Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias acumulará a final de año 1.750 millones que no puede gastar

Rodríguez confiesa su escepticismo a que el CPFF permita desbloquear los fondos

Canarias acumulará a final de año 1.750 millones que no puede gastar

Canarias acumulará a final de año 1.750 millones que no puede gastar

"Es difícil entender para la gente, que una comunidad con graves necesidades, con alto nivel de paro, pobreza, problemas de infraestructuras, de vivienda... disponga de recursos que no pueda aplicarlos en gasto público. Cumplimos con todos los baremos de estabilidad y no nos beneficiamos de nuestro superávit". Este es el resumen argumental con el que el vicepresidente de Canarias y consejero de Hacienda del Gobierno regional, Román Rodríguez, exigirá hoy a la ministra de Hacienda, en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará en Madrid, la flexibilización de la regla de gasto que impide a las Islas disponer de sus recursos y sus ahorros de los últimos años. Según los cálculos de la consejería, a finales de año Canarias habrá acumulado un superávit de más de 1.750 millones que la actual ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera obliga a mantener en los bancos, salvo el que se pueda destinar a amortización de deuda o a las llamadas "inversiones financieramente sostenibles", que tienen una complejidad jurídica y técnica que de facto las hacen escasamente operativas a efectos de mejorar los servicios públicos esenciales -sanidad, educación y servicios sociales- o de realizar inversiones públicas en infraestructuras.

De esa cantidad, 280 millones corresponden a 2017; 946 millones a 2018, incluidos los 500 que proceden de la deuda del Estado por el anterior convenio de carreteras; se contabilizan 200 millones más de 2019, aún pendiente del informe final de la Intervención General; y otros 311 que el Ejecutivo regional ha previsto en su ley de Presupuestos para el 2020.

"Son cantidades significativas que deberían encauzar importantes asuntos pendientes en Canarias", sostiene Rodríguez, quien insistirá en el CPFF que las decisiones que hoy se adopten sobre la senda de estabilidad y sobre los objetivos de déficit y deuda para el conjunto de las administraciones -para este año y el trienio 2021-2023- no afectarán sustancialmente a Canarias precisamente porque tiene saneadas sus cuentas, cuenta con superávit y con un nivel de deuda muy por debajo de la autorizada, 12,3 % frente al 23 % de media autonómica.

El déficit total previsto inicialmente para este año era del 0,5 % del PIB para el conjunto de las administraciones públicas (1,3 % para 2019), y aunque no se cumplirá, España está negociando con Bruselas obtener más margen. Es el primer paso para establecer la senda fiscal del próximo año antes de aprobar en las Cortes el techo de gasto, paso previo a la presentación de los Presupuestos estatales de 2020.

Rodríguez lamenta de entrada que el Gobierno no haya trasladado a las comunidades autónomas la propuesta que va a realizar, de la que se enterarán directamente en la reunión de hoy, así como del hecho de que en el orden del día no se contemple un debate sobre alternativas de gasto para las comunidades cumplidoras y que no se beneficien de la autorización para incurrir en déficit. El consejero insistirá en todo caso en esta reclamación, que ya es recurrente por parte de Canarias desde hace años, aunque reconoce su escepticismo por el hecho de que esta posibilidad no está "ni en el programa ni en la agenda" del Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos "pese a que ambos partidos exigían la flexibilización de la regla de gasto en etapas anteriores", es decir, cuando estaban en la oposición.

"Este tema ni lo citan", se lamenta Rodríguez antes de recordar que, en todo caso, en el acuerdo entre NC y el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno "hay un apartado que recoge un compromiso de estudiarlo", y que es a su vez una de las cuestiones que integran el programa de gobernabilidad del cuatripartito en Canarias. Según él, también en Bruselas "hay voluntad de hacer algún tipo de flexibilizacion", y es además un objetivo compartido de las comunidades fiscalmente cumplidoras, y del conjunto de municipios integrados en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). "Esperanza tengo las justas, pero la demanda es clara. Vamos a seguir peleando", resalta el vicepresidente canario.

Camino de los Presupuestos

Rodríguez evita pronunciarse sobre el grado de alianza y complicidad que pueda tener en este fin por parte de la ministra de Política Territorial y Función Pública, la canaria Carolina Darias, que integra y copreside el CPFF junto a la ministra de Hacienda, y se limita a señalar que "eso habría que preguntárselo a ella", pero no deja de recordar que "es evidente que el PSOE canario al que ella pertenece y el Gobierno canario en el que ha sido consejera defienden de forma explícita y clara que se pueda usar el superávit". "Está en el acuerdo de gobernabilidad y el presidente del Gobierno de Canarias lo ha dicho en sede parlamentario en varias ocasiones", recuerda.

"Somos conscientes de que no lo tienen en el programa de gobierno y eso es una mala noticia, aunque Darias lo defendió durante su etapa de consejera del Gobierno de Canarias. Ahora, obviamente, la ministra se somete a la lógica del Gobierno central al que pertenece", asume el consejero canario.

El también presidente de NC reconoce que este asunto volverá a estar sobre la mesa, pero ya en el ámbito político y de relaciones entre partidos, cuando se negocien los nuevos Presupuestos de Estado de este año, en cuya aprobación podría ser determinante el voto de los dos representantes nacionalistas canarios aliados en el Congreso, Pedro Quevedo, de su propia formación, y Ana Oramas, de CC. "Ya veremos cómo evolucionan las cosas. No es un tema que nos afecte sólo a nosotros ni la ley está hecha para perjudicarnos, y donde pondremos el énfasis en la negociación presupuestaria será en el cumplimiento del REF y en sus programas presupuestarios, tanto económicos como sociales", recalca.

En todo caso, Rodríguez va a apoyar hoy el acuerdo sobre la futura senda de estabilidad que consensúen el Ejecutivo central y el conjunto de las comunidades autónomas partiendo del hecho de que hay mayoría de gobiernos regionales socialistas, y de que el propio Estado tiene garantizada la aprobación al tener el 50 % de los votos del CPFF, mientras la otra mitad corresponde al voto de cada autonomía. "Nosotros estaremos de acuerdo en la propuesta que se consensúe porque sería poco razonable que pusiéramos pegas a algo que por nuestra propia circunstancia no nos afecta", afirma Rodríguez.

El consejero canario recuerda que una vez que se apruebe hoy el objetivo de déficit, se convocará otro CPFF para distribuir entre las regiones el porcentaje de déficit, de deuda o de techo de gasto. "Es ahí donde nosotros vamos insistir en que las comunidades que somos cumplidoras y tenemos una senda de estabilidad en déficit, deuda o pago a proveedores, deberíamos tener un trato diferenciado para poder usar el superávit" para destinarlo a sanidad, educación y servicios sociales.

Compartir el artículo

stats