La presidenta del PP, Australia Navarro, animó ayer a los ayuntamientos canarios a luchar contra el abandono del Gobierno cuatripartito regional (PSOE, Nueva Canarias, Podemos y la Agrupación Socialista Gomera), que "ni está ni se le espera para responder a las demandas del municipalismo". Para erradicar esta situación, la también portavoz del grupo parlamentario popular exigirá en la Cámara canaria el cumplimiento de la Ley de Municipios, que data de 2015, pero no se ha desarrollado "por falta de interés del Gobierno hacia los ayuntamientos". Asimismo, el PP pedirá que empiece a funcionar el Consejo Municipal de Canarias y que se establezca el régimen económico y financiero de los municipios y las competencias delegadas.

Durante la Reunión Intermunicipal del PP de Canarias, celebrada ayer en Las Palmas de Gran Canaria en el Hotel Cristina, bajo el lema Unidad e igualdad, Navarro afirmó que "desde que llegaron los socialistas y sus socios al Gobierno no han hecho sino generar disgustos al municipalismo canario". El encuentro contó con la presencia del vicesecretario nacional de Participación del PP, Jaime de Olano, y del diputado regional y presidente del partido en Gran Canaria, Poli Suárez, así como de una amplia representación de alcaldes y concejales populares de todas las islas.

Navarro criticó el recorte de fondos decidido por el Gobierno de Canarias para los municipios tanto del Régimen Económico y Fiscal como del Fondo de Desarrollo de Canarias.

La presidenta del PP aseguró que los ayuntamientos deberían tener un marco financiero estable, tal como establece la Ley de Municipios de Canarias, promovida en su momento por Coalición Canaria y el PSOE, pero este requisito no se ha cumplido "por el desinterés del Gobierno".

Tampoco se ha articulado la transferencia de competencias previstas, lo que dificulta la gestión de los ayuntamientos, señaló Navarro. A su juicio, "los municipios canarios deberían disfrutar ya, desde hace cuatro años, de un marco económico que ofreciese sostenibilidad financiera y seguridad presupuestaria a los ayuntamientos canarios", remarcó.

Australia Navarro y Jaime de Olano se reunieron con concejales de su partido en los distintos municipios de las islas. De Olano aseguró que "el PSOE abandona a su suerte a los municipios en aquellas comunidades en las que gobierna".

Asimismo, afirmó que "el Gobierno hurta a los ayuntamientos más de 750 millones de euros que les adeuda, algo intolerable". Criticó también que el Gobierno haya decidido no pagar a las autonomías la liquidación pendiente del IVA de 2017 por importe de unos 2.500 millones de euros, lo que consideró "una decisión insólita".

A De Olano le parece inconveniente la decisión de que, a cambio, el Gobierno no tendrá en cuenta esa cifra a la hora de evaluar el cumplimiento del objetivo de déficit de 2019 y relajará la senda fiscal hasta 2023. "El Gobierno permite a las comunidades que se endeuden para que lo paguen nuestros hijos y no Pedro Sánchez", según De Olano.

Ante esta decisión, algunas comunidades han decidido recurrir a los tribunales para exigir lo que les corresponde, dijo el vicesecretario nacional de Participación. Criticó que "Pedro Sánchez vaya a Barcelona a regar de dinero a quienes le mantienen en La Moncloa al mismo tiempo que hurta dinero al resto de los españoles".

Esta situación se suma a la destrucción de empleo registrada en el mes de enero, con "datos económicos que hacen encender todas las alarmas", añadió. "España necesita un Gobierno que gobierne, que no suba impuestos, que haga las reformas económicas necesarias y que diga la verdad", según De Olano, quien alertó del peligro que supone "acostumbrarse a un presidente que nunca dice la verdad".

Asimismo, se refirió al encuentro mantenido entre el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y criticó que el ministro haya ofrecido "hasta seis versiones diferentes de la reunión". Para De Olano "Ábalos está totalmente inhabilitado para seguir siendo ministro", como consecuencia de "una situación totalmente ilegal".