Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS Equilibrio político para lograr una mayoría de respaldo al Gobierno

Sánchez pondrá en marcha una comisión bilateral: "Canarias no se quedará atrás"

NC opta por la abstención y no apoya la ampliación del estado de alarma por la falta de concreción en las promesas del presidente para reactivar la economía de las Islas

El diputado de NC, Pedro Quevedo, ayer en la tribunal del Congreso.

El diputado de NC, Pedro Quevedo, ayer en la tribunal del Congreso. POOL/ CONGRESO

El presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, trató ayer de tranquilizar a la sociedad canaria, a sus agentes económicos y sociales, y a sus instituciones lanzado un mensaje sobre el alto grado de compromiso que, asegura, tiene su Ejecutivo para adoptar las medidas necesarias para paliar la crisis económica que se cierne sobre las Islas como consecuencia del cero turístico en los próximo meses. Sánchez, en el marco del debate sobre la quinta prórroga del estado de alarma para gestionar la desescalada en curso, aseguró ser consciente de la "dramática" situación que vive el Archipiélago, y que el Gobierno ha aprobado o aprobará una serie de iniciativas con las que paliarla. Garantizó, en suma, que "Canarias no se va a quedar atrás" en la reconstrucción social y económica que se pretende.

Las palabras del líder socialista buscaban dar respuesta a las inquietudes que plantearon ayer en el Congreso la diputada de CC, Ana Oramas, y el diputado de NC, Pedro Quevedo, cuyas posiciones llegaban ayer al hemiciclo distanciadas entre sí respecto al apoyo solicitado por el Gobierno para alargar 15 días el estado de alarma. Oramas confirmó el 'sí' avanzado el día anterior por su formación tras las garantías reforzadas ofrecidas por la ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, sobre la extensión de los ERTE turísticos en las Islas hasta que el sector no se normalice, mientras que Quevedo advirtió desde la tribuna que su voto estaría condicionado a la respuesta que le diera el propio Sánchez en el debate de ayer. Esa abstención acabaría finalmente concretándose.

El jefe del Ejecutivo trató de sintetizar toda la serie de medidas ya aprobadas o en trámite de aprobación para afrontar la situación singular de Canarias, y puso mucho énfasis en recalcar que hay un plan en marcha de ayudas al sector turístico y para relanzarlo en los próximos meses. "Nosotros, que somos un partido de Gobierno y somos la primera fuerza política en Canarias, nos sentimos absolutamente empáticos con la situación dramática que están viviendo las Islas como consecuencia de la crisis del turismo", afirmó Sánchez.

En atención a las singularidades canarias, avaló la constitución una comisión bilateral con el Gobierno regional para discutir todas las medidas que éste está reclamando , y en concreto se refirió a la posibilidad de que Canarias pueda endeudarse para hacer frente a la caída de ingresos por el parón de la actividad económica. Aunque él se refirió a una "comisión bilateral de endeudamiento", el planteamiento del Gobierno regional es que sea para abordar el conjunto de cuestiones solicitadas desde las Islas, como el uso del superávit, las condiciones de la extensión de los ERTE turísticos, o un plan especial de recuperación turística.

"Compartimos la preocupación por el sector turístico y por eso aprobamos la prolongación de los ERTE turísticos, y también una línea de crédito ICO específica para el sector", recalcó Sánchez, quien también se refirió al compromiso del Ejecutivo para "impulsar un plan de relanzamiento del turismo en todo el país y particularmente en aquellas islas más dañadas como son las Canarias".

Giro de NC

Posteriormente al debate, en la sesión de control parlamentario, Sánchez insistió en algunos de estos argumentos en respuesta a una pregunta de Oramas sobre los planes del Ejecutivo para afrontar la situación en el Archipiélago. Aseguró que con el avance de Canarias a las nuevas fases de la desescalada se podría "reactivar la economía, el empleo y la ocupación en el sector turístico", y que se está "trabajando en el ámbito europeo para ver de qué manera, cuanto antes, podemos responder a la demanda para que el turismo internacional y europeo pueda volver a llenar nuestras playas y nuestras costas".

"El confinamiento ha sido fundamental para que en las Islas se haya podido controlar antes la pandemia, y en el ámbito de la respuesta económica y social, este Gobierno está comprometido con una máxima que ha regido desde el principio, y es que nadie se va a quedar atrás, y eso vale para los ciudadanos, pero también para los territorios", remachó el presidente.

Ninguna de las respuestas de Sánchez satisfizo plenamente a Pedro Quevedo, que mantuvo su abstención hasta el final y con ello dio un giro importante a las relaciones de NC con el Ejecutivo central, siendo ésta la primera ocasión en la que no apoya el estado de alarma. Un elemento político de peso teniendo en cuenta que NC es socio de gobierno del PSOE en Canarias, y que la otra formación nacionalista canaria, CC, sí apoyó al Ejecutivo pese a ser oposición en las Islas, y no estar en el bloque que apoyó la investidura de Sánchez, en la que sí está Quevedo. El diputado por Las Palmas recordó al líder socialista el apoyo previo de NC a todos los decretos y solicitudes de prórroga, pero que en esa ocasión acudía "en una posición de abstención, a expensas de lo que usted nos diga en su réplica", sin duda confiando en que Sánchez se esmeraría en ella. Su voto fue telemático, lo que le obligó a votar dos horas antes de la hora prevista para el voto presencialmente en el hemiciclo y antes de que el debate se hubiera cerrado en la propia NC sobre si apoyar la prorroga o no.

Quevedo señaló posteriormente en un comunicado que "he defendido lo que defiende el conjunto de la sociedad canaria y el presidente Sánchez no ha aportado concreción ni novedades en su respuesta". Asegura que lo que ha reclamado a Sánchez "son medidas en las que coincidimos las cuatro fuerzas políticas que sustentan el pacto de Gobierno. Si NC ha decidido abstenerse es porque Sánchez no respondió a esa posición conjunta con compromisos concretos y firmes", afirmó. En todo caso, Quevedo puntualiza que "esto no se acaba aquí y el tono del presidente me lleva a pensar que hay camino por recorrer en el marco de la comisión bilateral creada la semana pasada".

Desde la tribuna del Congreso, Quevedo había resaltado que "hay dos pandemias en Canarias, la sanitaria y una socioeconómica que puede provocar una fractura sin precedentes en la sociedad económica", y mostró un dado revelador: 420.279 canarios necesitan en este momento de algún tipo de ayuda, el 37,3% de la población activa de las Islas, "un dato absolutamente incompatible con una sociedad medianamente desarrollada", afirmó.

Defendió por tanto una "respuesta diferenciada para Canarias no por capricho, sino porque nuestra evidentes singularidades y porque vamos a perder lo que no pierden otros, que son esos 1.547 millones de euros entre todas las administraciones canarias por la caída de la recaudación propia que es producto precisamente de nuestra singularidad fiscal".

Oramas denuncia intolerancia

Oramas, por su lado, puso en valor el compromiso del Estado con la extensión de los ERTE turísticos canarios "que tanta falta hacen para salvar cientos de miles de puestos de trabajo" en las Islas, y justificó en ello su apoyo a la prórroga, así como al hecho de que ésta se haya reducido a quince días. Oramas centró su intervención en hacer una llamamiento a las fuerzas políticas para "evitar el contagio de la intolerancia" que a su juicio prima hoy en la política española y que está prendiendo en las calles.

"Hay grandes líderes políticos aquí en el Congreso que están jaleando irresponsablemente ese espectáculo, pensando en las consecuencias electorales de la crisis que va a haber", denunció la diputada de CC, quien recalcó que "no pueden utilizar la frustración de la gente, la rabia de los parados, el enfado de la sociedad porque las cosas van mal".

"Deberíamos decretar el estado de alarma por otro virus que sí puede acabar con España, el virus del enfrentamiento, el de la intolerancia, Aún es fácil evitar el contagio, basta sólo que los decidamos aquí dentro todos nosotros", reclamó la nacionalista. Nadie en el hemiciclo recogió su guante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats