Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avance de la desescalada en Canarias

Tres islas del Archipiélago vuelven a ser pioneras en la desescalada del Covid-19

La Gomera, El Hierro y La Graciosa entran a partir del lunes en la fase 2 y reflejan el buen trabajo contra la pandemia - Los cabildos piden cautela a la población

Plan de desescalada en Canarias | Balance en La Graciosa, El Hierro y La Gomera

Plan de desescalada en Canarias | Balance en La Graciosa, El Hierro y La Gomera

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Plan de desescalada en Canarias | Balance en La Graciosa, El Hierro y La Gomera Jesús Montesdeoca

Las islas de La Gomera, El Hierro y La Graciosa avanzarán el próximo lunes a la fase 2 de la desescalada de la pandemia de Covid-19 y su población tendrá menos restricciones de movimientos y de reunión, aunque el cambio de etapa se apreciará poco en la calle al no existir centros comerciales ni grandes espacios de ocio como cines, teatros o auditorios.

La fase 2 también permite abrir las zonas interiores de los restaurantes, pero con limitaciones de aforo, y otras actividades que se concretarán hoy sábado en una orden ministerial, aunque el titular de Sanidad, Salvador Illa, ya adelantó que las reuniones sociales se incrementan a un máximo de 15 personas y se amplían los aforos en bodas y velatorios.

Tal como se preveía, y en medio de la tormenta política por la decisión de mantener a la Comunidad de Madrid en la fase Cero, el Ministerio de Sanidad confirmó ayer el avance de las tres islas menos pobladas del Archipiélago canario, que junto a Formentera ya fueron pioneras en el inicio del desconfinamiento al no registrar nuevos contagios de coronavirus desde hace un mes.

En la comparecencia tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, el ministro Illa, y el director del comité de expertos, Fernando Simón, alabaron el trabajo realizado por los responsables autonómicos para conseguir que estos tres territorios permanezcan libres de contagios. "Cada paso es un paso seguro, será así en las tres fases y en la nueva normalidad", advirtió Illa.

Pese a que se esperaba, la decisión fue recibida con alegría en las tres islas, No obstante, sus representantes reclamaron a la población que tenga cautela y responsabilidad para evitar que un paso en falso eche por tierra todo el esfuerzo que se ha realizado hasta ahora.

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, realizó una valoración "muy positiva" del paso de fase y consideró que "es el reconocimiento a un trabajo de muchísima gente", pero recalcó que los gomeros "tienen que seguir siendo tan responsables o más, porque a medida que se van ganando las fases se tiene una capacidad total de movilidad, sin restricciones, y eso implica mayor compromiso y rigor por parte de los ciudadanos para cumplir las normas de higiene y los protocolos de seguridad".

"Yo ya intuía -apuntó Curbelo- que la decisión iba a ser favorable desde el momento en que se propuso, entre otras razones porque cumplimos con todos los parámetros que exige la Consejería de Sanidad y el Ministerio, pero seguimos manteniendo la cautela y los controles en los desplazamientos por vía marítima, tanto desde la salida desde el puerto de Los Cristianos de Tenerife como en la llegada a San Sebastián de La Gomera".

El presidente del Cabildo también aplaudió el anuncio del consejero regional de Sanidad, Julio Pérez, de la compra de máquinas-robot de la empresa Grifols que permitirán realizar test de Covid-19 en la cinco islas no capitalinas , lo que permite un mayor margen de respuesta en la prevención de contagios porque las pruebas no se tendrán que enviar a Gran Canaria o a Tenerife para conocer el resultado.

"En La Graciosa no se va a notar mucho el cambio de fase porque seguimos dependiendo de que se permita la llegada de visitantes desde el puerto de Órzola, ya sean turistas o la gente de otras islas que tienen aquí una segunda residencia", auguró Juana Toledo, propietaria de uno de los restaurantes de la localidad de Caleta de Sebo.

Todos los establecimientos de hostelería y turismo permanecerán cerrados mientras no se empiecen a recuperan las conexiones marítimas con el norte de Lanzarote, salvo una cafetería con terraza a la que acuden los residentes en la isla y un complejo de apartamentos a aloja a los turistas que pudieron salir antes de la declaración del estado de alarma.

A la espera de los visitantes extranjeros, que probablemente no empezarán a llegar hasta el próximo otoño, los negocios turísticos confían en amortiguar las pérdidas de este verano con la llegada de los vecinos de Lanzarote o de Gran Canaria que tienen una segunda residencia en La Graciosa y con un aumento de turistas isleños o peninsulares.

La principal ventaja de la fase 2 para La Graciosa, también añadida ayer a los territorios que están en fase 1, es que se permitirá la pesca deportiva, con caña o en pequeñas embarcaciones de ocio, practicada por la mayoría de los jóvenes de la isla, comentó Alicia Páez, concejala delegada del Ayuntamiento de Teguise.

Por parte del Gobierno de Canarias, el viceconsejero de la Presidencia, Antonio Olivera, expresó su satisfacción por el avance de las tres islas y sostuvo que toda Canarias ha mostrado buenos resultados durante el proceso de desescalada. En las últimas dos semanas, se han registrado buenos indicadores en la evolución de la propia enfermedad y también de la incorporación de sectores económicos.

Aunque las actividades permitidas en la fase 2 quedan pendientes de la orden ministerial que se publicará hoy en el BOE, en el documento que acompañó a la aprobación de las etapas de las desescalada ya se prefijaron la mayoría de ellas. Así, se permiten los viajes a segundas residencias siempre que estén en la misma provincia, aunque esto es algo que ya se autorizó desde el pasado lunes a los territorios de la fase 1; la celebración de bodas para un número limitado de asistentes; y velatorios para un número menos limitado de familiares, con protocolos de distancia física y seguridad.

En el apartado de los servicios sociales se permiten las visitas de un familiar a personas con discapacidad en residencias y viviendas tuteladas, salvo en el caso de las residencias de mayores.

El área de educación y universidades puede sufrir modificaciones tras la negativa a varias comunidades autónomas a reiniciar las clases. La previsión inicial del Gobierno era "la apertura de infantil hasta 6 años para familias que acrediten que los progenitores tienen que realizar un trabajo presencial sin posibilidad de flexibilización, siempre con limitación de aforo".

Con carácter voluntario para los alumnos, comenzarán los cursos terminales (4º de ESO, 2º de Bachillerato, 2º de FP de grado Medio y Superior y último año de Enseñanzas de régimen especial) con división de los grupos de más de 15 estudiantes al 50% para asistencia alterna o en semigrupos paralelos. Se permite la apertura de los centros de Educación Especial, y la asistencia de los alumnos tendrá carácter voluntario. Los centros educativos prepararán programas de refuerzo educativo a desarrollar en el centro para los alumnos no mencionados anteriormente.

El avance en el ámbito del Comercio se permite la apertura al público de los centros o parques comerciales, aunque prohibiendo la permanencia en las zonas comunes o áreas recreativas y con un aforo limitado al 40%. En cualquier caso, añade el documento, "se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros distancia entre clientes".

Compartir el artículo

stats