Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Relaciones Canarias-África La situación en la región de El Aaiún

Una urbe que se desarrolla en mitad del desierto más grande del mundo

El proceso de urbanización y dotación de servicios ha conducido a que la población de El Aaiún se multiplique por dos en 40 años

Una urbe que se desarrolla en mitad del desierto más grande del mundo

El Aaiún, la ciudad más grande del Sáhara Occidental, ha más que duplicado su población en los últimos cuarenta años al calor del proceso de urbanización y dotación de servicios que ha vivido. La capital de la región El Aaiún-Sakia El Hamra contaba con menos de 90.000 habitantes cuando aún la zona era administrada por España y ahora -según los datos del último censo, que data de 2014- supera los 217.000. La región es, asimismo, la más urbanizada y densamente poblada de las tres que componen el Sáhara marroquí, lo que Marruecos llama las Provincias del Sur, unos territorios que son reclamados por la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Cuatro provincias forman parte de la región: la propia El Aaiún, Esmara, Bojador y Tarfaya. Todas ellas se integran en una estructura administrativa global, el Consejo Regional, cuyos miembros son elegidos por sufragio universal directo y que cuentan con una junta directiva encabezada por un presidente.

En un segundo nivel se encuentran los consejos provinciales -uno por provincia-, a continuación los municipios -de las capitales-y después las comunas, que administran las localidades de menor tamaño.

En El Aaiún capital gobierna el PI (Partido Independiente), que goza de una confortable mayoría (29 de los 47 miembros del consejo municipal) que refuerza mediante una alianza con el Partido Comunista. En la oposición -y muy activos, pues en 2021 se celebrarán elecciones- están el Partido Islamista y el Liberal. Como en todo Marruecos, solo están permitidas las formaciones políticas de ámbito nacional.

La apuesta del Reino de Marruecos por la autonomía de estas regiones frente a la fórmula del referéndum -defendido por la RASD y el Polisario y atascado en Naciones Unidas tras la imposibilidad de lograr un acuerdo sobre el censo electoral- las ha convertido en punta de lanza del proceso de regionalización avanzada puesto en marcha por la monarquía alauí.

Deben ser estos territorios, según los planes impulsados por Mohamed VI, los que apliquen en primer lugar la descentralización proyectada. Una vez asumidas las nuevas competencias, ejercidas a través de recursos transferidos, la experiencia adquirida en las provincias meridionales se extendería a las nueve regiones restantes que, según la división administrativa efectuada en 2015, componen el país.

La regionalización avanzada proyectada por Marruecos se sustenta en un plan financiero que prevé la inversión de 77.000 millones de euros entre 2015 y 2021 en los territorios del sur. En el caso de El Aaiún, los proyectos financiados incluyen el Centro Hospitalario Regional e infraestructuras de saneamiento urbano.

Compartir el artículo

stats