Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Ángel Víctor Torres

"Es bueno para Canarias que su presidente hable cada semana con Pedro Sánchez"

"Soy lo contrario a un gafe, es verdad que hemos tenido excesivas emergencias pero se han gestionado bien; la rutina será bienvenida y la normalidad aplaudida", afirma el presidente de Canarias

Ángel Víctor Torres, durante la entrevista.

Ángel Víctor Torres, durante la entrevista. JOSÉ CARLOS GUERRA

¿Es usted gafe o está gafado?

Gafe es aquel que produce una mala noticia y acaba mal. Cuando ha habido un problema y un acontecimiento negativo ha terminado bien, con una buena gestión, quiere decir que soy lo contrario a lo que es un gafe (risas).

Me refiero a que desde que accede a la Presidencia, en siete meses: el incendio en Gran Canaria, el repunte de la crisis migratoria, el cero energético en Tenerife, la quiebra de Thomas Cook, la calima, el incendio de Tasarte, el incendio en La Orotava, el derrumbe de la Caldera de Taburiente, el cierre de aeropuertos, plagas y demás bichos y, como colofón, el coronavirus... Está usted en todos lados. ¿Y el resto del Gobierno?

Es verdad es que hemos tenido excesivas emergencias. Estos siete meses son inolvidables en cuanto a la sucesión de acontecimientos no previstos que han puesto a prueba una sociedad, no solo a un gobierno. Porque quien se ha levantado para responder a estas situaciones ha sido el pueblo canario en su conjunto. Prefiriendo que no se hubiese producido ninguno de estos acontecimientos, creo que ha sido una prueba de una buena gestión del Gobierno y en ello ha participado todo el Gobierno. Yo puedo ser la cara final cuando comparezco en una rueda de prensa pero, cuando se habla del incendio, detrás hay un equipo humano, también de otras administraciones como los cabildos y los ayuntamientos, que han padecido estos incendios, y los responsables del propio Gobierno y fuerzas y cuerpos de Seguridad. Cuando hablamos del coronavirus lo mismo, ahí está un equipo humano magnífico que además debería tener el espacio que se merece en la opinión pública porque me ha asombrado que, por ejemplo, el 23 de febrero, que fue cuando se supo que teníamos un coronavirus positivo -en el hotel de Adeje-, automáticamente, en un solo día, van los técnicos de Sanidad, hacen las pruebas a casi 1.000 personas, fuera de su horario se acercan al hotel, trabajan atendiendo a los huéspedes, además de psicólogos, traductores y profesionales de otra índole que trabajan de manera voluntaria, algo que es para pensarlo: la gran solidaridad que tiene este pueblo.

Cuando dice que ha habido una buena gestión del coronavirus, teniendo en cuenta de que se siguen produciendo casos, ¿a qué se refiere exactamente?

Bueno, el primer caso de España fue en La Gomera y, ante lo desconocido en nuestro país, se activaron los protocolos. Creo que tenemos un gran servicio en sanidad, y al igual que ocurrió en los incendios, con un referente público como fue Federico Grillo, también fue descubierto Domingo Núñez, jefe de Epidemiología del Gobierno de Canarias, que mandó un mensaje de calma y de tranquilidad para responder ante una situación imprevista. Y al día siguiente comparecimos en una rueda de prensa, y se aislaba a la persona y se activaban los protocolos, los primeros en España. Pero es que una semana después fuimos el primer lugar de España en el que teníamos el coronavirus en un hotel, con cerca de 1.000 personas, y también ahí lo que se estaba jugando era una gestión que, liderando el Gobierno de Canarias, reflejaba cómo respondía España a todo acontecimiento de esa envergadura. Tuvimos que hacer que la gente que estaba fuera del hotel regresara, realizarle las pruebas al día siguiente, se hicieron en un día las pruebas a casi 1.000 personas y, a día de hoy, tenemos un número limitado de contagiados cuando podían haber sido decenas. Esta rápida actuación era la que teníamos que hacer. Fue la adecuada, la correcta, la que ha servido también de modelo. Indudablemente España respondió ante esta situación lo que demostró que en Canarias tenemos una magnífica Sanidad y ante un hecho global y mundial, en Canarias se ha culminado con una correcta actuación. Se aprende de la experiencia y se activará otro mecanismo de protocolo si vuelve a ocurrir. Ojalá no ocurra.

Dice usted que no va a aislar a un hotel si vuelve a ocurrir. ¿Por qué y cómo?

Los protocolos han evolucionado según el paso de los días. De tener ahora un caso semejante habría que actuar acorde al momento en que se produce. Mirar planos del hotel, espacios posibles donde se puedan aislar a los que hayan dado positivo y las medidas que en ese hotel se tomen con la posibilidad de que no queden aislados los huéspedes.

¿Ha hecho una prospección de cómo puede afectar al turismo? Ya han habido cancelaciones.

Nosotros lo que hemos hecho es actuar con carácter inmediato. Tuvimos una reunión con el sector hotelero para dar respuesta a su afección a la economía. Es pronto para tener las conclusiones de cómo va a afectar, pero es obvio que afecta. Hay cancelaciones, suspensiones y aplazamientos. Pero ante eso, y repito, con absoluta coherencia y rigurosidad, hay que lanzar un mensaje: los turistas seguirán existiendo y debemos normalizar la situación. Canarias es un lugar seguro para poder viajar. Y, además, es seguro después de haber tenido varios coronavirus. Canarias ha respondido a un hotel con 1.000 personas, lo ha hecho de manera coordinada y la mejor manera de promoción es que esos turistas digan, cuando lleguen a sus países, que merece la pena haber visitado Canarias porque, incluso cuando ocurre esto, lo hacemos de manera ejemplar. La sanidad responde con prontitud, con rigurosidad y, por lo tanto, los turistas y los no turistas pueden estar tranquilos en Canarias.

¿Cómo vivió el fin de semana de la calima? Parecían plagas bíblicas...

(Asiente) Se inició con un anuncio de alerta un viernes, eran distintas alertas que se simultaneaban, vientos, calimas, fenómenos costeros e incendios, y luego tuvimos una quinta alerta, que fue el lunes, con el coronavirus, y tengo que reconocer que fue un fin de semana muy complicado. Igual que lo fue 19 de agosto cuando el incendio de Gran Canaria. El 23 febrero, domingo, fue tremendamente complicado, cuando la simultaneidad de todos estos fenómenos hizo que sobre las tres de la tarde tuviésemos todos los aeropuertos cerrados, los ocho, sin poder entrar ni salir, las conexiones marítimas también interrumpidas y, además, incendios varios, en la isla de Tenerife afectando a distintos municipios, más urbanos que rurales, y un incendio muy importante en Gran Canaria... Esas horas fueron tremendamente angustiosas. Poco a poco se pudieron ir abriendo los aeropuertos y la situación fue a mejor... He de reconocer que fueron horas angustiosas.

Esperemos que no haya más cosas...

La rutina será bienvenida y la normalidad aplaudida.

Usted dice que la sanidad funciona bien en Canarias, de cara al exterior, porque de cara al interior tiene un grave problema con las listas de espera.

Cuando hablo de que la sanidad funciona estoy hablando de una apuesta que hizo este país hace décadas por una sanidad pública, y creo que los gobiernos socialistas han tenido una influencia capital en el Gobierno de España, y por eso tenemos que estar orgullosos de ella, de que sea universal, de que atienda a cualquier persona y de que, ante lo que nos está ocurriendo a nivel global, está dando ejemplo. Y eso no es un mérito de este presidente. No me lo quiero atribuir. Y ahora vamos a lo que son estos siete meses. Nosotros tenemos un compromiso de reducir las listas de espera y de responder a las pruebas diagnósticas con mayor rapidez y, ante eso, nos vamos a examinar, y nos examinamos día a día, y tenemos los recursos económicos que tenemos, que no son pocos, ante una realidad de ocho islas, que merecen todas tener las infraestructuras sociosanitarias suficientes para atender a nuestra población. No es lo mismo trasladarte en medios terrestres, aéreos o de otra índole, que lo que nos pasa a nosotros, porque entre isla e isla solo nos queda o el avión o el barco. Y todo eso con una propuesta de un gobierno progresista que tiene que responder, y en eso soy exigente.

¿Va a renovar los contratos con las clínicas privadas para rebajar las listas de espera?

Nosotros tenemos una apuesta por la sanidad pública y un complemento con la concertada. La concertada es necesaria, en tanto en cuanto no se desarrolle la sanidad pública como le gustaría a un gobierno progresista, por tanto, ni demonizamos a la sanidad concertada porque es complementaria y necesaria, como tampoco renunciamos a mejorar la sanidad pública con más recursos. Y, sí, el objetivo es bajar las listas de espera.

Los sindicatos achacaron a la consejera Teresa Cruz su falta de diálogo. ¿Va a seguir manteniéndola en el Gobierno?

El Gobierno está establecido desde el primer día en que los consejeros y las consejeras me dijeron que sí y mientras no haya ninguna posición distinta este es mi Gobierno y estoy muy contento con el trabajo que están haciendo todos ellos.

¿Cuáles son los tres grandes asuntos que quiere sacar adelante en esta legislatura?

Los tres más importantes: responder a la emergencia social, que tengamos renta mínima ciudadana, que mejoremos la situación de las familias y que haya menos ratios de pobreza en nuestra tierra, ese es el objetivo número uno; segundo, responder a la emergencia climática, que tengamos ley contra el cambio climático, que Canarias se convierta en el observatorio contra el cambio climático, esto da muchas posibilidades, y, por último, que mejoremos en el bienestar social que significa una mejor sanidad y una mejor educación. Esas son nuestras claves: entregar una Canarias mucha más justa en lo económico, una Canarias que presuma de que defiende y protege su medio ambiente y que, en este caso, es modelo y también para un turismo sostenible, y que se mejore la sanidad y la educación.

¿Cuándo y cómo se va a aplicar la renta ciudadana?

Este año tendremos la ley y los recursos, y para eso hemos tenido que modificar los fondos y activar mecanismos con los cabildos para que el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) se pueda aplazar, hemos tenido que reordenar los gastos e, incluso, hemos tenido que subir medio punto del IGIC, porque necesitamos recursos para la renta mínima ciudadana y para erradicar la pobreza, como a la vez tenemos que tener recursos para luchar contra el cambio climático y si no hay fondos para que tengamos nuestras playas mucho más limpias, aerogeneradores, energía fotovoltaica a la que se puedan acoger los ciudadanos, si no hacemos eso, es imposible cambiar las cosas en Canarias.

Hablando de la subida de impuestos, los empresarios piden que no haya nuevos tributos como los medioambientales que han anunciado, e incluso reclaman que se rebajen los actuales.

Lo que hemos hecho es un planteamiento que tiene que ver, en efecto, con la política verde, y con tener los recursos suficientes para mejorar nuestro turismo a través de un turismo sostenible. No creo que nadie esté en contra de eso, de incentivar a quien apuesta por las energías limpias, la persona que apuesta por ellas, como un coche eléctrico, tiene que estar bonificado.

Pero eso ya está bonificado.

Sí, y tenemos que hacer más, y tener más subvenciones para que la gente pueda poner placas solares en su casa, en sus edificios quienes vivan en una comunidad, que tengamos líneas de financiación públicas para colocar aerogeneradores que producen energía y que también podamos almacenarla. Necesitamos tener esos recursos y hay distintas maneras de conseguirlos: fondos propios, incentivación, bonificación y también imposición fiscal.

Pero concrete esos impuestos verdes.

Bueno hay otros, como que se pueda bonificar en la industria a quien utiliza energías renovables y penalizar al que utiliza combustión fósil, por ejemplo. Pero vuelvo a decir que el planteamiento está sobre la mesa, lo hablaremos con todos los agentes sociales y con los partidos políticos, y digo que si realmente nos creemos que hay que mejorar la recogida de residuos, su tratamiento o las energías renovables falta una cuarta pata: tenemos que tener recursos.

¿Los principales recursos de esos impuestos ambientales provendrán de la tasa turística?

Con respecto a la tasa turística dijimos que haríamos un estudio. Eso es lo que está en nuestro acuerdo político. Hoy estamos desarrollando una ley contra el cambio climático y esa ley debe tener una ficha financiera, es lo lógico, y esa ficha debe contener incentivación, recursos propios y también imposición fiscal. ¿Puede ser a través de un coste que haga el turista que venga a Canarias? Esa es una fórmula, puede haber otra, pero debemos dialogarlo.

Usted dice que en el nuevo impuesto del transporte del Estado Canarias va a quedar exenta. ¿Qué garantías tiene de ello ?

Los primeros que lo reclamamos fuimos nosotros, el Gobierno de Canarias, y ahí están las hemerotecas. Aquí hay dos fases que son distintas: una es reclamar a Europa que Canarias como región ultraperiférica quede exenta de la tasa del queroseno que se quiere implantar en los vuelos de la UE, y eso lo tenemos que pelear como región ultraperiférica, y a la vez el Gobierno de España lleva adelante una propuesta y publicó un texto normativo, en el que fuimos nosotros, y ahí está la hemeroteca, que coincidió con la visita de Francina Armengol y de Ceuta y Melilla para hablar del transporte, los que pedimos que quedáramos excepcionados por ser territorio insular. Y yo tengo cerrado un compromiso de la ministra de Hacienda que Canarias, como hecho insular, queda excepcionada. ¿Dónde tiene que estar eso recogido? En el texto articulado que aún no existe, lo que tenemos es un texto normativo. El texto articulado desarrolla posteriormente este impuesto y, por lo tanto, por parte de la ministra de Hacienda, que es la que tiene la mayor relevancia en este asunto, como de la propia ministra de Transición Ecológica, hay un compromiso con el presidente de Canarias y también con la presidenta de Baleares, y estamos hablando de dos presidentes que han recibido ese compromiso.

¿Y si el Gobierno de España no cumple su compromiso va usted a enfrentarse a su propio Ejecutivo socialista?

Ese compromiso yo lo recibo como definitivo. Si por lo que fuese, que las cosas pueden cambiar, esto no se recoge por alguna circunstancia, el presidente de Canarias será el primero que lo reclamará. Canarias va a estar excepcionada.

¿Van a pelear también ante el Estado para que se pueda invertir el superávit y que se cambie la regla de gasto para las comunidades cumplidoras con el objetivo de déficit? La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no ha aclarado cómo.

En ese caso también soy claro. He trasladado de manera pública al Gobierno de España que las administraciones cumplidoras, como lo es Canarias, deben destinar su superávit a servicios básicos esenciales. Entiendo que eso forma parte de una negociación y para eso hay un equipo que se ha conformado y además acuerdos políticos, que están en los papeles, y yo lo que espero es que eso lleve a buen puerto. Lo que no es lógico es que no podamos destinar esos fondos a servicios básicos esenciales y estamos abiertos a esa negociación, incluso, porcentualmente o con una cantidad determinada.

¿Qué competencias quieren desarrollar del Estatuto de Autonomía de Canarias?

Ya estamos desarrollando algunas de ellas, como la tutela financiera de las corporaciones locales. Hacienda, Madrid, ha comunicado a Canarias que es una competencia que pasa a ser desarrollada por el Gobierno de Canarias. Hemos pedido aclaración porque también queremos que esto se haga con los recursos suficientes, es decir, que el Estatuto prevé que nosotros asumimos las competencias pero queremos que en aquellas que exigen recursos humanos y económicos tengan las garantías de su desarrollo. La ministra, en este caso Carolina Darias, con la que tendremos una pronta reunión, conoce perfectamente Canarias. También queremos desarrollar competencias en costas, en instituciones penitenciaras, en la comisión de la competencia, hay muchas de las que queremos hablar.

Hablando de Carolina Darias, ¿fue usted quien propuso su nombramiento a Pedro Sánchez?

Bueno, fue una conversación entre el presidente del Gobierno y entre el presidente de Canarias y ante lo que también se requería por parte del presidente del Gobierno, que era un ministerio específico, pero también las características y la trayectoria de representantes canarios, se concluyó que Carolina podía ocupar ese Ministerio de Política Territorial y Función Pública. Entonces ya lo dije: perdíamos a una persona que había hecho una gran labor en el Gobierno de Canarias pero estoy muy contento de que esté en el Gobierno de España porque indudablemente tener a un ministro en el Consejo de Ministros de nuestra tierra es una garantía.

¿ Y va a beneficiar a Canarias?

Cuando ha habido ministros canarios socialistas siempre ha beneficiado a Canarias, cuando ha habido ministros canarios del PP indudablemente no fue así porque aquellos años de Soria no fueron buenos para Canarias, lo decía el Gobierno de entonces, y ahí están las pruebas, fueron los años de los recortes, el 12, 13, 14, 15 y 16, el convenio de carreteras, de empleo, de infraestructuras hidráulicas, todos fueron retirados de aquellos presupuestos y la región que más lo pagó fue Canarias. También fueron los años del petróleo.

¿Cuándo viene Pedro Sánchez, por cierto, que ya empezó la ronda con las comunidades?

Sí, como sabemos hay un protocolo que establece Moncloa y respeto lógicamente su desarrollo a la vez que digo que con Pedro Sánchez el presidente del Gobierno de Canarias habla todas las semanas.

¿Y de qué hablan?

Pues de todo, todo lo que nos acontece. Por ejemplo, hablamos el 24 de febrero cuando supimos del coronavirus en la isla de Tenerife, como lo hicimos el día de La Gomera y volvimos a hablar al día siguiente sobre cómo estaban las cosas, hablamos sobre todo. Con él tengo permanente contacto. Eso es bueno para Canarias, que haya una interlocución del presidente de Canarias con el presidente del Gobierno es bueno para Canarias.

¿O sea usted le dice, cámbiame la regla de gasto y...?

En las últimas reuniones hemos hablado de sanidad porque es lo que en estos momentos más preocupa a nuestro país por el coronavirus, hablé de la política migratoria, la política ambiental...

¿Cree que su Gobierno cuatripartito va a durar hasta el final? ¿Teme una moción de censura que implique a NC y CC?

No la temo en ningún caso. Yo me levanto todas las mañanas con la voluntad de hacer lo mejor posible mi trabajo ese día y con el objetivo de cuatro años de trabajo para entregar lo que los ciudadanos nos dieron. El PSOE ganó las elecciones, el presidente es de la fuerza que ganó las elecciones, hay una alianza de cuatro fuerzas políticas y un compromiso de trabajo de cuatro años. Lo que pase en un futuro nadie lo va a saber, pasará lo que tiene que pasar, yo confío en mi socios, tenemos una respuesta que dar a los ciudadanos en estos cuatro años, este es el Gobierno del cambio después de muchos de presidir CC el Gobierno de Canarias, y mis relaciones con NC, pero también con Podemos y ASG son magníficas, incluso con NC, con Podemos y con ASG tenemos acuerdos que no solo se circunscriben a Canarias sino también al Gobierno de España.

¿Cómo lleva el protagonismo de Román Rodríguez? Parece otro presidente.

Yo quiero tener conmigo a los mejores y cuando se hace un gobierno en Canarias incluso cuando hay una oposición quiero que estén los mejores. A mí me gustaría que tuviésemos una buena oposición, que fiscalizara al Gobierno, que no fueran populistas, que hicieran aportaciones. Todo eso es bueno para la democracia, una oposición rigurosa exige mucho más de un gobierno y yo estoy contento con la labor que se está haciendo en el Gobierno de Canarias. ¿Y los protagonismos? Cualquier persona puede responder sobre el protagonismo de otro, yo lo que quiero es que haya gente que sea capaz de gestionar como supongo que ellos me exigen a mí.

¿Interfiere en el Gobierno que NC y CC estén juntos en Madrid?

No. NC firmó un acuerdo con el PSOE y su voto fue favorable a la investidura de Pedro Sánchez. Por lo tanto NC ha firmado un documento y votó a favor y forma parte de las organizaciones políticas que han facilitado la investidura.

¿Por qué cuando los datos de empleo son buenos sale y cuando son malos como en enero se calla?

No, no es verdad. No salí en este mes y salí cuando eran malos. Nunca tiro las campanas al vuelo, ni soy triunfalista ni pesimista cuando son malos.

¿Qué tiene que ver el Gobierno de Canarias en esos datos positivos?

Por ejemplo, que Canarias haya tomado decisiones en el sector sanitario y educativo, que haya más profesores y más profesionales de la sanidad también ayuda a la creación de empleo y son decisiones que ha tomado este Gobierno con un coste económico alto e importante. El empleo es básico y se establece a través de la iniciativa privada.

Y también de la inversión pública.

Pues yo creo que ahí este Gobierno lo está haciendo muy bien y basta ver en los últimos seis meses cómo hemos activado obra pública en distintas islas, y el ejemplo está en las obras del convenio de carreteras de Gran Canaria y Tenerife, son una realidad, están caminando las obras de la carretera de La Aldea o el cierre del anillo insular de Tenerife.

Le veo muy poco autocrítico.

Bueno hay cosas que seguramente no estaremos haciendo bien pero no soy yo quien lo debe decir (risas).

Compartir el artículo

stats