Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Arona destituye al edil de Urbanismo por presuntas irregularidades

José Julián Mena argumenta como causa "un conjunto de actuaciones adoptadas que superan los límites de la confianza depositada en la gestión de cualquier edil"

Luis García García, exconcejal de Urbanismo de Arona.

Luis García García, exconcejal de Urbanismo de Arona. LP/DLP

El alcalde de Arona, José Julián Mena, destituyó ayer de su cargo de concejal de Urbanismo y Patrimonio Histórico a Luis García García por pérdida de confianza y haberse excedido en sus funciones, según se desprende de los argumentos con los que el regidor aronero justifica públicamente esta decisión.

En un comunicado hecho público a primera hora de la tarde de ayer, Mena expone que la "revocación de las competencias" se produce "una vez que se han conocido un conjunto de actuaciones adoptadas que superan los límites de la confianza depositada en la gestión de cualquier edil". Se ampara en que tales actuaciones "son incompatibles con los principios defendidos por este alcalde y su gobierno desde el mandato anterior, orientados a convertir a Arona en un referente de progreso, avances y sin una sombra de duda en la gestión del interés general de los vecinos".

Aunque el concejal destituido mantiene silencio, se sabe que Luis García ha comunicado a algunos de sus compañeros de gobierno que mantendrá el acta y pasará a integrar la oposición. Aún así, el PSOE continuará gobernando Arona con mayoría absoluta ya que cuenta con 13 de los 14 concejales que obtuvo en las elecciones celebradas el año pasado. La cifra que le permite gobernar sin necesidad de apoyos.

La destitución de García es el penúltimo episodio de una situación de crisis en el gobierno municipal, cuya puesta en escena aplazó la pandemia generada por el Covid-19 y que tiene su epicentro en el área de Urbanismo y en la situación de la construcción de un centro comercial en la punta de El Camisón -obra precintada en la actualidad- y en el futuro de la bolsa de suelo que forma Los Llanos de Chayofa, donde se contempla el desarrollo de un proyecto urbanístico turístico.

La defenestración de Luis García por quien lo aupó en el poder municipal, incorporándolo a la candidatura socialista que en 2015 relevó a CC en la Alcaldía de Arona, coincide con la difusión de actuaciones de la Fiscalía a instancia de una denuncia auspiciada, al parecer, por el propio Luis García. De hecho, se apunta que en las próximas semanas comenzarán las comparecencias en el Juzgado de Instrucción.

La pérdida de confianza en el concejal la conocía éste con mucha anterioridad toda vez que el alcalde le había solicitado su cese en una ocasión, al menos (hay quien asegura que lo repitió hace varios días), haciendo caso omiso. De que la situación en el área de Urbanismo no parecía la ideal queda constancia con el hecho de que el funcionario responsable del Servicio de Licencias y Disciplina Urbanística, Damián Hernández (llegó a formar parte de la candidatura de Coalición Canaria a la Alcaldía de Vilaflor en 2007), planteara formalmente su cambio de departamento hace escasos días.

Moción de censura

Todo apunta a que José Julián Mena tiene que afrontar la tarea de recomponer su gobierno municipal, a pesar de la mayoría absoluta que aún hoy lo sostiene. El edil destituido cuenta con el respaldo de varios de los compañeros con los que ha compartido gobierno durante los últimos cinco años, si bien ninguno se ha atrevido a exponerlo públicamente.

Esta fragmentación del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Arona hace posible una moción de censura, esa con la que Mena ha tenido que lidiar desde el instante que ocupó la Alcaldía merced a un pacto con Ciudadanos por Arona (CxA), en 2015. En ese mandato fueron recurrentes las alusiones a tal censura, como lo han sido en este primer año de mayoría absoluta.

Regeneración

El alcalde insistía ayer en que "en 2015 iniciamos un camino de regeneración y de progreso que ha dado frutos en múltiples frentes y no podemos permitir que, una vez que hemos logrado cambiar muchas de las cosas que nos encontramos al llegar, el rumbo del gobierno se tuerza por la adopción de medidas que en nada tienen que ver con el espíritu que nos ha traído al lugar en el que Arona se encuentra en la actualidad".

En este momento, el Consistorio está inmerso en los pasos previos a la elaboración del nuevo Plan General de Ordenación (PGO), del que existe un estudio previo, al tiempo que afronta el desbloqueo de licencias municipales de gran importancia por cuanto afectan a los nuevos hoteles y a El Mojón, la zona de expansión urbanística más importante de la Isla.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats