Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

40º aniversario de la Constitución española

De los 'baby boomers' a la 'generación Z'

El acto institucional del 40 aniversario de la Constitución contó con un grupo de alumnos del IES Pablo Montesinos que ofreció un discurso sobre la igualdad

De los 'baby boomers' a la 'generación Z'

De los 'baby boomers' a la 'generación Z'

Unos escuchaban a los Beatles o a Elvis y los otros bailan al ritmo de Katy Perry y Bad Bunny. Una generación vivió su juventud marcada por la Guerra Fría, la llegada del hombre a la luna y la transición del país a la democracia; la otra por la implantación del euro, la crisis económica mundial o la Primavera Árabe. El tiempo libre de unos pasaba volando mientras veían la televisión en blanco y negro y los otros pasan el rato escuchando música en streaming. Los baby boomers y la generación Z, dos colectivos que ayer se dieron cita de manera muy distinta en la Delegación del Gobierno de España en Canarias, donde se celebró el acto institucional del cuarenta aniversario de la Constitución española, con la presencia de altos cargos políticos, militares y judiciales.

El 6 de diciembre de 1978 los baby boomers, nacidos entre 1946 y finales de los años 60, participaron en el referéndum que ratificó el texto por el que se regiría el ordenamiento jurídico del Estado, con el apoyo del 87,78% de los votantes y convirtiéndose así en el marco legal para el desarrollo de la democracia en España.

Cuatro décadas después, esa misma generación ha vuelto a las calles para manifestar su desacuerdo con las instituciones y tratar de preservar y recuperar derechos. Muestra de ello fue la concentración de un grupo de representantes de la Plataforma por la defensa del sistema público en Canarias, quienes pertrechados con pancartas y ataviados con camisetas amarillas que rezaban "que no te roben la pensión, ¡lucha!", se reunieron en la Plaza de la Feria en la capital grancanaria para exigir la supervivencia de las pensiones.

Un valor vivo

Según explicó la delegada del Gobierno en Canarias, Elena Máñez, a lo largo de la semana pasada alumnos de colegios, institutos y de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria se acercaron a la Carta Magna gracias a diferentes actividades organizadas por la Delegación. Por este motivo, ayer también quisieron hacer protagonistas a los estudiantes, porque "la Constitución es un valor vivo y tiene que formar parte de la conciencia cívica de los más jóvenes". Por primera vez, un grupo de estudiantes de primero y segundo de Bachillerato del Instituto de Enseñanza Secundaria Pablo Montesinos, chicas en su mayoría, aportó frescura a la celebración del aniversario de la Constitución, una ceremonia cargada de protocolo y tradición. Durante el acto, los alumnos del centro proyectaron un animado lipdub- un video musical-, en el que mostraban su repulsa hacia la violencia machista y su lucha por la equiparación entre hombres y mujeres.

Además, entre la interpretación del himno de España y el de Canarias, el Arroró, interpretados por la Banda Sinfónica Municipal de Música de Las Palmas de Gran Canaria, los estudiantes ofrecieron un discurso en el que reflexionaron sobre la Constitución, manifestaron su preocupación por el retroceso sufrido en cuanto a la igualdad de género y explicaron el trabajo que llevan a cabo en el instituto para luchar contra la desigualdad, haciendo especial referencia al artículo 14 de la Carta Magna, que apela a la equidad de todos los ciudadanos.

Durante las clases de Historia de España los jóvenes analizaron y trabajaron el texto de la Constitución. Ariadna Leal, de 17 años, confesó que la reacción de todos sus compañeros al conocer la situación del país hace 40 años fue como un "¡boom!, qué fuerte, cómo ha cambiado todo". Esta joven estudiante agradeció vivir en un mundo mucho más igualitario, "aunque tenemos que seguir trabajando" y mostró su agradecimiento a "todas esas personas que estuvieron al pie del cañón para que todo esto sea posible", porque "sin ellos ahora mismo no hubiéramos tenido el poder y la libertad que tenemos ahora".

Una de esas personas que salieron a luchar por las libertades fue Blas Padilla, portavoz de la Plataforma por la defensa de las pensiones públicas en Canarias. Un jubilado de 71 años que tras más de cuatro décadas trabajando en la construcción ve cómo hoy en día tiene que volver a defender sus derechos y los de sus nietos. "La juventud está bastante desmovilizada y si ellos no colaboran en las protestas, en el futuro lo van a tener muy difícil", lamentó Padilla, quien también mostró su preocupación porque la Constitución "está siendo violada y hay muchos artículos que no se están cumpliendo como debe ser, y ese es el caso del artículo número 50, que recoge el derecho a una pensión digna".

Del mismo modo, Padilla, a las puertas de la Delegación, resaltó que su generación salió a la calle "para la conquista de todas las libertades", y cuando creyeron haberlas ganados dieron el relevo, pero "se ha perdido y nos han traicionado". Por esta razón, concluyó Padilla "los viejos tenemos que volver a salir a las calles".

Compartir el artículo

stats