Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias es la primera región de España que prohíbe los plásticos de un solo uso

Los envases de un solo uso comenzarán a limitarse desde el 1 de enero de 2021 en una normativa que se adelanta a la europea y que se integrará en la Ley de Economía

Canarias es la primera región de España que prohíbe los plásticos de un solo uso KOSTAS PAPAFITSOROS / LP / DLP

El Archipiélago tiene una hoja de ruta definida para eliminar, a partir del 1 de enero de 2021, los plásticos de un solo uso. La Estrategia para el Plástico en Canarias surge con la idea de adelantar a la normativa europea, que los prohibirá desde junio del próximo año. El consejero de Transición Ecológica del Ejecutivo regional, José Antonio Valbuena, firmó esta semana -tras las alegaciones al borrador- el documento con las medidas que ha elaborado la empresa Tragsa. La normativa se elevará ahora al Consejo del Gobierno para su aprobación y entrada en vigor. "Queremos dar un ejemplo de sostenibilidad", afirma Miguel Ángel Pérez, viceconsejero de Lucha Contra el Cambio Climático.

Esta acción inicia el camino hacia la Ley de Economía Circular que junto a la del Cambio Climático, también ahora en desarrollo, y la de Biodiversidad y Patrimonio Natural son las tres patas para desarrollar "un cambio de modelo en las Islas respecto a la sostenibilidad", valora Pérez. El objetivo es promover una drástica disminución de los residuos plásticos y que el documento quede integrado en la mencionada ley.

Valbuena detalla que la estrategia propone actuaciones para promover cambios en el diseño de los productos hechos con plástico y en la reducción de su consumo, así como impulsar la recogida separada y la reutilización, la mejora en el reciclado y el impulso de la valorización energética de cara a minimizar progresivamente el vertido de estos residuos. Asimismo, recuerda el consejero que "la iniciativa fue avanzada ya en la anterior legislatura, con un primer borrador, pero necesitaba una actualización para alinearla con las directrices europeas y la estructura actual de la Consejería". Esta propuesta legislativa, financiada con fondos Feder, abarca recomendaciones para su aplicación en la administración pública, el sector primario, la industria y los servicios, y también incluye navieras y compañías aéreas.

La estrategia pretende rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de combustibles fósiles eliminando los citados plásticos de un solo uso, como son los bastoncillos, los elementos de vajillas -platos, cubiertos y vasos-, los envases de poliestireno, las bolsas de supermercado, las colillas de cigarrillos, las botellas y sus tapas, los envoltorios de comida, etcétera.

Quienes no asuman la prohibición de los plásticos de un solo uso en Canarias recibirán sanciones específicas, por lo que Valbuena explica que la futura ley canaria tendrá una tramitación "sensible" porque implica a muchos sectores económicos. Por eso, el documento busca el compromiso de empresas y ciudadanos a través de campañas informativas y de concienciación, a la par que prevé gravar más las actividades comerciales que no presenten un plan de recogida separada y de reciclaje de los residuos plásticos que generen.

Las recomendaciones van dirigidas a sectores estratégicos en el uso del plástico como el primario. En concreto, se centra en el material de los invernaderos o en el envasado de frutas y hortalizas. El viceconsejero adelanta que el sector donde la eliminación de estos plásticos será más difícil es el hospitalario por su uso intensivo.

Además, se impulsarán proyectos para implantar progresivamente sistemas alternativos de recogida de residuos plásticos domésticos, así como un canon sobre los vertidos en basureros. Para ello, se fija una subida progresiva del gravamen hasta la prohibición definitiva de estos elementos en 2030. La estrategia también busca reducir el impacto en el mar e incidirá en el sector servicios y en la propia administración pública.

El Gobierno de Canarias se alinea con la estrategia para el plástico de la UE, centrada en que en 2030 todos los envases comercializados en su territorio sean reciclables. Además, pretende contribuir a los esfuerzos de la comunidad internacional para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en la Agenda 2030.

Compartir el artículo

stats