Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC y NC apoyan el techo de gasto con dudas sobre si habrá nuevos Presupuestos

Oramas cree que los condicionantes políticos impedirán al Ejecutivo presentar nuevas cuentas y Quevedo confía en que se abra paso a la agenda canaria

La ministra María Jesús Montero en el Congreso antes del pleno en el que se aprobó la senda de gasto, paso previo a la elaboración de los Presupuestos. EFE/ CHEMA MOYA

CC y NC reunificaron ayer sus criterios en relación con las perspectivas políticas en el ámbito estatal y la posibilidad de que la legislatura siga su curso sin riesgo inmediato de nuevo bloqueo, y coincidieron en apoyar en el Congreso la nueva senda de estabilidad presupuestaria, con los objetivos de déficit y de deuda para las Administraciones Públicas fijados por el Gobierno para 2020 y para el período 2021-2023, así como el techo de gasto para los dos próximos ejercicios, que alcanzará un tope de 131.437 millones.

Los dos partidos nacionalistas canarios representados en la Cámara sumaron sus votos a los del PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País-Compromís, PRC y Teruel Existe para conformar una mayoría de 168 votos a favor, frente a los 150 en contra de PP, Vox, Cs, JxCat, CUP, Navarra Suma y Foro Asturias, que hizo posible que prosperara la propuesta del Gobierno central gracias en todo caso a las 19 abstenciones de ERC, Bildu y BNG. Pero tanto la diputada de CC, Ana Ormas, como el diputado de NC, Pedro Quevedo, reconocieron ciertas dudas sobre si este paso teórico para que se presenten unos nuevos Presupuestos podrá materializarse.

Ambos parlamentarios isleños justificaron su respaldo en la necesidad de que se elaboren y se presenten en el Congreso una nuevas cuentas estatales que superen la actualmente en vigor desde hace dos años, pero conscientes de que en el horizonte hay demasiados condicionantes políticos como para que eso tenga garantizado que se haga realidad. Oramas y Quevedo apostaron de esta forma por abrir una vía a la posibilidad de que haya nuevas cuentas con las que avanzar en asuntos importantes sobre la agenda canaria aprovechando que el Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos logró ayer superar el primer escollo de la legislatura, tras la investidura de Pedro Sánchez, y expresaron su interés de negociar su apoyo, aunque, cada uno por su cuenta.

La visión que cada una de las formaciones canarias tiene sobre ese escenario es distinta, porque si Quevedo, dentro de la cautela, se muestra más optimista y cree que el Gobierno sí remitirá al Congreso en pocos meses el proyecto de Presupuestos con la intención de aprobarlos antes de finales de verano, Oramas se muestra prácticamente convencida de que el contexto político por las elecciones catalanas, aún si fecha, va a impedirlo.

El diputado de NC asegura que con el "desbloqueo" que supone la aprobación del techo de gasto, se da un paso importante y confía en que la mayoría que apoya al Ejecutivo y la continuidad de la legislatura se mantenga también para aprobar los nuevos Presupuestos, en los que considera que Canarias se juega mucho.

Dos o tres meses

Oramas, aunque en su intervención en el debate de ayer aseguró que "este país no puede seguir con prórrogas presupuestarias, ni seguir funcionando con unas cuentas aprobadas hace tres años y vivir en 2020 como si siguiéramos en 2018", considera que el Ejecutivo central "no va a negociar unos Presupuestos para dos o tres meses", que según ella sería el margen de validez que tendrían. Cree que ERC no va a garantizar de momento su necesaria abstención y eso llevará Sánchez a no presentar el proyecto presupuestario en el Congreso. "Cuesta lo mismo negociar un Presupuesto para dos meses que uno para un año y al Gobierno no le interesa desgastarse para unas cuentas que, además, van a tener que hacer un ajuste de 8.000 millones obligado por Bruselas que no le permite afrontar lo que le van a pedir los socios y los demás apoyos con los que quiera contar", afirma la tinerfeña. Según ella, a Sánchez le es más operativo mantener los actuales Presupuestos prorrogados, esperar a que se celebren las elecciones catalanas, y presentar ya a partir de septiembre las cuentas del 2021.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no aclaró ayer de hecho el calendario de presentación del proyecto de nuevas cuentas. Sánchez habló en su momento de que contaba con tenerlos aprobados "antes de finalizar el verano", pero Montero incapaz de concretar ninguna fecha.

Oramas dijo en el debate que "es necesario un nuevo Presupuesto y que este cumpla con Canarias, con su REF y con su Estatuto de Autonomía, y por eso nos sentaremos a trabajar desde CC para que se apruebe y sea justo con las Islas y que afronte los retos de este país". Esta posición no cambia en nada, aseguró, el planteamiento de Coalición en relación con el Gobierno de Sánchez respecto a su voto en contra en la investidura. "Ya dijimos entonces que estaríamos dispuestos a hablar de todo lo que traiga el Gobierno", insistió, recordando que desde el inicio de la legislatura ha votado siempre junto a la mayoría que respalda al Ejecutivo.

Compartir el artículo

stats