado en la transición del franquismo a la democracia, primero en el PCE y luego en el PSOE, pasó por todos los niveles orgánicos e institucionales antes de tomar las riendas del Partido Socialista, donde tuvo que actuar de pacificador en las pugnas internas de las distintas organizaciones insulares y municipales.

Le correspondió ejercer de oposición a los gobiernos nacionalistas y del PP -en 2001 presentó una moción de censura al presidente entonces, Román Rodríguez- , igual que durante una corta etapa prestó apoyo al gobierno de CC, recordó el periodista Jesús Montesdeoca en LA PROVINCIA/DLP el día de su fallecimiento, añadiendo: brillante y premiado orador, se batió en la tribuna del Parlamento de Canarias con los principales dirigentes políticos isleños de las dos últimas décadas -Manuel Hermoso, Lorenzo Olarte, Román Rodríguez, Adán Martín, Paulino Rivero o José Manuel Soria-, pero también cultivó su amistad fuera del hemiciclo y era querido y respetado por todos sus adversarios.

Alemán nació el 15 de agosto de 1952 en Las Palmas de Gran Canaria. Tras acabar los estudios, ejerció de profesor de EGB en varias localidades tinerfeñas y se metió de lleno en la actividad política. En 1977 se casó con una maestra tinerfeña, Yayi Hernández, con la que tuvo dos hijos, Patricia y Juan Carlos. En 1979 abandonó el PCE y tres años más tarde fue uno de los fundadores de la Agrupación Socialista de Garachico, de donde fue concejal. En el año 1985 fue elegido secretario de Organización del PSOE tinerfeño y en 1988 ocupó la secretaría general del partido en la isla, que simultaneó con los cargos de concejal de La Laguna y consejero del Cabildo de Tenerife. El 26 de octubre de 1997, en el Congreso regional, se convirtió en el nuevo líder de los socialistas canarios. En las elecciones autonómicas de 2003 encabezó la candidatura del PSOE a la Presidencia del Gobierno de Canarias. En 2007 se presentó como candidato a la Alcaldía del Ayuntamiento de La Laguna, cargo que no logró, y continuó en Parlamento como vicepresidente segundo.

"Si hay una palabra que lo definió fue la lealtad", aseguró durante el homenaje de ayer el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. "Fue un líder y un hombre comprometido con la democracia, con las libertades, con el PSOE, con los ciudadanos de Canarias..."

El socialista Manuel Armas Pérez fue el encargo de dar hablar en nombre de la familia. "Una persona auténtica que se conmovía con las cosas sencillas", subrayó.

Compartir el artículo

stats