El rey ha lanzado este martes en Canarias un mensaje de ánimo y de recuperación del sector turístico una vez finalizado el estado de alarma por la pandemia de coronavirus.

Felipe VI, quien visita en esta jornada Canarias junto a la reina en la primera etapa de su gira por todas las comunidades autónomas, ha explicitado ese mensaje de ánimo en una reunión con los representantes del sector turístico del archipiélago para conocer su situación y sus expectativas.

Ha subrayado el jefe del Estado la trascendencia del turismo para Canarias y para toda España y ha explicado que el hecho de que hayan comenzado por las islas su gira por todas las comunidades autónomas una vez terminado el estado de alarma, ha pretendido simbolizar la recuperación de este sector.

"Ya estamos al menos recuperando el ánimo y enfrentándonos a una cuesta arriba muy empinada para empezar a ver una recuperación de verdad en la economía, en las necesidades sociales y en las expectativas de futuro", ha añadido.

Tras repasar la agenda de su visita a Canarias ha subrayado que se trata de evidenciar que comienza una nueva etapa en la que el turismo tiene que ir aumentando progresivamente, "tanto el peninsular, como el europeo y el que haga falta".

"Tenemos que levantar el ánimo y, entre todos y con las medidas que sean necesarias y con la solidaridad europea, empezar a levantar de nuevo el país", ha añadido.

El rey ha agradecido la presencia en la reunión de los empresarios del sector de turismo y, al término de su intervención, junto a doña Letizia, ha estado hablando con gran parte de ellos.

Además, el monarca ha trasladado su pésame y el de la reina a los familiares de los fallecidos por la COVID-19

Los reyes han estado acompañados, entre otras autoridades, por el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias.

Torres ha agradecido a su vez la presencia de don Felipe y doña Letizia y el hecho de que hayan empezado su gira autonómica por su comunidad.

Ha reconocido que el archipiélago se encuentra en una situación compleja debido a la drástica reducción del turismo pero se ha mostrado convencido de que se podrá superar esta situación.

"El futuro será mucho mejor que el inminente pasado", ha recalcado el presidente canario.