Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La magistrada archiva la causa contra la productora Doble Diez en el 'caso Willy'

La juez señala en un auto que de la investigación policial, la declaración de testigos y el informe del Tribunal de Cuentas "no se desprenden indicios sólidos de delitos"

La magistrada archiva la causa contra la productora Doble Diez en el 'caso Willy'

La magistrada archiva la causa contra la productora Doble Diez en el 'caso Willy'

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife, María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres y Farizo, ha acordado en un auto -al que ha tenido acceso este periódico- el "sobreseimiento provisional" de una de las tres piezas separadas de las que consta la instrucción judicial principal del conocido como caso Willy que, en esta parte, ha investigado la presunta comisión de los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación administrativa y tráfico de influencias entre el principal investigado y exdirector general de Radiotelevisión Canaria (RTVC), Guillermo García-Machiñena; así como la exdirectora financiera de RTVC, Lourdes Reyes, y el director general de la productora Doble Diez Comunicación, Santiago Falcón.

La magistrada, para llegar a la conclusión citada se ha basado en tres elementos principales de la investigación llevada a cabo en la fase de instrucción de la pieza separada: la investigación policial, los testimonios de los testigos llamados a declarar (trabajadores relacionados con el ente público de televisión, de la productora investigada y de empresas de la competencia en el sector audiovisual canario) y el informe de fiscalización de la gestión financiera de RTVC realizada por el Tribunal de Cuentas que, además, ya había sido archivado en la pieza principal que investiga las presuntas irregularidades que se habrían cometido en la contratación de programas de televisión por parte de García-Machiñena a la productora amanecer Latino, propiedad de su amigo y antiguo jefe en Radio Club Tenerife, Francisco Padrón.

De acusación a rumor

Señala la magistrada juez Lorenzo-Cáceres respecto de algunas de las declaraciones de los testigos que "fueron tan firmes y contundentes en sede policial, sorprendentemente titubearon en sede judicial, convirtiéndose de rotundas y graves afirmaciones que pudieran sentar la base de un delito de tráfico de influencias, en meros rumores".

En este sentido, una extrabajadora de Doble Diez, que pasó a formar parte de la plantilla de una empresa rival en el sector declaró en sede policial: "Cuando Guillermo García fue nombrado director general de RTVC, Santiago Falcón entró en mi despacho, diciéndome que nos teníamos que ir todos a comer para celebrar el nombramiento de Guillermo García al frente de la RTVC porque se lo iban a comer todo en la Televisión pública".

Un testigo protegido declaró que "la relación entre Guillermo García y Santiago Falcón es íntima desde la infancia" -aportó seis fotografías en las que se observa a García y Falcón, entre otras personas, en diferentes ambientes festivos y de ocio, de mucho tiempo atrás- y destaca como dato acreditado con documentación, que "Santiago Falcón es el padrino de bautizo del hijo menor de Guillermo García".

Otro testimonio, en esta ocasión de uno de los conductores de los vehículos oficiales puestos a disposición del exdirectivo del ente público de televisión, afirmaba que "Guillermo se solía reunir con Santiago Falcón, en Doble Diez Comunicación y que cuando esto ocurría, Guillermo siempre pretendía que nadie viera como llegaban juntos, por lo que intentaba dejarlo un par de calles antes o en la trasera de los estudios de televisión, pero nunca en la puerta de entrada. Que Guillermo García y Santiago Falcón eran amigos desde la infancia".

Estos son algunos de los fragmentos de la declaración de varios testigos. La juez, que tilda de "contundente" la declaración de la extrabajadora de Doble Diez, al señalar la "asfixia económica" a la que se vieron abocadas productoras audiovisuales de Canarias por la presunta relación de amistad entre García y Falcón, solicitó al ente público de televisión la documentación sobre los contratos celebrados entre RTVC y Doble Diez durante la época de gestión de García-Machiñena al frente de la Televisión Canaria.

Los expedientes revelaron que la productora Doble Diez facturó a RTVC 18,9 millones de euros entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2014, sin embargo, la relación de expedientes administrativos de las contrataciones entre ambas sociedades antes de que García asumiera el cargo reveló que la productora de Falcón facturó a RTVC un total de 20,4 millones de euros.

En el informe realizado por la Policía a instancias de la juez instructora se extraía como conclusión que "la facturación de Doble Diez entre 2004 y 2008 con Socater se elevó a 10,5 millones de euros y a partir de 2008, con la incorporación de Guillermo García como director general de RTVC, la facturación de Doble Diez aumentó, ascendiendo desde ese año y hasta el primer trimestre del 2015 a la cantidad total de 20,4 millones de euros, datos que arrojaban indicios sólidos y objetivos de un delito de tráfico de influencias", señala la juez en el auto para añadir que "tras los múltiples análisis efectuados, como dato objetivo, el volumen de contratos y facturación de Doble Diez es similar en uno y otro periodo, sin diferencias millonarias".

La juez señala que "tras una compleja instrucción se puede llegar a la conclusión de que no se desprenden sobrados y sólidos indicios para formular una acusación penal, sino múltiples irregularidades en una más que cuestionada gestión de sus responsables y con ciertas y claras cortesías, concesiones y miramientos hacia la productora Doble Diez Comunicación", concluye.

Compartir el artículo

stats