La Agrupación Socialista Gomera (ASG) Agrupación Socialista Gomera (ASG)ha pedido este viernes que en el pacto propuesto por el Gobierno de Canarias para reconstrucción económica de las Islas tras la pandemia de coronavirus, se dé prioridad al fortalecimiento de los servicios esenciales y a la mejora de la eficiencia administrativa.

También se reclama establecer prioridades en las inversiones públicas, ha dicho el portavoz parlamentario de Agrupación Socialista Gomera, Casimiro Curbelo, tras reunirse con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Casimiro Curbelo ha defendido que hay que atender a las personas más necesitadas sin descuidar de la diversificación económica del tejido productivo de Canarias, que depende del turismo y que habrá que potenciar, pero sin olvidarse del medio ambiente.

El portavoz de Agrupación Socialista Gomera ha declarado al término del encuentro que hay que dar el máximo contenido posible al pacto y ha insistido en que debe hacerse pensando fundamentalmente en las personas.

Lo primero, en palabras de Casimiro Curbelo, debe ser fortalecer los servicios esenciales, pero a sanidad, educación y derechos sociales se debe unir vivienda, de manera que se haga un esfuerzo especial en esta materia.

Sin olvidar que es preciso dimensionar el sistema sanitario, pero no sólo en cuanto a camas hospitalarias y UCI sino también en infraestructura sociosanitaria, ha agregado el portavoz parlamentario de Agrupación Socialista Gomera.

Casimiro Curbelo considera necesario tener en cuenta que después de junio los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor dejarán de existir, por lo que ha abogado por un plan vinculado al turismo, si bien ha señalado que desde Canarias se harán todos los esfuerzos para que los ERTE se mantengan en el sector turístico hasta final de año.

También se ha referido a la necesidad de mejorar la administración pública, de manera que sea eficiente, y para ello será necesario hacer cambios en burocracia y normativa.

Como ejemplo, ha señalado que había miles de millones de euros pendientes de proyectos que dependían de declaraciones ambientales que tardan demasiado en producirse debido a la lentitud administrativa.